De Señorita Rottenmeier por quinta vez. Con esas seis palabras se podría definir a la perfección el look que ha elegido esta mañana la reina Letizia (48 años) en Cartagena, Murcia. O si queréis un resumen todavía más corto: aburrido y repetidísimo. Los Reyes y sus dos hijas, la princesa Leonor (15) y la infanta Sofía (13), han viajado a la localidad murciana para hacer una visita a Navantia (la empresa naviera española) con motivo de la inauguración del Submarino S 81, Isaac Peral.

Noticias relacionadas

Las fans de Letizia asegurarán que la esposa de Felipe VI (53) ha elegido un outlook tan repetido y tan poco llamativo para dejarle todo el protagonismo a Leonor y Sofía, pero las chicas ya se ganan solas su protagonismo y simplemente ha decidido darnos pocas alegrías en la mañana de hoy.

El 'outfit' de la Reina para viajar a Cartagena este jueves. Gtres

La Reina ha reutilizado un vestido cruzado tipo wrap dress de color gris, de corte midi que ya ha llevado en otras cinco ocasiones. No se sabe la marca del vestido, por lo que se sospecha que se trata de esos encargos que hace a alguna modista secreta y que hace a su gusto. El traje le queda como un guante, así que no dudaría que está hecho a medida.

La primera vez que se lo vimos fue en diciembre de 2018. Entonces lo estrenó con un cinturón fino en charol negro, con esa horrible manía de retorcer el trozo que le sobra alrededor del resto del accesorio. Las otras veces, mucho mejor, sin el complemento. Hoy lo ha combinado de forma nueva también. Y desde luego, es la mejor idea.

Letizia se ha calzado los salones con tachuelas en piel de serpiente con la cartera de mano a juego de Magrit. Los tiene hace varios años en su zapatero y siempre levantan cualquier look, incluso este que lo hemos visto tantas veces y que ya nos resulta muy aburrido.

Los salones de piel de serpiente de Letizia. Gtres

Como joyas, por supuesto el anillo de Karem Hallam. Debe tener ya la marca hecha. Es curioso que este no le moleste para dar la mano como le ocurría con el de pedida y el de casada (razón que la propia Reina ha dado para no llevarlos).

Los pendientes que ha lucido la Reina en Murcia. Gtres

Y los pendientes son un par que hacía mucho tiempo que no le veíamos. Son en cascada y hacen aros de diamantes cada vez más grandes. Una preciosidad que agradecemos mucho que vuelvan a la vida y hayan abandonado el joyero de Zarzuela. Con este look de hoy ya suman seis las veces que le hemos visto el vestido de institutriz alemana que es correcto y le queda fenomenal, pero que es un verdadero aburrimiento.

[Más información: El 'tierra, trágame' de Letizia e Irene Montero al mirarse los zapatos: la fatal coincidencia de la jornada]