Mila Ximénez contra Mercedes Milá.

Mila Ximénez contra Mercedes Milá.

Famosos PELEA TELEVISADA

Mila Ximénez amenaza a Mercedes Milá con sacar sus trapos sucios

La colaboradora ha respondido a las palabras que le dedicó la presentadora en 'Sábado Deluxe' donde la calificó de "persona desagradable". La exsuperviviente ha contraatacado llamándola "chunga" y rebuscando en el pasado.

Noticias relacionadas

Si por algo se caracteriza Mila Ximénez (64 años) es por no callarse sus pensamiento y por no tener pelos en la lengua para enfrentarse a quien se le ponga delante. Y es que tras las declaraciones de Mercedes Milá (66) en el Sábado Deluxe donde expresó que la exmujer de Manuel Santana (78) le produce "un rollo negativo" y que "verla le resulta desagradable", sabíamos que la colaboradora no se iba a quedar callada.

En vista de las palabras que se han dedicado, parece más que claro que su desencanto es recíproco. Ximénez calificó a la presentadora de "profundamente chunga" y afirmó que cada vez que habla siente "como si le dispararan alfileres en los oídos". Pero los dardos continuaron hacia la exconductora de Gran Hermano, pues la de Sálvame quiso remarcar que el mal rollo del que le acusa "es el que lleva la propia presentadora internamente".

Mila Ximénez, en Sálvame ayer.

Mila Ximénez, en Sálvame ayer.

Según Ximénez, no es lo único que Milá lleva en sus adentros, sino que "es una señora rabiosa y que tiene amargura dentro". Además, quiso dar donde más duele a la presentadora y tocó el programa 'de sus amores':  "Usted ni le perdona ni se perdona que la hayan sacado por la puerta de atrás y ya no presente Gran Hermano".

Además, la colaboradora apuntó que Mercedes Milá insinuó el año pasado, cuando Ximénez estaba en la isla de Supervivientes, que Telecinco tenía 'programado' hacerla ganadora de la aventura hondureña, pero finalmente se pudo comprobar que no fue así: "Yo no gané Supervivientes, pero llegué a la final y eso es lo que a usted le molesta. ¿Sabe lo que le digo? ¡Que se jorobe! Busque su propia felicidad porque la perdió hace tiempo, y organícese su vida que la tiene bastante destruidita". Con esta última frase la colaboradora se refería a lo que supuso su ataque final y más duro hacia la presentadora: "Usted es de Menorca y yo de Marbella... ¿No fue en Menorca donde le derribaron una casa por haber sido construida ilegalmente? A mí nunca me ha pasado algo así. Y no me hagas rebuscar más". Unas palabras que auguran la continuación de esta historia, al menos, algunos capítulos más.