Bertín y Arévalo en 'Mi casa es la tuya'

Bertín y Arévalo en 'Mi casa es la tuya' T5

Famosos

Así fue la reconciliación de Arévalo y Bertín en 'Mi casa es la tuya'

El cómico y el cantante se distanciaron después de que Arévalo subiese una foto de ambos con el rey emérito.

Desde finales de noviembre sabíamos que Arévalo y Bertín Osborne harían las paces en Telecinco, algo que al fin pudieron ver los espectadores este miércoles en el programa ‘Mi casa es la tuya’. Dado que el eje del programa era la película Perfectos desconocidos, Bertín respondió en manos libres una llamada de Paco Arévalo.“Hombre Bertín mira, qué alegría escucharte. Estoy en Madrid y me gustaría mucho ir a verte”, le dijo el cómico a Osborne. “Estamos aquí en casa tomando algo, con unos amigos nuestros. ¿Te quieres venir?”, le preguntó el presentador. “Voy encantado, tengo muchas ganas de darte un abrazo”, respondió Arévalo.

Como se ha hablado en los últimos meses, el humorista y el cantante tenían una relación de amistad de hacía más de treinta años años que le llevaba a llamarse hermanos entre sí, con una química que se podía ver en algunas de las obras teatrales que ambos representaban como ‘Mellizos’ o ‘Por humor al arte’.

Una amistad que se deterioró este verano, cuando Paco Arévalo subió una foto de una comida íntima en la que estaban entre otros el propio Bertín, anfitrión del banquete, junto al rey emérito Juan Carlos I y la infanta Elena. Ese “cese de amistad” la hizo pública el propio Arévalo en Sábado Deluxe, y de manera involuntaria se convirtió en la comidilla de programas como SálvameViva la vida. Y si a Bertín le fastidió la foto, más se lo hizo que su hermano lo contase ante las cámaras.

“Que no ha pasado nada. No lo he visto todavía, pero ya nos vamos a ver en cualquier momento. ¿Cómo me voy a pelear con él? Es absurdo”, decía al principio del programa Bertín, cuando en teoría no se esperaba la llamada de su “hermano”. Por su parte, Arévalo demostró sus dotes como actor, y durante todo el programa le veíamos conducir preparando cómo le hablaría a Bertín, cómo sería su primera frase, y en qué tono.

Mientras Arévalo llegaba, Juana Acosta, Ernesto Alterio, Pepón Nieto y Dafne Fernández, protagonistas de Perfectos desconocidos, preguntaban a Bertín sobre lo que pasó, algo que él explicaba de una manera muy naïf. “Tuvimos una comida ahí fuera en el jardín con gente, y él subió la foto y no me pareció que era correcto hacerlo y me enfadé un poco”, explicaba Osborne. “Entre amigos, hermanos, también tienes algún mosqueo, nada grave, pero es verdad que no nos vemos de hace cuatro o cinco meses, desde ese momento, desde antes del verano”.

Mientras, desde el coche, Arévalo daba su versión. Y es que, según su punto de vista, pecó por su “inocencia, por hacer las cosas inocentemente… Me siento orgulloso de ser español y quiero mucho a mis reyes, lo hice con una sana intención”, narraba a cámara mientras conducía.

“Hermano, ¡qué alegría, qué ganas tenía de verte!” fue lo primero que se dijeron cara a cara, mientras se fundían en un abrazo. Bertín condujo a Arévalo hasta el salón, donde fue recibido con cierta sorna. “Ha llegado “el rey”, dijo alguno de los presentes.

Para romper el hielo, los “mellizos” hablaron de sus cosas, como por ejemplo la muerte de Chiquito de la Calzada. “Era adorable, y Pepi era otro encanto” recordaba Arévalo sobre su colega malagueño.

Ya entonces fue cuando empezaron a hablar del tema espinoso. De la foto, de los programas a los que fue Arévalo, de todo lo que se habló y se publicó. “Te fuiste a televisión un par de veces y ahí se lió el circo” decía Bertín, en lo que parecía una guerra encubierta contra el programa Sálvame. De hecho, Arévalo explicó que en todo este barullo “me defendió mucho Belén Esteban, que es una bellísima persona”. “¿Ah, sí?” le respondía Bertín.

Así, Paco Arévalo explicó que en su primera entrevista “me iban a preguntar por mi mujer, por mi vida, y surgió lo de la foto”, y explicó que en el programa manipularon sus declaraciones para poner en un faldón que desde que Bertín no le hablaba se encontraba muy solo, y que él con esa soledad se refería a la defunción de su esposa. “Se me ocurrió decir que desde la paella Bertín no me habla, solo me manda whatsapp”, se lamentaba.

“Todos podemos tener un desliz, un fallo, una indiscreción. Yo nunca he dicho que la culpa sea… Yo nunca he dicho nada”, le respondía Bertín, a quien le costaba acabar cualquier frase referida al tema.

Pero según parecía, a Bertín, lo que realmente le fastidió del asunto, es que “esto ha dado pábulo para que hable gente que no tiene ni idea”, y que por ejemplo se haya hablado que el distanciamiento se produjo no por la foto en sí sino por cuestiones económicas.

En ‘Viva la vida’ Paloma García Pelayo contó el 21 de octubre que Arévalo no aparecería más en el programa ‘Mi casa es la tuya’, del que era colaborador habitual, algo sobre lo que Bertín también habló. “Cuando has estado en las entradillas del programa es porque a mí me hacía ilusión tenerte cerca en algunas escenas”, explicaba a Arévalo y a la audiencia el cantante.

Al final, en la breve charla que se emitió, ambos acabaron limando asperezas. Y es que, como dijo Arévalo, “esto para mí es muy importante porque eres mi hermano y te quiero mucho”.