Movimientos y joyas maxi, han definido la propuesta de Alvarno para la próxima primavera-verano. | Foto: GTRES.

Movimientos y joyas maxi, han definido la propuesta de Alvarno para la próxima primavera-verano. | Foto: GTRES.

Moda MADRID FASHION WEEK

Alvarno nos traslada a su particular Olimpo urbano

Los diseñadores reinterpretan el espíritu guerrero de la mujer cosmopolita con diseños cargados de volúmenes, drapeados y aplicaciones joya. 

Álvaro Castejón Y Arnaud Maillard, siempre lo han tenido claro. “La luz de Madrid y el Espíritu de París” fue su origen. Y conseguir elevar el Prêt-à-Porter al nivel de lujo mediante una exquisita selección de tejidos, bordados y un estudiado patronaje; su leitmotiv. Por eso, desde el primer momento en el que crearon Alvarno, no han parado en su afán por vestir a una mujer segura de sí misma, aportándole una “rock attitude” en su día a día.

En la pasada edición presentaron Resurrección, una colección que hablaba de opulencia, magia y savoir faire muy seventies. Y hoy, en esta cuarta jornada de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, los diseñadores nos sorprenden con una colección Primavera-Verano 2018 en la que, a través de las flores como arquetipo del alma -fugaces, bellas e inocentes-; buscan camuflar con dulzura la fuerza de la mujer.  

NUEVOS VOLÚMENES Y COLORES VIGOROSOS

Para la próxima temporada, Álvaro y Arnaud proponen el movimiento como principal protagonista de la colección. Con nuevos volúmenes despegados, románticos y etéreos; los diseñadores dan especial importancia a la caída de los tejidos que se expresa en bandas viveadas con contrastes de color. Una técnica con la que han roto la geometría, para aportar una nueva personalidad a sus vestidos y diseños. 

Piezas creadas para la mujer Alvarno y que se sumergen sin estridencias en un jardín de ensueño, vestida con materiales nobles y técnicos donde se adivinan flores escondidas y geometrías en jacquard; elemento destacado de sus propuestas y con el que han buscado elevar la sofisticación a su máxima expresión. 

En cuanto a la paleta cromática, Alvarno propone los siempre elegantes blanco y negro que se entremezclan con una gama de colores vigorosos que van desde el azul, pasando por el verde mar, el naranja y el champagne. 

VESTIDOS ETÉREOS Y DELICADOS

A través de un juego de efectos ópticos en sedas fluidas, gasas y satén en doble cara bicolor, los vestidos de 'cuento' (largos, con volúmenes y movimiento) han sido, sin duda alguna, los grandes protagonistas de la colección Primavera-Verano 2018 de Alvarno. 

Fieles a su estilo majestuoso -donde queda patente su buen patronaje y conocimiento de Alta Costura- las maniquíes han desfilado como Diosas de un Olimpo urbano en el que también ha habido cabida para diseños atrevidos en forma de vestidos mini.

Diseños en los que los drapeados sutiles y estructurados jugaban con precisión en los cortes y la asimetría de las siluetas, sello indiscutible de la casa. 

Los accesorios han otorgado de fuerza y personalidad sus propuestas. |Foto: GTRES.

Los accesorios han otorgado de fuerza y personalidad sus propuestas. |Foto: GTRES.

CUELLOS Y LUJO EN CLAVE MAXI 

Clave importante para el éxito de la colección han sido, sin duda alguna, los complementos.

Junto a cuellos rectos o camiseros de gran tamaño -siempre con broches o corbatas lazo-, las joyas imponentes en oro y delicada porcelana blanca obra de Juan Guillén, han dado fuerza y sofisticación a cada uno de los vestidos, camisas y dos piezas de Alvarno. 

Y para el calzado, la firma ha apostado todo a diseños propios en los que las sandalias de tacón y aplicaciones joya vestían sus diseños más naif así como las sandalias romanas en azul, negro y naranja aportaban fuerza a los looks mas urbanos.