Imagen de archivo.

Imagen de archivo. Gtres

El Estilo APRENDER A COMBINAR

Cómo construir tu marca personal con las tendencias de otoño 2018

Es importante saber comprar, y diferenciar a las mujeres que van 'a la moda', de las que son 'víctimas' de la misma.

Ya ha dado comienzo la temporada de moda otoñal 2018 y con ello la renovación de vestuario y cambio de armario. En ocasiones compramos ropa de forma compulsiva y después no sabemos cómo combinarla. Pero no toda prenda que esté de moda o que sea tendencia favorece a todo el mundo. Hay que intentar que sea la tendencia la que se adapte a uno mismo. Y para ello hay que tener en cuenta muchos factores.

Para definir el estilo -o los diferentes estilos- de cada uno, es necesario tener claras las preferencias en cuánto a la ropa que que queremos llevar. Son importantes las prendas, los colores, el tejido y el corte que tengan. Todo influye. Para encontrar tu lugar en el mundo de la moda, debes descubrir si optas más por algo extremista, algo intermedio, o por un look más sofisticado. 

Dentro del estilo de la persona se encuentra la personalidad. A muchas mujeres les gusta llamar la atención, más a la última. Sin embargo, las que prefieren pasar desapercibidas, suelen optar por ropa de sport o algo más informal.

Moda de otoño 2018

Moda de otoño 2018

Hay muchas opciones diferentes. No es lo mismo pensar en los estilismos cuando eres un estudiante que cuando eres un trabajador. No es lo mismo tener niños que no tenerlos, y no es lo mismo trabajar en casa o trabajar en una oficina. Nuestros hábitos diarios marcan nuestras necesidades en cuanto a la moda.

La regla número uno es mirarse al espejo y reconocerse, que no te veas disfrazada. Sí tienes que sentirte una versión mejorada, pero que nunca implique que te sientas absurda.

Para estar 'a la moda', hay que hacer un uso inteligente de la misma, para evitar que te conviertas en una Fashion Victim. Estas 'víctimas' de la moda se ponen lo que se lleva en ese momento, aunque no les quede bien o no se ajuste a su personalidad. Cuando conoces tu cuerpo y cuando tienes en cuenta tus gustos propios es cuando compras con cabeza y no de forma compulsiva. De esta manera te vestirás bien y a la vez sabrás crear un armario útil en la práctica del día a día. 

La moda cambia continuamente, y al fin y al cabo, lo que es pasión para unos, es un negocio para otros.