Jesulín y María José Campanario celebrarán uno de sus aniversarios más difíciles.

Jesulín y María José Campanario celebrarán uno de sus aniversarios más difíciles. Gtres

Famosos SUS BODAS DE CRISTAL

Jesulín y María José Campanario, 15 crisis para 15 años de matrimonio

La pareja celebra este jueves su aniversario de boda, fecha en la que deseaban renovar sus votos, un deseo que volvió a envolverles en la polémica, por enésima vez.

Ane Olabarrieta

El 27 de julio de 2002 una jovencísima Maria José Campanario (38 años) daba el 'sí, quiero' al torero Jesulín de Ubrique (43) en el municipio de Sanlúcar la Mayor. Los enamorados contrayentes no se esperaban lo que el destino les deparaba, como la preciosa llegada de sus dos hijos -Julia (12) y Jesús Alejandro (10)- o sus más de 15 años de amor. Pero, del mismo modo, tampoco se hubieran imaginado la infinidad de polémicas en las que se verían envueltos y que les llevarían a ser portada de revista, algunas buscadas y pagadas, y ser el tema del que todo el mundo habla en las tertulias del corazón. JALEOS repasa los 15 sucesos más complicados que tuvo que gestionar el matrimonio para permanecer unido a día de hoy:

Madre e hija, condenadas por la 'Operación Karlos'

En el año 2011 María José y su madre, Remedios Torres, fueron condenadas a casi dos años de cárcel por estafa en grado de tentativa y falsedad documental a la Seguridad Social. En el mes de julio de ese año se hizo pública la condena de 23 meses de cárcel para cada una, pero lejos de mantenerse al margen, Jesulín, según recalcó Campanario en varias ocasiones a diferentes medios, "siempre estuvo a su lado y la apoyó en todo momento" para hacer frente a las críticas que la señalaban a diario.

La perpetua sombra de la infidelidad

Durante los primeros años de matrimonio diferentes mujeres aseguraron en los medios de comunicación que habían mantenido relaciones con Jesulín cuando el diestro ya era marido de María José Campanario. Juani, Gema, Mari Carmen o Natividad son algunos de los nombres que se han sentado en los platós de televisión para hablar de sus encuentros con el torero. La última de ellas afirmó incluso que se había quedado embarazada de él pero que decidió abortar.

Jesulín con Andrea en brazos.

Jesulín con Andrea en brazos. Gtres

Padre criticado en la distancia

Un buen día Belén Esteban decidió que ya había hablado suficiente del padre de su hija y aseguró que ya no volvería a hablar de él en televisión. Esa promesa, que le pidió además Andreíta, no se cumplió del todo, pero sí que ha reducido su intensidad hoy día. No obstante, todos recordamos las veces que la colaboradora de Sálvame ha criticado a Jesulín, sobre todo por la poca asiduidad con la que veía y hablaba con su hija. De hecho, la joven también ha sido siempre consciente de ello y por eso en la festividad de San José del pasado año mandó un dardo envenenado a su progenitor vía Twitter:"Aunque hoy sea el día del padre, has sabido afrontar los dos papeles más importantes. Te quiero, mamá".

"Yo donde hablo es en el ¡HOLA! que es donde me pagan.  Y además, me pagan un pastón"

No se puede decir más claro. Jesulín de Ubrique nunca ha tenido dudas sobre cómo actuar con la prensa y así lo ha hecho siempre. Cuando tiene algo que anunciar o confirmar acude a su revista de cabecera y no la cambia por nada. Solo hace falta echar un vistazo a los 15 años del matrimonio que están perfectamente recogidos en la hemeroteca de la citada publicación rosa.

Jesulín, en contra de que su mujer estudiara

Se trata de una de las decisiones dentro del matrimonio que más tensión causó en la pareja. Los medios se hacía eco de que el diestro no estaba de acuerdo con que María José comenzara la carrera de Odontología y menos aún teniendo que desplazarse a Oporto. Finalmente, la esposa del torero tomó la iniciativa y vivió por temporadas en la ciudad portuguesa, recorriendo a menudo los más de 850 kilómetros que le separaban de su familia, pero que con esfuerzo llevó adelante. Hoy, su marido es su mayor admirador y se muestra orgulloso de 'su' doctora Campanario.

En la butaca de los privilegiados

El año pasado María José asistió a un curso impartido en el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña y su presencia tampoco estuvo exenta de polémica. La mujer de Jesulín se sentó en un asiento reservado de los que solo podían disfrutar los doctores y profesionales expertos que impartían el curso. Campanario argumentó que los organizadores del evento conocían sus dolores de espalda y por eso le asignaron esa butaca. No obstante, tampién quiso recalcar: "Soy médico le pese a quien le pese".

¿Crisis matrimonial?

Prácticamente una vez al año desde que se casaron los medios han hablado de crisis en la pareja. Hace un año María José perdió el conocimiento en la bañera de su casa y se golpeó la cabeza lo que le hizo acudir a urgencias. Al conocer el ingreso de la joven sin conocer las razones, muchos especularon con que su visita al hospital había sido consecuencia de un nuevo episodio de crisis matrimonial. Sin embargo, el torero estuvo junto a la camilla de su amada en todo momento.

Cuando Jesulín estaba con Belén Esteban también era su revista favorita.

