Laura Escanes y Risto Mejide, un beso apasionado en la masía.

Laura Escanes y Risto Mejide, un beso apasionado en la masía.

Famosos ENLACE EN MAS CABANYES

Cava para la prensa, lágrimas, una geisha y un samurái: así ha sido la boda de Risto Mejide y Laura Escanes

El publicista y la bloguera se han dado el 'sí, quiero' ante casi 500 invitados entre los que destacan rostros conocidos de la televisión, la música, el fútbol o el mundo de las redes sociales.

Noticias relacionadas

Al son de la canción Viva la vida interpretada por violines comenzaba la boda que prometía ser una reivindicación del amor #toelrrato. Risto Mejide (42 años) y Laura Escanes (21) se han dado el 'sí, quiero' ante 500 invitados entre los que había muchos rostros conocidos del mundo de la televisión, la música, el fútbol e incluso el humor.

Una de estas famosas caras era la de David Guapo (36) que además ha tenido un papel especial en el enlace, ya que ha sido uno de los que ha salido ante la multitud a dar un discurso sobre la pareja que seguro arrancó muchas carcajadas. Sin embargo, en la ceremonia han reinado las lágrimas, pero de alegría. El momento más emotivo para la novia ha sido cuando sus amigas y damas de honor han contado ante todos lo que significa Laura para ellas y lo feliz que es junto al publicista; mientras que el momento más especial para Risto ha sido cuando la propia Escanes ha querido hablar y gritar a los cuatro vientos que es lo que le atrajo de él y por qué se casa con él.

La cita ya daba muestras previas de que iba a estar plagada de emociones ya que solo horas antes ambos contrayentes se dedicaban preciosas palabras por Instagram. Risto colgaba una foto de su ya mujer y expresaba que "aunque cueste creer es todavía más guapa por dentro". Laura, por su parte, subía una imagen de los tortolitos besándose precisamente en la masía en la que ha tenido lugar la boda y escribía: "Te amo y voy a tomar la mejor decisión de mi vida. Sí quiero #toelrrato".

A pesar del enorme control alrededor del enlace debido a la exclusiva que la pareja ha pactado con la revista ¡HOLA!, hemos podido conocer algunos detalles previos al 'sí, quiero' gracias a las redes sociales de los invitados. La presentadora Adriana Abenia (32) era una de las privilegiadas que pudo cenar la noche antes con los novios y allí pudo comprobar lo enamorados que estaban: "Anoche me fascinó ver cómo os mirabais. Y hoy, por fin, llegó el gran día. Ese en el que un sí quiero significa desear que el amor sea protagonista #toelrrato. Da envidia veros en ese punto que los más afortunados hemos vivido alguna vez. Sólo queda disfrutar", escribía en su perfil Instagram.

Adriana Abenia y su marido cenaron con los contrayentes la noche antes de la boda.

Adriana Abenia y su marido cenaron con los contrayentes la noche antes de la boda.

Otras asistentes al bodorrio como Mónica Cruz (40), lo hacían saber a sus seguidores mediante una fotografía en el coche camino al enlace. Pero es que la unión del publicista y la bloguera ha reunido a un variopinto grupo de personas, cantantes como Edurne (31), Marta Sánchez (51) o Roko (28), periodistas como Pilar Rahola (58) o Luis del Olmo (80), futbolistas y personalidad del Barça e incluso la mismísima Eugenia Martínez de Irujo (48) con su nuevo novio, el empresario musical Narcís Rebollo (47).

Pero, por supuesto, no podían faltar los influencers, que si ya son indispensables en cualquier evento, lo son aún más en una boda en la que la novia comparte su misma profesión. La reina de ese mundillo de las redes sociales, Dulceida (28), no ha faltado al día tan especial para su amiga Laura, y como no iba a ser menos, tenía que inmortalizar ese momento, aunque con algunas limitaciones: "Como vamos a la boda del año y no se pueden hacer fotos dentro, nos las estamos sacando en la entrada", decía en su cuenta personal junto a una foto de su modelo escogido para la ocasión.

La bloguera Dulceida posa en la puerta de Mas Cabanyes.

La bloguera Dulceida posa en la puerta de Mas Cabanyes.

El novio, Risto, salía hacia las cinco y media de la tarde para brindar con cava junto a los periodistas y fotógrafos que esperaban a las puertas del recinto. "Estoy feliz, mientras ella se arregla yo bajo a saludaros porque ya no tengo arreglo", bromeaba ante las cámaras que sostenían las copas repartidas por el camarero que acompañaba al jurado de Got Talent. Antes del brindis también afirmaba: "Va a ser la novia más guapa del mundo", algo que no dudaba porque, según puntualizaba, "todos los días lo es".

Donde no había novia era en los muñecos de la tarta nupcial, ya que la pareja ha preferido utilizar unas figuras de un samurái y una geisha debido al gusto de Risto por la cultura japonesa. Y seguro que esa elección también esconde un mensaje oculto, pues como ese militar oriental, Risto ha luchado contra quienes criticaban su relación con una joven a la que dobla la edad y ha demostrado que si el amor existe, éste gana #toelrrato.