Pepe Navarro explica cómo Ivonne Reyes le robó una muestra de ADN

Pepe Navarro explica cómo Ivonne Reyes le robó una muestra de ADN

Famosos MI ADN NO ES EL TUYO

Pepe Navarro explica cómo Ivonne Reyes le robó una muestra de ADN

El presentador rompió anoche su silencio con Bertín Osborne confirmando por primera vez que tuvo una relación con la venezolana y que esta le tendió una trampa en un restaurante para hacerse con servilleta con restos de ADN.

Noticias relacionadas

Pepe Navarro (65 años) siempre ha guardado silencio sobre su presunta paternidad del hijo de Ivonne Reyes (49). Sin embargo, los últimos acontecimientos han llevado al presentador a hablar por fin de este tema. Lo ha hecho ante un amigo, Bertín Osborne, quien este miércoles, para el programa Mi casa es la tuya (Telecinco), visitó la exclusiva y lujosa casa que el presentador tiene en Ibiza .

[Más información: La impresionante casa de Pepe Navarro en Ibiza]

La espectacular casa en la que Pepe Navarro recibió a Bertín Osborne.

La espectacular casa en la que Pepe Navarro recibió a Bertín Osborne.

Una entrevista que a buen seguro dará mucho que hablar y que encenderá aún más el fuego. Y es que, aunque Navarro cuidó mucho lo que decía, deslizó que la venezolana le robó una muestra de ADN durante una comida y que tras esto, a pesar de que en un principio estuvieron de acuerdo en que el presentador se hiciera una prueba de paternidad, finalmente se negó a que ésta se llevará acabo.

Durante más de una hora y, sin apenas edición, el presentador contó su versión de la historia, confirmando por primera vez que efectivamente tuvo una relación con la venezolana, pero que está ya estaba rota cuando se quedó embarazada.

Cuando se quedó embarazada, yo no tenía nada con ella. Era una relación paterno filial

Tuve una relación esporádica entre 1995 y 1997. Pero cuando se quedó embarazada, yo ya no tenía nada con ella, ya no teníamos relaciones. Es más, era más una relación paterno filial”, contó el presentador de Esta noche cruzamos el Mississippi.

Tal era esta relación que Navarro contó que se ofreció a ayudarle consiguiéndole un programa de televisión. “Por entonces yo me llevaba bien con Antena 3. Así que le dije de presentarles una idea: Diario de una embarazada. Estaba seguro que a la audiencia le gustaría ver cómo una famosa les contaba este proceso. Pero le dije que no dijera nada del embarazo hasta que siguiera adelante”.

Sin embargo, el mismo día que el presentador fue a la cadena a presentar este formato, nada más de la reunión pasó por delante de un kiosko donde se encontró con Ivonne en la portada de la revista ¡Hola! contando que estaba embarazada. “Le llamé para decirle que no me hiciera hacer el ridículo así”, contó el presentador.

Después ya vino todo. “Fue una gilipollez no hacerme las pruebas. Pensé que ella tenía que demostrar que yo era el padre y me equivoqué. Pero asumí mi castigo”, se confesó Navarro, recordando que un juez falló a favor de la modelo venezolana.

Pepe Navarro y Bertín Osborne.

Pepe Navarro y Bertín Osborne.

El mensaje del niño

Dos años después, Navarro recibía un mensaje del niño que la justicia había dictado que era su hijo diciendo que le quería ver. Tras algunos tiras y aflojas con Ivonne, finalmente en noviembre de 2015 ambos se ponen de acuerdo para que el presentador se haga la prueba de paternidad.

“Un día abro el teléfono y veo que tengo una llamada pérdida de Ivonne. Así que le mandé un mail y me llamó. Era la primera vez que hablábamos en años y estuvimos casi dos horas. Me preguntó si me quería hacer la prueba y yo le dije que sí. Y quedamos en hacerme la prueba”, relató Navarro.

Sin embargo, a los dos días la presentadora le dijo que era mejor que esperaran algunas semanas porque el niño tenía exámenes, a lo que Navarro aceptó. De hecho, según contó el cordobés, siguieron escribiéndose mensajes incluso mandandose chistes.

Pepe Navarro y Bertín Osborne.

Pepe Navarro y Bertín Osborne.

La servilleta perdida

El punto de inflexión sucedería pocas semanas después en enero de 2016. Siempre según el presentador, Ivonne le pidió a hablar a los ojos y quedaron a comer para hablar de esta prueba. “Y hay un momento en el que voy al baño y al volver veo que no tengo mi servilleta”, contó Navarro dando a entender que la venezolana se había quedado con ella para recoger una muestra de ADN.

En aquella comida le dije que si yo era el padre, lo asumiría. Y que si no era así, le daría un tiempo necesario para contarlo, pero nunca más allá de febrero de 2017, que es cuando acababa el plazo para que yo pudiera presentar recurso contra el fallo del Supremo·, continuó relatando.

Cuando fue su sorpresa cuando, a partir de ahí, Ivonne ya no le cogió el teléfono hasta que un día le contestó muy formalmente diciendo que “yo era el padre y que no había nada más que hacer (...) Y yo le dije que iba a seguir adelante”.

“Yo nunca he querido entrar en guerra, he estado callado. Pero mi hija nos pidió arreglarlo porque no podía aguantar esto, que digan que su padre es un cabrón… Y así que fue al abogado para iniciar el proceso de filiación”, contó el presentador.

Pepe Navarro y Bertín Osborne.

Pepe Navarro y Bertín Osborne.

El detective privado

Sin embargo, había un problema: no contaban con una muestra del hijo de Ivonne. Algo a lo que Navarro y su familia pusieron solución, según Ivonne Reyes, gracias a que contrataron un detective privado. “La prueba se hizo con todo el rigor que hay que hacerse, un profesional que se atiene a las normas, siguiendo toda la normativa, respetando todo lo que hay que respetarse”, contó Navarro sin decir que, efectivamente, ese profesional era un detective.

“Pero, ¿es legal?”, preguntó Bertín. “No es legal, pero es un indicio. Ahora hay que hacerlo oficial, que la verdad legal sea la verdad biológica. Seguiremos adelante. Mi hija ya sabe quién es su familia”, zanjó.