Barbara Bush.

Barbara Bush. Gtres

Famosos SE ENCUENTRA EN FASE TERMINAL

Barbara, la matriarca de los Bush, muy enferma, se niega a más tratamientos

La esposa de George H. W. Bush no volverá al hospital para tratarse la enfermedad pulmonar que padece. Pero, ¿quién se esconde detrás de esta histórica e icónica mujer? 

Barbara Bush (92 años), esposa y mujer de los expresidentes George H. W. Bush (93) y George W. Bush (71) respectivamente, ha decidido que no volverá al hospital para seguir tratándose de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica que sufre desde hace años. En un comunicado oficial a través del portavoz de la familia, Jim McGrath (66), se informa de que "tras una serie de hospitalizaciones recientes, y tras haber consultado con sus familiares y médicos, la señora Bush, de 92 años, ha decidido no someterse a tratamientos médicos adicionales y, en vez de eso, se centrará en tratamientos paliativos".

George H. W. y Barbara Bush en una convención en Philadelphia

George H. W. y Barbara Bush en una convención en Philadelphia Gtres

El informe rubricado en la tierra originaria de los Bush (Houston, Texas) añade que Barbara Bush "está rodeada de una familia que adora y aprecia la multitud de mensajes considerados, y especialmente las oraciones que está recibiendo". Puede que la palabra más preocupante del statement lanzado desde el seno de la casa Bush sea la que hace referencia al 'declive' de su estado de salud: "No sorprende a nadie que la conozca, que se haya mostrado como una roca ante el declive de su salud, sin preocuparse por ella misma (gracias a su fe) sino por los demás". 

Barbara Bush-Pierce, neoyorquina afincada en Texas

George H. W. Bush y su esposa, Barbara, en su proclamación como presidente

George H. W. Bush y su esposa, Barbara, en su proclamación como presidente Gtres

Pese a haber desarrollado su vida en el estado sureño de Texas, Barbara Pierce (ese era su apellido de soltera) nació en Nueva York el 8 de junio de 1925 en el seno de una familia conservadora y acomodada. A la edad de 16 años conoció a George Herbert Walker Bush, con quien se casó tres años después y con quien ha cumplido recientemente 73 años de matrimonio. En sus funciones como primera dama, Barbara se hizo tremendamente popular por su incansable labor basada en la alfabetización tanto de niños como de adultos americanos, causa con la que se sentía especialmente comprometida por la dislexia que padecía su hijo Neil (53).

Para dar visibilidad a los citados proyectos creó su propia fundación, The Barbara Bush Foundation for Family Literacy. Desde esta entidad apoyó tremendamente a otras organizaciones americanas para que divulgasen la lectura y escritura como hábito entre jóvenes y adultos. Dentro de una muy americana línea de hacer las cosas, Barbara Bush escribió un libro que sería el apoyo y el sustento a la causa económica de su fundación. Bajo el título de Millie's Book: As dictated to Barbara Bush ('El libro de Millie: según lo dictó a Barbara Bush') la entonces primera dama de América reveló detalles diarios acaecidos en la Casa Blanca a través de su perro, Millie. El montante total de beneficios del libro superó el millón de dólares. 

Barbara Bush, primera dama y madre de presidente

George W. Bush, George H. W. Bush y Barbara Bush

George W. Bush, George H. W. Bush y Barbara Bush Gtres

Detrás de todo gran hombre siempre hay una gran mujer. Si aludimos a la palabra 'Bush', rápidamente vienen a nuestra cabeza dos de los presidentes más representativos y contemporáneos de Estados Unidos. Efectivamente, Barbara Bush adquiere el apellido de su marido, George H. W. Bush (93) tras contraer matrimonio con él el 6 de enero de 1945. Fruto de la unión con el que fuera mandatario de la primera potencia mundial (desde 1989 a 1993) nacieron seis hijos: Jeb (65), Neil (63), Marvin (61), Dorothy (58) Robin y el más conocido de todos George W. Bush (71), presidente del Gobierno americano desde 2001 a 2009.

La salud de Mrs. Bush según informan sus propios familiares pende de un hilo, teniendo en cuenta además que el año pasado fue hospitalizada por a causa de una grave bronquitis. En 2009, fue operada de corazón y meses antes fue intervenida en el Hospital Metodista de Houston por una úlcera de estómago. De ahora en adelante y con la firme decisión de no volver a su centro clínico habitual, Barbara se limitará a recibir cuidados en casa para suavizar, en cierta medida, la fase terminal de su enfermedad.