Ana Boyer, Isabel Preysler y Julio José Iglesias.

Ana Boyer, Isabel Preysler y Julio José Iglesias.

Famosos A GOLPE DE EXCLUSIVA

Las otras bodas inolvidables de los hijos de Isabel Preysler

Chábeli y Julio Iglesias Jr, los hermanos mayores del clan, ya han pasado por el altar y también fueron portada en la cabecera rosa preferida de la 'socialite'.

Ana Boyer (28 años) y Fernando Verdasco (34) les quedan horas para dejar atrás la soltería. Este viernes, el atardecer de las Bahamas -noche ya en España- acogerá la boda del año. Será una cita especial para Isabel Preysler (66), ya que se casa su hija pequeña, pero la 'reina de corazones' ya ha podido vivir en primera persona los enlaces nupciales de sus hijos mayores.

Todas ellas tienen algo en común: la fotografía idílica del enlace en las portadas de ¡HOLA! al día siguiente. Sin embargo, cada cual tiene su historia. Y es que no todos duraron "hasta que la muerte los separó" y los lugares escogidos para los 'sí, quiero' poco tienen que ver unos con otros.

Exclusivas de las bodas del clan Iglesias Preysler.

Exclusivas de las bodas del clan Iglesias Preysler.

Chábeli lo hizo por doble

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero Chábeli Iglesias (46) seguro que discreparía en eso. El 11 de septiembre de 1993, en plena Diada catalana, se daba el 'sí, quiero' con Ricardo Bofill (52) en la localidad de Sant Just Desvern ante 150 invitados y 5.000 curiosos que se acercaron a ver a Julio Iglesias (74) que cantaba en la boda de su hija.

Christian Altaba y Chábeli Iglesias, en 2010.

Christian Altaba y Chábeli Iglesias, en 2010. Gtres

Miles de personas atestiguaron su amor y toda España vio tres años después el fin del mismo. Se divorciaron tras una complicada y polémica relación que acaparó decenas de páginas de revistas. Más de una década después la propia Chábeli explicó en una entrevista que su exmarido "tenía muchos vicios" aunque esas vivencias junto a él le ayudaron a aprender de los errores y saber salir adelante con mayor fortaleza. Por todo ese conflictivo periodo con el hijo del famoso arquitecto, cuando llegó Christian Altaba a su vida, no lo dudó y se casó con él en 2001.

Fue a la boda embarazada de tres meses de su primogénito Alejandro, y en 2012 el matrimonio tuvo una segunda hija, Sofía. Sin embargo, la oscuridad volvió a la vida de Chábeli, ya que en 2009 denunció a su marido por violencia doméstica e incluso se llegó a interponer una orden de alejamiento. No obstante, las aguas se calmaron y según aseguró ese litigio les ayudó a consagran una relación "más sólida". Ahora hacen su vida entre Miami y España de forma casi anónima y tranquila.

Julio Iglesias Jr, al modo romántico

Gracias a su buena relación con su hermana Tamara Falcó (36), Julio Iglesias Jr (44) pudo casarse en el Palacio El Rincón, del marqués de Griñón. Con el toque excesivamente romántico que le caracteriza dio el 'sí, quiero' a la belleza belga Charisse Verhaert en 2012, con la que además, renovó los votos el año pasado.

Julio José Iglesias y su esposa, Charisse.

Julio José Iglesias y su esposa, Charisse.

Ambos aseguran que lo suyo fue un auténtico flechazo que ocurrió una noche de 2004: "Coincidimos en el mismo restaurante de Miami y la vi de lejos. Ya no pude mirar hacia otro sitio", dijo él en una entrevista. Desde entonces son inseparables y ya han manifestado su deseo de ser padres lo antes posible.

Enrique, ¿boda para 2018?

Anna Kournikova y Enrique Iglesias.

Anna Kournikova y Enrique Iglesias. Gtres

Enrique Iglesias (42) y Anna Kournikova (36) llevan juntos más de 16 años, pero parece que se resisten a celebrar una boda. La prensa americana ha hablado de la posibilidad de que ya estén casados en secreto y también hay voces que aseguran que el enlace se llevará a cabo el año que viene después de que el cantante le pidiera matrimonio a la tenista el pasado mes de abril, pero solo los deseosos medios que rezan para que esto ocurra se han hecho eco de tal información.

Lo cierto es que con la estable relación que llevan casi dos décadas mostrando no ven necesario dar el paso al altar, pero no cabe duda de que su madre, Isabel, vería con muy buenos ojos el enlace para presumir de hijo por tercera vez en una portada nupcial.