Cuando Jesulín estaba con Belén Esteban también era su revista favorita.

Enemigos número uno de Belén Esteban

La de Paracuellos siempre ha reconocido que ha vivido de vender su vida privada y por eso sus idas y venidas con Jesulín han sido sus intervenciones más seguidas durante años. No obstante, el propio torero también ha dado pie a que se hable de los líos con la madre de su primogénita e incluso la familia de María José Campanario ha echado leña al fuego de 'la Esteban'. Así ocurrió durante un descanso del juicio por la 'Operación Karlos' en el que el padre de la odontóloga le dijo a una reportera fuera de cámara que le gustaría que Hacienda investigara a Belén como hicieron con su hija. Este comentario no solo dio pie a que la colaboradora hablara en su programa de la tarde, si no que incluso hizo que la propia Campanario entrara por teléfono.

Campanario, ahora defensora de Andreíta

Hace apenas un mes María José escribía las palabras "no es mi hija pero como si lo fuese" en su Instagram refiriéndose a Andrea Janeiro, hija de Belén Esteban. Esa inesperada frase la utilizó en su crítica hacia un usuario que atacaba a la primogénita de Jesulín y que afirmaba que la cuenta virtual no era verdaderamente de Campanario sino de alguien que suplantaba su identidad. La odontóloga estalló y grabó un vídeo para que este usuario viera que era realmente de ella y para frenar el bullying que estaba haciendo contra Andreíta.

Ni un euro para los estudios de Andrea en el extranjero

El torero se comprometió hace años con Belén Esteban a ayudarle a pagar los estudios de su hija en común. Tras continuos desencuentros entre ambos por temas personales, el tema económico no parecía ser uno de ellos hasta que Andrea decidió cursar sus estudios universitarios en Inglaterra. Entonces, Belén no pudo evitar guardárselo para sí misma y estalló en pleno directo en Sálvame para contar a todos que el padre de su hija se negaba a pagar su parte de los estudios de la joven por ser en el extranjero. Algo que la princesa del pueblo no dudó en calificar de excusa.

Jesulín, premiado por su apoyo a la custodia compartida

En octubre 2016 la Federación Andaluza para la Defensa de la Igualdad Efectiva y la Asociación de Afectados y Víctimas de la Ley Violencia de Género decide entregar un premio (Premio Libra 2016) a Jesulín de Ubrique por su apoyo a la custodia compartida. Este hecho indignó tanto a Belén Esteban que los organizadores se vieron obligados a posponer el acto con apenas tres días de antelación por la presión mediática que habían recibido tras las críticas de la de Paracuellos.

La reboda, aplazada

De nuevo gracias a su revista de cabecera pudimos conocer que María José y Jesulín planeaban renovar sus votos y volver a hacer una especie de 'reboda' el próximo 27 de julio. Muchos criticaron las intenciones de hacer caja de la pareja, pero lo que realmente les convirtió en diana de las críticas fue su deseo de que Andrea fuese al enlace. El comentario hizo arder a Belén Esteban que se volvió a saltar su promesa de no hablar del padre de su hija y se desahogó en el programa de Telecinco. 

Jesulín acompañando a María José al juicio contra María Patiño.

Jesulín acompañando a María José al juicio contra María Patiño. Gtres

Campanario 1 - María Patiño 0

Tras casi tres años de litigios, hace unas semanas se conoció la sentencia del juicio entre la mujer de Jesulín y la periodista. María José denunció a la colaboradora por afirmar en Donde estás corazón que había mantenido una fuerte bronca con su suegra, Carmen Bazán, y le había agarrado del cuello. Finalmente, el juez a determinado que Patiño debe abonar 50.000 euros a Campanario. El rostro de Sálvame ha recurrido y no se ha negado a hablar del tema con intensidad en el plató de su programa.

Un ingreso hospitalario con 200 desmentidos y la confirmación vía exclusiva

María José habló abiertamente de su enfermedad, la fibromialgia, en su revista rosa favorita en el mes de mayo. Se trata de un estado de salud que le ha llevado a tener multitud de ingresos hospitalarios a lo largo de este año. El último ha sido el más comentado porque ha sido a una institución de salud mental, lo que hizo pensar que la mujer del torero podría haber caído en depresión como consecuencia de los vaivenes de su enfermedad. Tras ser preguntada por varios medios, la protagonista negó tajantemente estar ingresada, y solo habló claro y lo confirmó, de nuevo, en ¡HOLA!, por lo que las críticas no han tardado en llegar, no ya solo del público sino también del sector periodístico.

Desvío de llamadas a Kiko Hernández

Y el colmo del asunto de su último ingreso hospitalario llegó con una anécdota que desveló el colaborador Kiko Hernández. Éste afirmó que María José Campanario había desviado sus llamadas a su teléfono móvil y que durante días estuvo recibiendo llamadas entrantes constantes de números desconocidos que después comprobó que eran del propio Jesulín o de Carmen Bazán, entre otros. Los distintos programas de actualidad del canal de Mediaset elucubraron durante días sobre el motivo que tendría la esposa del torero para hacer dicho desvío de llamadas y mientras la mayoría se aferraba a la idea de venganza, el propio Kiko quería pensar que se trataba de una trampa que le habrían gastado a Campanario. Aún sigue dando que hablar y nadie tiene la respuesta.