El peor enemigo de Donald Trump vuelve más fuerte que nunca

El peor enemigo de Donald Trump vuelve más fuerte que nunca Gtres

Famosos TRUMP Vs EL VIENTO

El peor enemigo de Donald Trump vuelve más fuerte que nunca

La cabellera del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, vuelve a ser noticia por su terrible relación con el viento, elemento ya habitual en sus embarques hacia el 'Air Force One'.

Cuando todos pensábamos que el enemigo público número uno de Donald Trump (71 años) era Kim Jong-un (70), resulta que estábamos profundamente equivocados. Puede que el presidente de Estados Unidos presuma de tener el 'botón' que podría acabar con todo, pero lo que aún no ha logrado controlar es algo tan sencillo como su cabello. 

Trump 0 - Viento 1

La última vez que este elemento ha jugado una mala pasada al presidente de la primera potencia mundial fue el pasado viernes 6 de abril. El marido de Melania (47) se topó de frente con su peor pesadilla cuando embarcaba en el Air Force One, en la base militar de Andrews, Maryland (Virginia) con destino la Casa Blanca. Y no es esta, ni mucho menos, la primera vez que Trump tiene que 'capear el temporal' por el hecho de que el viento deje al descubierto una realidad que intenta solapar a golpe de laca, producto al que el propio presidente ha confesado recurrir con asiduidad. 

Donald Trump de camino a su avión

Donald Trump de camino a su avión Gtres

Trump 0 - Viento 2

El pelo de Donald Trump es un pozo lleno de secreto. El escritor Michael Wolff, en Fire and fury ('Fuego y furia'), libro en el que revela detalles más oscuros de la Casa Blanca, confesó que una de las actividades favoritas de Ivanka, su hija, es mofarse, ante sus familiares del cabello de su padre. La aspirante a presidenta describe de forma detallada y entre risas, siempre según Wolffcómo luce el cabello de su progenitor. Hace una recreación de esa famosa permanente de la que hoy presume tras una operación para reducir una evidente alopecia. En una entrevista en exclusiva de EL ESPAÑOL con Michael Wolff, el escritor confesó que sobre su libro, Fire and fury ('Fuego y furia') lo que más fastidió a Trump fue precisamente lo del pelo: "Tengo entendido que lo que más le ha dolido ha sido la burla de su hija respecto a su pelo".

Donald Trump, en guerra contra su propio pelo

Donald Trump, en guerra contra su propio pelo Gtres

Lo intenta, se esfuerza, pero resulta indómito. De frente, de perfil, y en este caso de espaldas. El pasado mes de febrero tuvo lugar la prueba definitiva de que lo de Trump con su melena o más bien, de su melena con el viento, es algo irreconciliable. En su camino hacia el mítico avión del presidente, una cámara captó el momento en que el viento desvela una pronunciada calvicie que abarca desde su cuello hasta la coronilla. En un principio estas imágenes pasaron absolutamente desapercibidas hasta que de nuevo, Twitter, con la reportera Ashley Feinberg al frente, descubrió que aquella melena dorada de la que el republicano presume, es en realidad su atributo más débil.

El viento juega una mala pasada a Trump JALEOS

[Más información: Trump asegura que desconocía el pago a la actriz porno Stormy Daniels por su silencio]