Ana Boyer y Fernando Verdasco en la revista ¡HOLA!

Ana Boyer y Fernando Verdasco en la revista ¡HOLA!

Famosos SE CASARON EL 7 DE DICIEMBRE EN LA ISLA DE MUSTIQUE

Las duras críticas al vestido de novia de Ana Boyer

Un traje color crema y un vestido de encaje y escote de corazón ha sido la polémica elección para contraer matrimonio de la hija de Isabel Preysler y Fernando Verdasco. 

Por fin se ha desvelado el secreto mejor guardado de la boda de Ana Boyer (28 años) y Fernando Verdasco (34). No se trataba del lugar, ni del día, ni de los invitados, ni del menú; el secreto era el atuendo que escogió el ya matrimonio para darse su paradisíaco 'sí, quiero' en la Isla de Mustique. Ha sido la revista ¡HOLA! la que ha adelantado en su página web la portada de este martes en la que los contrayentes posan pletóricos y enamorados bajo mensajes de amor eterno. 

Hasta ahí todo bien, pero lo que pocos han pasado por alto ha sido el exclusivo vestido de novia de Ana Boyer de Pronovias diseñado por Hervé Moureu. Con detalles florales de encaje, de silueta sirena, con escote corazón y manga tipo guante -de la que se desprendió en la segunda parte de la boda para transformar su vestido en un palabra de honor-, la hija de Isabel Preysler (66) se ha dejado inmortalizar, muy bronceada, de la mano de su marido Fernando Verdasco. 

La portada de la revista HOLA.

La portada de la revista HOLA.

Sin duda, no se trata de un vestido de novia al uso, un 'desmarque' que las redes sociales no han pasado por alto y han mostrado su descontento. "Qué horror, esperaba otra cosa de ellos"; "Es un traje muy hortera"; "Qué horripilante, vaya cuadro", son algunos de los comentarios que se pueden leer en la red. Menos mal que la elección de los joyas diseñadas por Suárez ha sido del agrado de casi todos. Un par de pendientes, un collar y una pulsera componían los escuetos complementos de la novia.

[Más información: Julio José, el padrino que llegó el último, y otras 7 claves de la boda del año]

Un traje de novio "antiguo"

Por su parte, el novio no se ha quedado atrás en cuanto a críticas se refiere. Verdasco ha optado por un también llamativo traje color pastel acompañado de una camisa blanca, una sobria corbata color azul cielo y un chaleco patrocinado por Pedro del Hierro. Una elección que ha 'escandalizado' al desmarcarse del habitual esmoquín y que se ha visto en las redes sociales como una "antigüedad nada favorecedora". 

De lo que no cabe duda es de que estos atuendos han sido milimétricamente seleccionados y que la pareja ha querido mimetizarse en su boda caribeña. Queda por conocer el resto de imágenes que completarán el reportaje que el matrimonio ha realizado para su revista de cabecera con la única gran ausencia de Enrique Iglesias.