El nuevo miembro de la familia Bono.

El nuevo miembro de la familia Bono. Redes sociales

Famosos ¡ENHORABUENA!

Ana Bono, madre de una niña fruto de su relación con Gabriel Funes

La hija más desconocida de José Bono ha dado a luz a la primera nieta del político socialista. La pequeña se llama Ana y ha pesado tres kilos y trescientos gramos. Tanto la madre como el bebé están perfectos.

Beatriz Martínez de Olcoz

Ana Bono (35) ya es mamá. La hija del socialista José Bono (66) ha dado a luz a una niña fruto de su relación con Gabriel Funes. La pareja ha dado la bienvenida a una pequeña a la que han llamado Ana, como la madre de la joven, tal y como ha informado orgullosa su tía, Amelia Bono (36 años), en las redes sociales.

[Más información: Gabriel Funes, el desconocido yerno de José Bono que le dará su primera nieta]

"Bienvenida Anita!!!!!!! Vas a ser la reina de la familia. Y vete preparando porque solo tienes primos chicos, pero eso sí, muchos", escribía orgullosa su nueva tía, que anunciaba feliz la noticia mientras sostenía a la pequeña en brazos.

El nuevo miembro de la familia es la primera nieta de la familia Bono que, hasta ahora, solo tenía varones; todos fruto del matrimonio de Amelia Bono con el músico Manuel Martos, el hijo de Raphael (74).  

Una buena noticia que se ha visto enturbiada por la complicada situación que viven sus padres, según informa Loc, quien asegura que Ana y Gabriel, hace tiempo que no conviven juntos. "Hace cerca de tres meses que no conviven", apuntan fuentes cercanas de la pareja a la publicación. Al parecer, los jóvenes habrían tenido problemas de convivencia, decidiendo, por mutuo acuerdo, vivir por separado para intentar solucionar sus diferencias. Una complicada situación que ambos están viviendo con una hija recién nacida de por medio.

Gabriel Funes y Ana Bono, en actitud cariñosa.

Gabriel Funes y Ana Bono, en actitud cariñosa. Redes sociales

Pero no es la única situación a la que se está enfrentando la pareja. La elección de una nueva vivienda les habría estado causando algún que otro quebradero de cabeza. Al comienzo de la relación y tal y como informa el portal de El Mundo, Ana acogió a su pareja en el céntrico piso que esta dispone en el barrio de Justicia. Enseguida comenzaron una convivencia que podría haberse enturbiado con la elección de un nuevo hogar más grande para vivir tras el nacimiento de su hija.

Mientras Gabriel Funes querría continuar en el domicilio de la pareja en el centro de Madrid, es Ana quien quiere trasladarse cerca de su madre y hermanas a las afueras de la capital. Una situación delicada que, quizá, consiga apaciguarse tras el nacimiento de su hija.

Aunque la pareja dispone de todo el verano para la reconciliación, fuentes cercanas a la familia han apuntado que él ya no acudió al último bautizo del cuarto hijo de la hermana mayor de Ana Bono, el pasado mayo