El actor Nicolas Cage en Sitges.

El actor Nicolas Cage en Sitges.

Celebrities RESPUESTA TAJANTE

Nicolas Cage se pronuncia sobre las acusaciones de abuso sexual a su exnovia

Nicolas Cage (54 años) está de promoción en España. Dos días antes de su llegada a Sitges para asistir al Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, la prensa mundial se hacía eco de una supuesta agresión sexual del actor a su ex novia, Vickie Park. A parecer, los hechos ocurrieron en el Slash Film Festival en Viena, Austria, el pasado 20 de septiembre. De momento, un juez de Los Ángeles ha desestimado la acusación, pero habrá una nueva vista en un par de semanas. Además, Vickie acaba de solicitar una orden de alejamiento. Por lo que este sábado en Sitges la pregunta en rueda de prensa era obligatoria.

Imponente con su traje gris y luciendo dos impresionantes anillos de oro y piedras preciosas, Cage fue tajante: "He emitido un comunicado. No tengo nada más que decir. Pero para que quede claro, no hubo nada de eso".

El ganador de un Oscar por Leaving Las Vegas está muy concienciado con el movimiento Me Too y con la defensa de la integrada de la mujer en la industria. De hecho, su primera mujer fue la actriz Patricia Arquette (50) y la segunda fue Lisa Marie Presley (50), hija del legendario rey del rock.

Nicolas Cage habla claro sobre las acusaciones de abusos sexuales de su exnovia JALEOS

Recibido como una auténtica estrella por decenas y decenas de fans, Cage no dudó en firmar autógrafos y hacerse selfies. Sin embargo, de cerca, el actor desprende cierta frialdad, quizás timidez, que envuelve con una sonrisa de tanto en tanto. Ha llegado para promocionar Mandy, una película de terror de acción que a punto estuvo de no rodar por haberse lesionado la rodilla. "A causa de un accidente estuve tres meses en una silla de ruedas, pero cuando empezamos a rodar volqué toda la rabia que tenía acumulada en mi personaje". Sobrino de Francis Ford Coppola y primo de Sofía Coppola, Nicolas confesó el motivo por el que quiso ser actor: "Quería ser James Dean, era mi inspiración".

Mucho ha llovido desde que su padre le inculcara la pasión por el séptimo arte viendo películas clásicas en un gran proyector en su casa. A pesar de su linaje, tuvo que demostrar su valía hasta convertirse en una de los mejores intérpretes de su generación. Con un físico difícil de clasificar, y que en Sitges mostró perfectamente planchado por la cirugía además de mostrar los efectos de varios injertos capilares, Cage comentó que en la actualidad "las redes sociales y los reality shows convierten a cualquiera en famoso por cualquier motivo. No importa que quieras expresar algún tipo de arte".

Nicolas Cage firmando autógrafos en Sitges.

Nicolas Cage firmando autógrafos en Sitges. Gtres

Y profundizando aún más sobre Internet, hizo referencia a la creación de memes sobre sus expresiones faciales: "No es ningún secreto todas las bromas y gifs que se hacen sobre mi cara, pero creo que esto tiene un lado positivo desde el punto de vista promocional porque las jóvenes generaciones pueden sentirse interesados por la película que esté publicitando". Antes de retirarse a comer y a descansar, Cage desmintió los rumores que afirmaban que dejaba la actuación para centrarse en la producción y la dirección.