Amancio Ortega se ha convertido en blanco de las críticas estos días.

Amancio Ortega se ha convertido en blanco de las críticas estos días. GTRES

Famosos REACCIÓN EN LAS REDES

Las incomprensibles críticas a Amancio Ortega tras donar 320 millones de euros a hospitales

El empresario lleva años repitiendo esta acción altruista a favor de la mejora de la sanidad española. Algo que algunos internautas se niegan a aplaudir y prefieren destacar supuestas malas conductas por parte de su empresa.

Noticias relacionadas

Este miércoles el nombre de Amancio Ortega (81 años) volvía a convertirse en Trending Topic. La noticia no tenía nada que ver con nueva apertura de una tienda de Zara -algo que hubiera tenido una gran acogida como lo fue el anuncio de la próxima inauguración del establecimiento más grande del mundo en Madrid- sino que la fundación del empresario gallego ha donado 320 millones de euros a los hospitales españoles para que renueven sus aparatos para el tratamiento del cáncer.

Pues aunque no se lo crea, las redes ardieron y se mostraron en contra de Ortega tras su acto altruista. Los usuarios hablaban de lo que para ellos era un intento de lavado de imagen del empresario. Según estos internautas, el cuarto hombre más rico del mundo -dicho por Forbes- emplea las donaciones para 'ocultar' algunas de las informaciones más 'oscuras' que se han revelado sobre su empresa.

Hace unos años varios medios económicos informaron de que Inditex empleaba a menores de países subdesarrollados para la producción de sus prendas. Pero, tal y como publicó EL ESPAÑOL en febrero de 2016, la empresa de Ortega tiene un estricto código de conducta que marca las pautas y las condiciones de trabajo de sus proveedores.

Otras de las críticas que recibe el multimillonario se centran en las informaciones que le señalan por eludir impuestos en su ejercicio fiscal entre 2011 y 2014. Desde Inditex quisieron dar respuesta al informe presentado por Los Verdes en el Parlamento Europeo en el que le acusaban de un impago de impuestos valorado en casi 600 millones de euros. La empresa aportó los suficientes datos para justificar su pago a Hacienda y mostrar que las cifras se adecuaban a lo establecido por la ley.

Lo cierto es que, pese a que la donación del empresario apenas llega al 0,5% de su fortuna, la cantidad llevará a los hospitales españoles casi 300 máquinas de última generación para luchar contra una enfermedad que cada año se lleva a miles de personas. Un gesto que se suma a los 40 millones de euros que donó para aparatos de radioterapia en mayo del pasado año para la comunidad andaluza.