Antonio Orozco se desnuda con Bertín: de su pasado como niñas a su ruina

Antonio Orozco se desnuda con Bertín: de su pasado como niñas a su ruina

Famosos MI CASA ES LA TUYA

Antonio Orozco se desnuda con Bertín: de su pasado como niña a su ruina

Su madre sigue trabajando para que no se le olvide lo que es levantarse a las 7 de la mañana para trabajar.

“De esto nunca he hablado y es posible que mi familia se esté enterando ahora”, se sinceraba este miércoles Antonio Orozco en el transcurso de la charla que tuvo con Bertín Osborne en la casa del artista en Sitges, en la nueva entrega de Mi casa es la tuya. Unas palabras que hacían intuir que el cantante iba a contar algo oscuro sobre su pasado.

“La primera vez que perdí todo fue cuando decidí dedicarme a la música. Y la segunda vez lo volví a perder todo fue en 2007. Las dos veces ha sido de la mano de mi mejor amigo”, confesaba Orozco sin llegar a especificar la razón. Minutos antes, no obstante, le había comentado al presentador que de haberle pillado el éxito antes “no estaríamos aquí sentados”.

Conocido por el gran público por su carrera artística y por la labor de coach que actualmente desempeña en La Voz Kids, Orozco reveló el duro camino que tuvo que andar para llegar hasta el triunfo, cuatro años grabando maquetas, yendo a todas las multinacionales, pero siempre encontrándose con algún pero.

[Más información: Diez cosas que no sabías de Antonio Orozco]

Todo cambió hasta que un día apareció en el estudio Vicente Castro ‘Parrita’ y le presentó a Pepe Rosero, de la discográfica Horus, quien tras escuchar una de sus maquetas, decidió ficharlo. “Me preguntó qué necesitaba y yo le dije simplemente que ‘me gustaría que si le gusta, que nos deje hacerlo a nosotros”, explicó.

¡9.500 euros costó el primer álbum! Yo cogía el teléfono, me presentaba como Carlos del Sol y llamaba a las emisoras de radio presentándome a mí mismo. Y luego mi madre era promotora oficial en los supermercados”, recordó el cantante.

Su salto a la fama le llegaría gracias a Devuélveme la vida, una canción a dúo con Malú que no debería haber salido en su segundo disco y que no lanzó hasta después de publicar cuatro singles antes. “La canción empezó a hacerse conocida después de que Miguel Nández la cantara en Operación Triunfo con Cristie. Así que decidí emular lo que estaba pasando en televisión y llamé a Malú”, reveló.

Antonio Orozco y su madre.

Antonio Orozco y su madre.

La lección de vida de su madre

Poco dado a hablar de su vida privada, el catalán también reveló en el programa detalles de su vida hasta ahora desconocidos. El más llamativo fue sin duda el hecho de que su madre lo vistiera de niña de pequeño.

“Mi madre quería tener una niña. Y fíjate si tenía ganas que de pequeño me vestía de niña, me ponía coleta… Siempre me ha llamado Manuela”, comentó entre risas el cantante. “¡Tú sabes lo mono que estaba! ¡Y de gitana! Y a mis nietos también los he vestido”, decía poco después su madre.

Una mujer que sigue trabajando para recordarle a su hijo lo que es levantarse a las siete de la mañana para ir a trabajar. “Mi madre no necesitaría trabajar. Limpia una casa. Y por más que intento convencerla, no quiere. No deja de trabajar para que no se me olvide lo que es levantarse a las 7 de la mañana para trabajar”.