Amancio Ortega.

Amancio Ortega. GTRES

Famosos CONOCIENDO AL EMPRESARIO GALLEGO

Diez cosas que no sabías de Amancio Ortega

Sus tiendas son de sobra conocidas, pero aún quedan cosas por saber de su fundador. En JALEOS recopilamos algunas de las curiosidades que retratan al empresario gallego.

Noticias relacionadas

Esta semana Amancio Ortega cumplía 81 años. El mismo día en el que soplaba las velas se dio a conocer que la fundación que lleva su nombre ha donado 320 millones de euros a los hospitales españoles para que mejoren los aparatos que emplean en los tratamientos de cáncer.

[Lea aquí: Las incomprensibles críticas a Amancio Ortega tras donar 320 millones de euros a hospitales]

La multimillonaria donación ha sido aplaudida por muchos y criticada por unos pocos, por lo que se ha convertido en una de las noticias más comentadas de estos días. A raíz de esto, desde JALEOS hemos querido desgranar un poco más de lo que se esconde tras el fundador de Inditex. Sabemos que nunca da declaraciones a los medios, que comenzó confeccionando batas y que tiene 17 propiedades entre las que destacan un yate, un jet privado y algunos de los edificios más emblemáticos de Madrid, Barcelona o Nueva York. Pero, ¿qué hay del Amancio más personal?

Marta, la hija por la que haría hasta lo que menos le gusta

Es su hija pequeña y la niña de sus ojos. Construyó para ella el centro hípico Casas Novas a pesar de que a Amancio no le gustan nada los caballos. Pero también sucede en la dirección contraria, es decir, que Marta siente debilidad por su padre y prueba de ello es que a su primogénito le llamó Amancio.

Amancio Ortega besando a su hija Marta.

Amancio Ortega besando a su hija Marta. GTRES

Vacas, gallinas y plantas, su hobby favorito

El Pazo de Ancéis es el lugar en el que le encanta esconderse. Allí tiene todo cuanto desea: grandes prados, una gran piscina, un huerto y una granja con vacas y gallinas que abastece a toda la familia. En sus 42.000 metros cuadrados se encuentra en su salsa porque puede practicar agricultura y jardinería, dos entretenimientos que le encantan.

Un 'cholo' que no es colchonero

Así es como le llaman sus familiares y personas más allegadas. Su madre le llamaba cariñosamente 'Choliño', su apodo en diminutivo que no ha vuelto a utilizar nadie desde la partida de su progenitora.

Cada 60 segundos, 2.500 euros a su bolsillo

Esa es la cantidad que gana en un solo minuto gracias a los dividendos generados por Inditex en 2017. Y eso que ya no es director general de la empresa. Este año se hará con un total de 1.250 millones de euros.

Massimo Dutti, su tienda favorita de Inditex

Si mirásemos la etiqueta de Ortega en todas sus apariciones, el 99,99% de las veces comprobaremos que viste de Massimo Dutti. Pese a que en sus tiendas las vende, Amancio nunca usa corbata - salvo en la boda de su hija pequeña - y es un apasionado de las chaquetas tipo bomber. En esto último está de suerte  porque son tendencia, y si no lo fueran, ya se encargaría él convertirlas en un must have desde su empresa.

Su mujer tampoco derrocha

Su segunda esposa y actual mujer con la que comparte su vida, Flora Pérez, acude a una peluquería que tiene precios tan asequible como los de las marcas de su marido. Flora es consejera asesora de Inditex y como tal también viste de sus firmas. Se casó con el empresario en 2001, y mientras él se entretiene en el campo, ella prefiere leer libros o pasear del brazo de su esposo por el lujoso barrio coruñés de Los Cantones.

Amancio Ortega y su mujer Flora Pérez, de vacaciones en su yate.

Amancio Ortega y su mujer Flora Pérez, de vacaciones en su yate. GTRES

Dicen que vistió a Franco

El libro Amancio Ortega: de cero a Zara es una especie de investigación acerca del fenómeno del empresario gallego en el que se presentan sus inicios hasta su gran éxito. En él se cuenta que el primer empleo de Amancio fue a los catorce años en la camisería Gala. Allí trabajaba como chico de los recados, limpiaba escaparates, llevaba los paquetes y a veces atendía en el mostrador. Corre la anécdota de que, debido a ese trabajo, Ortega llevó alguna camisa con las iniciales F.F. bordadas, de Francisco Franco, hasta el Pazo de Meirás.

Un hombre de fe

Es una persona de profundas creencias religiosas. Todas las ONG con las que colabora desde su empresa están ligadas a la religión, mientras él está muy relacionado con los jesuitas. La fe es algo que siempre intentó inculcar en sus hijas.

Le encontrarás allá donde esté la mejor tortilla de España

Es un cliente habitual de El Manjar, un restaurante muy céntrico de A Coruña que se alzó con el título y el honor de poseer la mejor tortilla de patata del país. Como buen gallego, es amante del marisco y de las buenas carnes acompañados por un buen vino.

Su hija invisible

Tras su divorcio de Rosalía, su primera mujer, estuvo distanciado de su primogénita Sandra Ortega Mera. Retomó la relación en 2015 y es la titular de más del 5% del imperio de su padre por ser la segunda accionista del grupo Inditex tras la repentina muerte de su madre en 2013. Las dos hijas, Sandra y Marta, no tienen ninguna relación fuera del ámbito estrictamente profesional.