Demi Lovato.

Demi Lovato. Gtres

Celebrities QUERÍAN DISCRECIÓN

Filtran la llamada de auxilio al 911 tras la sobredosis de Demi Lovato

La llamada de emergencia, en la que los amigos de la artista piden que la ambulancia acuda al domicilio sin las sirenas, ha salido a la luz.

Noticias relacionadas

La llamada al 911 que los amigos de Demi Lovato (25 años) hicieron el pasado 24 julio tras la supuesta sobredosis de la artista ha sido publicada por el portal estadounidense TMZ, el mismo medio que el pasado martes hizo público el ingreso de la estadounidense en el hospital.

Según el citado portal, Demi fue trasladada desde su domicilio en Hollywood Hills antes de medianoche al hospital por lo que parecía una "sobredosis de heroína". Y, aunque confirman que no existe certeza sobre el tipo de drogas que consumió la cantante aquella noche, TMZ ha podido saber cómo fue la fiesta, que duró toda la noche, y que llevó a la artista a ingresar en el hospital.

Demi Lovato en una de sus últimas apariciones públicas.

Demi Lovato en una de sus últimas apariciones públicas. GTRES.

Según este medio de comunicación, la fiesta comenzó tras la celebración del cumpleaños de una de sus bailarinas en el restaurante Saddle Ranch. Al parecer, Lovato se mantuvo sobria durante esta celebración, pero la situación dio un giro de 180 grados cuando se trasladó a su casa para continuar la fiesta con sus amigos. 

La policía tuvo que acudir al domicilio de la artista al recibir una llamada de emergencia por parte de sus amigos, que se percataron del estado en el que se encontraba. Sin embargo, tal y como revelan fuentes policiales a dicho medio, cuando los agentes llegaron los invitados habían desaparecido; lo que no está claro es si se fueron antes de la llamada de emergencia o cuando se dieron cuenta del problema de la cantante. 

Esa misma llamada de emergencia al 911 es la que ha salido a la luz recientemente gracias a la web estadounidense TMZ. En el audio, que dura pocos minutos, se puede escuchar cómo la persona que realiza la llamada desde el domicilio de Demi Lovato pide a los médicos que apaguen las sirenas de la ambulancia para tratar de pasar desapercibido y que los vecinos no se enteren de lo que está ocurriendo. El operador que está al otro lado del teléfono responde que él no puede controlar eso y que se trata de una emergencia médica, por lo que los médicos deben llegar a la vivienda lo más pronto posible. 

En un documental publicado el año pasado, la artista confesaba abiertamente su afrenta con las drogas, el alcohol, y la bulimia. Un agujero del que aparentemente había salido desde el año 2012, pero parece que la estadounidense ha vuelto a recaer.

[Más información: Demi Lovato, hospitalizada por "una sobredosis de heroína"]