La prueba definitiva: Belén Esteban muestra cómo Toño Sanchís falsificó su firma

La prueba definitiva: Belén Esteban muestra cómo Toño Sanchís falsificó su firma

Famosos NUEVO BELENAZO

La prueba definitiva: Belén Esteban muestra cómo Toño Sanchís falsificó su firma

La colaboradora se ha sentado en 'Sábado Deluxe' para aportar pruebas de cómo su exrepresentante se quedó con parte de su dinero. 

Noticias relacionadas

19 meses ha tenido que esperar Belén Esteban (43 años) para poder hablar abiertamente de su juicio contra Toño Sanchís (44). Ahora, una vez que la Justicia ha dictado sentencia, la ex de Jesulín de Ubrique (43) se ha sentado en Sábado Deluxe para aportar todo tipo de pruebas que demostraban que Toño Sanchís se quedó con parte de su dinero.

La más llamativa de ellas fue la firma falsificada de Esteban para crear cuentas bancarias al margen de la colaboradora. El programa mostró en pantalla las firmas de la discordia y la prueba grafológica que demostraba de forma clara y contundente cuál era la firma auténtica y cuál la falsa. "Para falsificar bien hay que gastarse la viruta", bromeó Jorge Javier Vázquez (46).

[Más información: Belén esteban gana el juicio a Toño Sanchís]

La colaboradora también enumeró una por una todas las cantidades de dinero que había quedado su exrepresentante hasta llegar a 388.868 euros. "Por mi libro Ambiciones, 32.491 euros; por mi colección de zapatos, 38.400 euros; por cremas de la marca Omega, 25.752 euros; por la promoción Cremas Cosmetic, 29.361 euros; por un bolo en la discoteca escándalo de Valencia, 8.800 euros; por otro bolo en la discoteca Dona Dana en Galicia, 6.400 euros; por el anuncio Yo Bingo, 17.000 euros; por la portada en Interviu, 1.000 euros; por una colaboración en Gestmusic, 4.025 euros;  por una de sus entrevistas en Lecturas, 6.225 euros; por un publicación en Más Móvil, 28.048 euros; por su trabajo en La fábrica de la Tele, 164.748 euros; por dos facturas 12.100 y 14.520 euros; por Mira quién baila, 4.025 euros", relató. 

Después, en su conversación con Jorge Javier Vázquez, éste llegó a una conclusión y ella le dio la razón: cuando más dinero le quito fue mientras estuvo enferma. "Él pensaba que me iba a pasar algo. Tenía un dinero guardado a su nombre, no al nombre de mi hija. Si me pasa algo, ¿dónde va ese dinero?", confesó Esteban. 

La colaboradora, además, comentó que Sanchís no le ayudó para nada a desintoxicarse. "Me pongo bien cuando mis jefes de La Fábrica, Oscar y Adrián, me buscan un médico buenísimo. La única que tuvo ahí la culpa fui yo. Yo era mayor y yo tomaba las decisiones. Pero él no ayudó nada", añadió.

Esteban también reconoció que de haber perdido se hubiera ido de la televisión. "Si hubiera venido al Deluxe de haber perdido y por vergüenza me iría de la tele. Yo no estaba preparada para perder. Yo sabía lo que había".

La firma falsificada.

La firma falsificada.

Las 5 mentiras de Toño Sanchís

Pero, además de las pruebas demostradas, el programa también quiso contar con la abogada Montse Suárez, que derribó cinco mentiras que ha estado repitiendo Sanchís durante los últimos días en televisión.

Primero, el exrepresentante cuestiona que una jueza haya entrado en materia en sólo catorce días. La abogado comentó que eso es así porque "a ley tiene que dictar sentencia antes de 20 días (...) y que las pruebas han sido tan contundentes que la jueza no ha tenido dudas".

Segundo, Sanchís ha dicho que va a aportar un vídeo donde demuestra que ella aceptaba que se llevara un 30% de comisión. "La segunda instancia no es un segundo juicio. Tuvo su momento para presentar esos vídeos porque estaban televisados. Además, en este vídeo no se acredita que Belén modificara de común acuerdo subir la comisión. El vídeo está descontextualizado".

Tercero, Sanchís dice que aceptó hacer una prueba califigráfica de su firma. "El juez nunca solicita ampliar esa prueba. Además, lo que le interesa a la jueza es demostrar que es el administrador. Sería importante saber quién falsificó su firma, pero da igual porque sería colaborador con ese falsificador". 

El exrepresentante también ha dicho que no tuvo nada que ver con los problemas con Hacienda de Belén. Sin embargo, aunque los problemas con el Fisco de la colaboradora son de 2006 y 2007, "las notificaciones le llegan a Belén en 2011. Y hay una segunda inspección en 2014 y ya estaba Toño. Toño desoyó al inspector de Hacienda y agravó los problemas de Belén".

Y por último, Toño ha dicho que se llevaba sólo un 10% de más porque no era un representante al uso. "Queda acreditado que se ha quedado con el 100% o con un 50%. La jueza se quedó perpleja porque no había ni una prueba de que hubiera un pacto verbal. Además, los trabajadores han dicho que era Toño el que decidía el porcentaje", contó Suárez.