Famosos SU PERO MOMENTO

Campanario sale del psiquiátrico unos minutos, pero acompañada de una cuidadora

La mujer de Jesulín de Ubrique ha sorprendido con su cambio de imagen radical. Está más rubia que nunca.

Cristina Rodrigo

María José Campanario (38) ha abandonado la Clínica El Seranil (Málaga) donde se encuentra ingresada. Sólo ha sido por unos minutos para disfrutar de un agradable paseo por los alrededores del centro. En todo momento ha estado junto a ella Ángeles Tuduri, una de las trabajadoras sociales, quien ha compartido conversación y risas con la mujer de Jesulín de Ubrique (43). Ha sorprendido, y mucho, su cambio de imagen radical. La odontóloga ha reaparecido con una melena rubia oxigenada y un atuendo descuidado, algo que no es nada habitual en ella.

[Más información: María José Campanario, ingresada en un psiquiátrico de Málaga]

Esta es una de las primeras imágenes de la mujer del torero desde que tuvo que ingresar en este centro de salud mental. Con coleta, escondida tras unas enormes gafas de sol y con un vestido blanco playero. Este es el look que ha escogido Campanario para el breve momento de libertad que ha protagonizado.

La esposa del diestro está ingresada desde principios de julio para que le regulen la medicación del dolor, el sueño y la alimentación, según explicó ella misma. Sufre fibromialgia desde hace una década, que le produce fuerte dolores y largos periodos en cama. De hecho, en los últimos tiempos parece que esta dolencia ha arremetido con más fuerza y la esposa del torero ha tenido que internar en el hospital en numerosas ocasiones. Algo que, sin duda, ha hecho mella no solo en su estado físico sino también en su ánimo. 

Ahora con los cuidado y atenciones que está recibiendo, Campanario se encuentra mucho mejor. "Voy muy bien, ha costado mucho dar con el tratamiento acertado para mí porque hay muchos medicamentos que no tolero, pero ya están dando con el adecuado para que pueda hacer vida normal e intentar evitar acudir al hospital en cada crisis” explicó en las páginas de la revista ¡HOLA!.

Una de las indicaciones que ha recibido María José desde la Clínica El Seranil es que corte todo tipo de comunicación con los periodistas, ya que lo contrario podría mermar su salud. Por eso, en esta corta salida simplemente ha dicho que está mejor y ha dado las gracias a los medios que hacen guardia en la puerta cada día.

Este jueves ella y Jesús han cumplido 15 años de matrimonio. La pareja tenía pensado hacer una 'reboda' para celebrarlo pero no ha podido ser por los problemas de salud de Campanario. El torero le ha mandado un gran ramo a la clínica como muestra de su amor.