Ana Boyer y Verdasco en imagen de archivo.

Ana Boyer y Verdasco en imagen de archivo. Gtres

Famosos POR CIELOS NUBOSOS Y LLUVIAS

Ana Boyer y Verdasco ya son marido y mujer: al mal tiempo, buena cara

Aunque el enlace estaba previsto para este viernes 8 de diciembre, según el programa 'Socialité', la pareja ha tenido que adelantar la boda por motivos meteorológicos. 

Noticias relacionadas

Todo estaba previsto para que este viernes 8 de diciembre Ana Boyer (28 años) y Fernando Verdasco (34) contrajeran matrimonio en la isla de Mustique junto a un selecto número de invitados. Cada detalle estaba estudiado al milímetro y ningún fleco parecía suelto. Sin embargo, ha habido un elemento con el que nadie contaba: la madre naturaleza. Cielos nubosos y lluvia amenazaban con arruinar el día más importante en las vidas de la hija de Isabel Preysler (66) y Verdasco. 

Ante este panorama, la pareja ha optado por adelantar su boda un día antes. Es decir, Ana y Fernando se casaron este jueves, por lo que ya son marido y mujer. Optaron por contraer nupcias a las 15:40 (hora de Mustique) de este jueves, según ha informado el programa Socialité de Telecinco.

Como es lógico, este imprevisto cambio de planes trastocó a los invitados, que tuvieron que estar listos a la hora estipulada entre grandes medidas de seguridad. La novia llegó de la mano del padrino, su hermano Julio José Iglesias (44). 

Escenario sencillo y mesas separadas

Escenario donde se han dado el 'sí, quiero'.

Escenario donde se han dado el 'sí, quiero'. Socialité

El escenario escogido no fue nada presuntuoso ni espectacular como se esperaba dada la categoría del enlace. Ana Boyer y el tenista Verdasco se han decantado por un entorno más sobrio, aunque igual de paradisíaco teniendo en cuenta sus alrededores. Se dieron el 'sí, quiero', en un sencillo altar construido con bambú y decorado con algunas flores blancas.

Según el programa presentado por María Patiño, el banquete ha estado formado por dos largas mesas separadas, lo que podría indicar que, en efecto, las familias de los contrayentes no estarían atravesando una buena cordialidad, como se ha rumoreado estos meses.

Imagen captada de las meses del banquete.

Imagen captada de las meses del banquete. Socialité

Además, el 'infiltrado' con el que dicho espacio ha contado en el enlace ha asegurado que ningún invitado ha podido tomarse fotografías con el ya matrimonio, hecho que podría esconder una posible suculenta exclusiva en alguna revista del corazón. 

[Más información: Guerra en los Vargas Llosa: Mario defiende a Preysler y sus hijos se sublevan]