Este pasado jueves, 22 de abril, la familia real al completo presidió la puesta a flote del nuevo submarino de la Armada, el S-81 Isaac Peral, en Cartagena. El gigantesco prodigio de ingeniería no consiguió eclipsar la presencia de la princesa de Asturias, Leonor de Borbón (15 años), que era la protagonista del acto, pero tampoco a su hermana, infanta Sofía (13), y los Reyes, Letizia (48) y Felipe VI (53). No solo llamó la atención la exquisita conducta de la heredera al trono o los gestos fraternales entre todos los miembros reales, sino que tampoco se pasó por alto que todos ellos vestían prendas de marcas españolas en homenaje al origen cien por cien made in Spain del majestuoso submarino que se presentaba ante sus ojos.

Noticias relacionadas

Pero si se indaga aún más en los estilismos de este marcado día, se puede observar que Leonor optó por una combinación de tonalidades azules y blancas, y Sofía escogió un vestido en color rojo. Podría parecer que esta selección cromática era un guiño a la temática marinera que envolvía el acto -de algún modo-, pero si se echa la vista atrás, se desprende que esta fórmula en la elección de colores por parte de las hermanas es más que habitual.

El rojo y el azul predominan en los estilismos de Leonor y Sofía, ¿por qué? Lo descubrimos.

Se trata de un método estilístico que las hijas de los Reyes llevan empleando desde su tierna infancia. Cuando dejaron las prendas de bebé y pudieron ponerse en pie para caminar por primera vez, las infantas aparecían a menudo ante los medios con vestidos, pichis y conjuntos que se regían por dos tonalidades: si una de ellas vestía de rojo, la otra lo hacía en azul. Y esa estrategia se ha repetido a lo largo de los años. Normalmente, es Sofía la que luce el rojo y Leonor el azul, pero puntualmente varía. Además, en este tiempo también han combinado sus complementos de forma cruzada -si el look principal era azul, usaban zapatos rojos, en honor al estilismo de su hermana; y viceversa.

Pero ¿por qué escogen estos dos colores concretamente? ¿Esconden algún mensaje? Sí. Hay que tener en cuenta que el rojo carmesí es el color oficial del reinado de Felipe VI, mientras que la tonalidad azul, sobre todo en marino, se ha identificado con la institución monárquica a lo largo de la historia de las casas reales europeas.

A Sofía le favorecen los tonos rojizos (otoño), y a Leonor los tonos azulados (verano). Antònia Fuster - Help Estilistas

No siempre se ciñen rigurosamente al rojo o azul sino a la extensión de su evolución cromática de la gama en sí, como puede ser pasar del rojo al rosa, o del azul marino al turquesa o a las tonalidades pastel

Por supuesto, tanto la princesa como la infanta recurren también a otros colores para vestir, pero es cierto que existe un alto porcentaje de ocasiones en las que recurren a esta fórmula muy asentada entre los royals. Pero es que además de ser tonalidades con gran significado para ellas y su familia, la realidad es que son colores que favorecen a ambas menores. Según desveló la experta en moda Antònia Fuster, de Help Estilistas, a JALEOS, la paleta de colores denominada "Verano", donde la tonalidad predominante es el azul en todas sus gamas, es el que más se alía a los rasgos y gustos de Leonor de Borbón. Y, en cambio, la paleta de tonos conocida como "Otoño" se ciñe a la perfección con el estilo de Sofía, un catálogo donde reinan los colores rojizos, terracota y algún mostaza.

Marcando la diferencia

En el acto del pasado jueves, gracias a la asistencia de la familia al completo, se pudo comprobar que Leonor ha tomado una decisión que afecta a su aspecto y que la desliga -estilísticamente hablando- de su hermana más allá del estilo personal que tiene cada una a la hora de vestir. 

La futura Reina se dejó ver con una melena mucho más corta que la que lució en su última cita pública que data de hace justo un mes, el 23 de marzo, cuando acudió a su primer evento en solitario en el Instituto Cervantes. Entonces presumió de una larga melena con puntas onduladas que le aportaban un aura elegante y juvenil, pero quizá demasiado inocente. Dado que ya se encuentra en plena adolescencia y de hecho, en menos de cinco meses volará a Gales para continuar sus estudios independizada de la familia, la princesa de Asturias ha decidido recortar su melena y mostrar una imagen más madura y diferente de cara a su nueva etapa vital.

Leonor ha recortado su melena y se ha 'desvinculado' así del estilo de su hermana. Gtres

Por su parte, Sofía continúa luciendo una cabellera larga y lacia, y es que parece que lo que la hija menor de los Reyes se ha propuesto este año es dejar de lado las ondas en su pelo y presentarlo totalmente liso más a menudo.

Estos cambios en la princesa y la infanta demuestran que ya tienen suficiente edad para decidir por sí mismas lo que quieren y lo que les gusta. Ellas, como todas las jóvenes, crecen e imponen poco a poco sus propias reglas.

[Más información: La prenda que Leonor le ha 'robado' a Letizia y el vestido étnico de Sofía: los detalles de su primer acto juntas]