Puede que la pandemia de coronavirus haya acabado con los grandes eventos de cine y moda del último año, como la gala anual que celebra el Metropolitan de Nueva York el primer lunes de mayo o incluso la entrega de los Goya en España -muchos de los premiados de la última edición recibieron su premio por zoom-.

Noticias relacionadas

Pero si existe algo con la que la Covid-19 no ha podido, un año más, es con la impresionante bolsa que los nominados y los ganadores de los premios Oscar reciben como obsequio -más allá, por supuesto, de la posibilidad de obtener la anhelada estatuilla dorada-.

Como viene siendo habitual desde hace 19 años, la empresa Distinctive Assets, en colaboración con firmas de moda, belleza, estilo de vida y viajes, agasaja a las piezas clave de las categorías más importantes -Dirección, Actor y Actriz, y las principales de reparto- con un set de regalos por valor de 205.000 dólares, unos 170.000 euros

La bolsa de Distinctive Assets valorada en 205.000 dólares (170.000 euros). Distinctive Assets

Distinctive Assets es una empresa "especializada en mercadotecnia y en posicionamiento de imagen de marca en la industria del entretenimiento y más allá", tal y como consta en su página web. "Queríamos que las bolsas desprendieran algo más que el simple hecho de 'aquí tienes una bolsa llena de cosas gratis'", declaró para Forbes Lash Fary (49 años), fundador de Distinctive Assets.

Desde su agencia de comunicación y marketing insisten en aclarar que la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas no tiene vínculo alguno con los regalos. En esta gala de los premios Oscar, la 93º, habrá presentes con pensamiento de justicia social y con conciencia de los acontecimientos recientes: desde la Covid-19 hasta el asesinato de George Floyd a manos de un policía, ya condenado. "Todas las bolsas provienen de empresas que son propiedad de mujeres, de negros y de empresarios con discapacidad", concluye el líder de Distinctive Assets.

Anthony Hopkins en 'El padre'.

El próximo domingo, por fin 25 de abril -esta gala se ha atrasado más de dos meses- algunos de los actores nominados como Viola Davis (55), Glenn Close (74), Anthony Hopkins (83) o Gary Oldman (63) se llevarán un lote de viajes o productos de belleza específicos para la salud y el bienestar. También mascarillas de diseño, infusiones orientales, un bono de sesiones con uno de los mejores entrenadores personales de California y suplementos alimenticios. Aparte, hay una bolsa de tela con camisetas, zapatillas deportivas y gafas de sol, entre otros objetos.

Pero no sólo de asuntos superficiales vive el -oscarizado- hombre, la impresionante bolsa contiene agua, tés, anacardos tostados, galletas de chocolate, miel de Nueva Zelanda, Tequila Antigua Cruz Anejo Cristalino, una reserva especial de tequila de agave puro elaborado en pequeños lotes, whisky Weed Straight Bourbon de 91 grados y dos botellas de Trust Me Vodka con oro 23 quilates comestible. 

Sam Rockwell junto a Viola Davis tras ganar su Oscar Reuters

Esta bolsa también tiene una edición limitada de Don't Cookbook, un libro de recetas especiales con las que lograr platos como pasta de tinta de calamar, tostadas de aguacate o nachos sin necesidad de encender el horno, tan sólo con escanear el código QR ya te muestran los restaurantes locales dónde se pueden pedir. Una parte de los beneficios de cada venta irá íntegra a los trabajadores de restaurantes afectados por la pandemia.

La citada empresa piensa en todo. Y aunque ahora no hay un lugar en el que se debería estar más allá de la casa propia, Distinctive Assets regala una estancia de cuatro noches en un balneario llamado Golden Spa, considerado uno de los mejores del mundo, y tres noches en el faro Pater Noster, en la isla sueca de Hamneskä.

Para aquellos intérpretes hogareños: bombas de baño para aromatizar y decorar la bañera, aceites íntimos, exfoliantes y cremas, juegos de mesa, velas, pijamas y pantalones de deporte de una marca sostenible. Si su pensamiento es remodelar su casa, atención, porque también regalan materiales de construcción. Es sí, sólo si su propiedad sita en Nueva York.

[Más información: Los mejores vestidos de la historia de los Oscar]