Olvido Hormigos.

Olvido Hormigos.

Famosos ENTREVISTA

Olvido Hormigos: "Mi madre está derrumbada. Llevaba 70 años con mi padre"

JALEOS habla con la ex concejala de Los Yébenes una semana después de la muerte de su padre, que sufrió un infarto repentino.

El pasado 6 de febrero Olvido Hormigos (47 años) vivió uno de los días más duros de su vida. Sin previo aviso, un infarto se llevó a su adorado padre, Hipólito, algo que le ha hecho reflexionar sobre lo importante que era en su vida y el gran hueco que ha dejado en su día a día.

Ya ha pasado una semana de duelo, de despedirse de su padre junto a sus familiares y amigos y de hacerse a la idea de que, pese a que seguirá muy presente en sus corazones, no volverá. JALEOS se ha puesto en contacto con Olvido para saber cómo se encuentra su núcleo familiar, cómo era su vida con sus padres y qué legado se lleva de su progenitor.

¿Cómo ha vivido estos días en los que se ha cumplido una semana del fallecimiento de su padre?

El martes fue duro porque se cumplía justo una semana. Para mí aún está presente, en la familia lo está y más para mi madre. Pero hay momentos en los que le echas de menos. El martes, concretamente, recordando que hace 7 días que se fue resultó bastante duro. Luego te convences, que es ley de vida, que va a cumplir 89 años, que ha tenido una muerte muy buena, y así te vas haciendo, autoconvenciendo de que tiene que ser así y que se ha ido y ya está.

Olvido Hormigos junto a su tía, en el entierro de su padre.

Olvido Hormigos junto a su tía, en el entierro de su padre.

Me imagino que su madre y usted se están apoyando mutuamente en este duro momento...

Sí, mi madre llevaba 60 años casada con mi padre, más los años que estuvieron de novios, o sea que, toda una vida.Y últimamente, desde que se jubiló mi padre no se han separado nada. Antes cuando trabajaba, también pero el tiempo que estaba en su trabajo obviamente estaban separados, pero desde que a los 65 se jubiló, ya nada de nada les separaba. Entonces ahora mismo para mi madre todo son constantes recuerdos y está derrumbada totalmente. Y como mi hermana y yo vivimos aquí en el pueblo con ella, pues no la dejamos sola, porque, tras toda una vida junto, no sabe ahora mismo estar sin él.

Se le está haciendo muy difícil...

Sí, además por lo inesperado que ha sido, que todo el mundo me dice que cualquiera firmaría por ese tipo de muerte, sin enterarse, porque él no ha sufrido nada. Pero claro al ser tan inesperado, cuesta más aceptarlo en tu día a día.

¿Conoce la historia de cómo se conocieron sus padres?

Como son del mismo pueblo, pues eran vecinos. Seguro que la historia la han contado muchas veces, pero es básicamente el amor de toda una vida. Mi padre iba a cumplir 89 años y mi madre tiene 86, llevaban 60 casados, y 10 de novios, según creo recordar que dijo mi madre, así que eran casi unos niños cuando se conocieron entre estas calles del pueblo. Toda una vida, de verdad.

Al ver a sus padres tan unidos y como un matrimonio con tanto amor seguro que les tomó como referente.

Pues quizá sí he aprendido de eso, de que lo he visto en mis padres. Yo lo he dicho muchas veces, no quiero romper mi familia para nada, me puedo haber equivocado mil veces, pero intento que mi familia siga unida por todos los medios. Para mí lo primero son mis hijos y mi familia. La verdad es que somos, todos, pero yo en particular, muy familiar, siempre estoy ahí para cuando hace falta para todos. Quizá porque lo hayamos aprendido de mis padres.

¿En qué diría que se parece a su padre?

Pues tanto mi hijo mayor como yo somos muy sociables, bastante abiertos, nos relacionamos muy bien con todo el mundo y yo estoy dispuesta siempre si me piden un favor. Y mi padre era así, le quería todo el mundo, en el entierro había muchísima gente.

Se nota la admiración hacia sus padres.

Sí, es que es toda una vida juntos la que han vivido y en la que nos han enseñado tanto. Y he sido bastante feliz y yo es verdad, que por una cosa o por otra, como pasa entre otros hijos y padres, les he dado algunos problemas, también lo he dicho. Y soy madre y mis hijos se pueden equivocar pero yo siempre voy a estar ahí y Jesús también va a estar ahí. Esa unión esa no se ha perdido nunca, se han podido disgustar más o menos, pero si tenían que sacar las uñas por mí, las sacaban.

Y usted ha mantenido ese legado de mantener la familia unida, ¿verdad?

Sí, intento por todos los medios que mi familia no se rompa, de hecho seguimos muy unidos y espero que sea así por mucho tiempo.

Olvido con Jesús Atahonero y su hija pequeña, Valeria.

Olvido con Jesús Atahonero y su hija pequeña, Valeria.

[Más información: Olvido Hormigos, destrozada en el entierro de su padre]