Lucía Bosé durante un evento en 2013.

Lucía Bosé durante un evento en 2013. Gtres

Famosos NUEVO GOLPE PARA LA ITALIANA

Lucía Bosé: el enésimo palo en una vida llena de dramas

La matriarca del clan Bosé ha visto cómo se le moría un hijo, un amante y una nieta y cómo su marido le era infiel. Ahora se enfrenta a una petición de dos años de prisión. 

A sus 86 años, Lucía Bosé acaba de recibir una de las peores noticias. La Fiscalía Provincial de Madrid solicita dos años de prisión para ella por un delito de apropiación indebida tras vender en una subasta un dibujo de Picasso por un valor de 198.607 euros que pertenecía a una antigua empleada de hogar ya fallecida.

[Más información: La Fiscalía pide dos años de cárcel para Lucía Bosé por apropiación indebida]

La actriz italiana se ha enterado de esta información desde su exilio dorado en un pequeño pueblo cerca de Segovia, siendo uno de los últimos golpes que ha sufrido. Su vida, como la de muchos, está llena de luces y sombras y JALEOS ha querido repasar algunos de los dramas que han marcado su existencia.

Su casa, en llamas

Uno de los primeros golpes que vivió la italiana fue cuando con tan solo 12 años presenció cómo la casa donde vivía con su familia se redujo a cenizas debido a los bombardeos que se produjeron durante la II Guerra Mundial. "Se quemó la casa donde vivíamos. Me dejaron sola mientras recogían lo poco que había quedado de mi hogar y se olvidaron de mí (refiriéndose a sus padres). Salí corriendo y me agarré del carro. Allí es cuando me di cuenta de la soledad de la vida", contó en el programa Mi casa es la tuya.

Su tercer parto fue provocado

El matrimonio entre Lucía Bosé y Luis Miguel Dominguín no funcionó desde el principio. Fue un auténtico desastre. Cuando ella se enteró de que era torero se quedó impactada y quiso separarse por considerarle un "asesino". Lejos de eso, se quedó embarazada. Primero fue Miguel, luego Lucía después Paola. El diestro la obligó a dar a luz en su tercer parto. "Mi marido pilló una borrachera una noche y no estaba en condiciones para torear al día siguiente. Pensó que la excusa perfecta era el nacimiento de Paola, aunque aún quedaban 15 días, así que me llevó al hospital y me obligó a tener a la niña".

Lucía Bosé con sus tres hijos.

Lucía Bosé con sus tres hijos. Gtres

Su cuarto hijo falleció

Lucía y Luis Miguel Dominguín tuvieron cuatro hijos: Miguel, Lucía, Paola y Juan Lucas. Este último murió al mes de nacer debido a un virus. A partir de entonces, ella se negó a tener más descendencia.

El torero le fue infiel

Otra de las razones para no tener más hijos con Dominguín fueron sus continúas infidelidades. El diestro era un conquistador de mujeres. "Yo, en cuestión de cuernos, medalla de oro", dijo Lucía en su biografía Diva, divina que publicó a sus 72 años. La pareja se separó en 1968 y se prometió así misma no volver a casarse. "Nunca, jamás, me dije entonces y mantengo hoy".

La muerte se llevó a uno de sus amantes

Después de su ruptura, tuvo varias relaciones. Una de las más intensas y apasionadas fue con un diplomático italiano que estaba casado. Nunca quiso revelar su identidad y murió de cáncer al poco después de conocerle. Su esposa le dijo que le había hecho muy feliz en el poco tiempo que le quedaba de vida.

Perdió a su nieta Bimba

Bimba Bosé con su abuela Lucía.

Bimba Bosé con su abuela Lucía. Gtres

El último gran varapalo que le ha dado la vida es la muerte de su nieta Bimba Bosé.  La modelo falleció el pasado 23 de enero tras dos años luchando contra un cáncer de mama que no pudo superar. Lucía y ella estaban muy unidas y quedó sumida en una profunda tristeza tras su pérdida: "He estado un mes sin salir de casa para digerirlo todo. No podía ni hablar, pero me he desahogado. He estado con mis hijas, bailando, poniendo música, viendo películas, disfrazándonos, cosa que criticaron... Pero no hablábamos de Bimba. A veces no hay necesidad de hablar. No creo en la muerte, creo en el más allá, en otra dimensión. Por eso no le tengo miedo a la muerte", contó entonces.

[Más información: Lucía Bosé: "Mi familia y yo nos encerramos un mes en mi casa para despedirnos de Bimba"]