Lucía Etxevarría.

Lucía Etxevarría. Redes sociales

Famosos CASO DE ABUSOS SEXUALES

La confesión más dura de Lucía Etxebarría: "Me violó un hombre a punta de navaja"

La escritora asegura que nadie la creyó en su momento y que el hombre no fue juzgado a pesar de que le denunció.

Lucía Etxebarria (50 años) ha confesado que sufrió abusos sexuales. Ella misma ha sido la encargada de desvelar este episodio traumático de su vida en su cuenta de Instagram donde ha relatado cómo ocurrieron los terrible hechos: "A mí me violó un hombre a punta de navaja. Lo denuncié. Lo localizaron. Nunca le juzgaron porque era su palabra contra la mía. Yo no me resistí. No tenía marcas. Y se dio por hecho que había sido una relación sexual consentida".

Sus palabras llegan a colación de la aparición del cuerpo de Diana Quer. La escritora ha intervenido en el programa Espejo público para hablar sobre el tema y ha criticado el hecho de que se expusiera toda la vida de la joven en los medios de comunicación y se desviara la atención de lo más importante que era el último mensaje que envió desde su móvil asegurando que alguien le estaba siguiendo: "Su vida privada de expuso hasta la saciedad. Y se desvió la atención de lo más importante: su último mensaje. "Estoy acojonada. Hay un tío que me sigue" Ese fue el hombre que la mató. Pero nadie prestó mayor atención a ese mensaje. El asesino de Diana había violado antes a dos mujeres. Nadie las creyó. Como no se me creyó a mí. Porque no se resistieron. Diana sí se resistió. Y él la mató. Y tiró su cuerpo a un pozo".

Con esta declaración la escritora ha querido hacer un llamamiento para que el sistema no desatienda a las víctimas de acoso sexual y reflexione sobre este asunto. 

Por alguna extraña razón que se me escapa las fotos que tienen más éxito en mi perfil son las selfies. Yo las cuelgo con el propósito de llamar la atención sobre el texto. Hoy he intervenido en el programa Espejo Público y gracias a la suerte no me ha tocado hablar sobre Diana Quer. Pero gran parte del programa ha versado sobre el tema. He tirado de internet y he leído todo lo que se publicó en si día sobre ella. Sus novios, su anorexia, sus problemas con sus padres, su carrera de modelo, sus malas notas. Su vida privada de expuso hasta la saciedad. Y se desvió la atención de lo más importante: su último mensaje. "Estoy acojonada. Hay un tío que me sigue" Ese fue el hombre que la mató. Pero nadie prestó mayor atención a ese mensaje. A mí me violó un hombre a punta de navaja. Lo denuncié. Lo localizaron. Nunca le juzgaron porque era su palabra contra la mía. Yo no me resistí. No tenía marcas. Y se dio por hecho que había sido una relación sexual consentida. De la misma manera que ahora se cuestiona el testimonio de las víctimas de #LaManada y de los futbolistas de #Aranda. El asesino de Diana había violado antes a dos mujeres. Nadie las creyó. Como no se me creyó a mí. Porque no se resistieron. #Diana sí se resistió. Y él la mató. Y tiró su cuerpo a un pozo. A punto estuvo de matar a otra. Que se salvó porque dos chicos la ayudaron. Pero ¿Sabéis qué? La chica gritaba en un barrio muy poblado, rodeado de edificios. Y nadie salió a ver qué pasaba. Pensaron que eso no iba con ellos. ¿Por qué soy #feminista? ¿Necesito explicarlo? ¿De verdad? #feminismo #resiliencia #empoderamiento #eresloquesuperas #yotecreo #metoo

Una publicación compartida de Lucía Etxebarria (@lucia_etxebarria_) el Ene 2, 2018 at 5:28 PST