En lo alto de un acantilado de la exclusiva Costa Oeste de Estados Unidos, en Malibú, tiene el actor Anthony Hopkins (82 años) un impresionante chalé del que ahora quiere deshacerse. Se trata de una propiedad de unos 400 metros cuadrados que se levantó en 1958 y que cuenta, nada más y nada menos que con cinco dormitorios y cinco baños.

Noticias relacionadas

Ubicada concretamente en la zona de Point Dume, una de las famosas y elitistas de California, la casa se caracteriza por sus ventanas abuhardilladas y los techos a dos aguas. En el interior, la edificación cuenta con pisos de madera y chimeneas de piedra. 

Vista general del chalé de Anthony Hopkins. Realtor

La inmensa parcela del chalé incluye también una casa anexa de invitados, donde se han alojado célebres figuras de la historia del cine. No hay duda de que amigos personales de Hopkins y compañeros de la profesión han disfrutado del área de la barbacoa y su cocina al aire libre junto a la piscina y el spa. El precio de la vivienda es de 11,5 millones de dólares (unos 10,3 millones de euros). 

No es ningún secreto que al octogenario actor -cumplirá 83 el próximo 31 de diciembre- le gusta tener la casa llena de invitados. Él mismo ha hecho partícipe al mundo de sus grandes fiestas en casa, compartiendo surrealistas vídeos a través de sus propias redes sociales.

Salón de Anthony Hopniks con escaleras de caracol. Realtor

En su cuenta oficial de Instagram, donde atesora 1,7 millones de seguidores, el protagonista de El silencio de los corderos se define a sí mismo como, artista, pintor, compositor, actor de películas, teatro y televisión. También es su red social de fotos instantáneas escenario de grandes momentos donde el actor desvela rincones inesperados de su espectacular mansión y hace protagonista de sus clips, por ejemplo, a su gato Niblo. 

Ventanal con visitas a la bahía de Malibú.

En estos días, como muchas personas a lo largo y ancho del planeta Tierra, Anthony Hopkins se encuentra en cuarentena. No solo protegiéndose del coronavirus sino también evitando su contagio en el caso de ser agente portador y desconocer que tiene el virus.

El también protagonista de Los dos Papas ha subido a las redes un pequeño vídeo donde toca el piano para calmar a su gato. Al fondo, se aprecia levemente otra de las estancias de la casa: la biblioteca. "Niblo se está asegurando de que me mantengo con salud pero él me pide a cambio que le entretenga... Cosas de gatos", ha escrito el actor junto al vídeo. 

[Más información: Kiko Hernández rebaja el precio de su casa de Madrid un mes después de sacarla al mercado]