Lalla Malika, la tía del rey de Marruecos, Mohamed VI (58 años), ha fallecido este martes 28 de septiembre de 2021. Así lo ha comunicado la corte alauita: "El Ministerio de la Casa Real, Protocolo y Cancillería anunció, con gran emoción y profundo dolor, la muerte de la difunta Su Alteza Real la Princesa Lalla Malika, hija del difunto Su Majestad el Rey Mohammed V, hermana del difunto Su Majestad el Rey Hassan II, que Dios tenga sus almas, y tía de SM el Rey Mohammed VI, que Dios le ayude, quien respondió al llamado de Dios, este martes 20 Safar Al Kheir 1443 de la Hégira, correspondiente al 28 de septiembre de 2021 en Rabat". 

Noticias relacionadas

La princesa ha fallecido a los 88 años de edad, aunque de momento no se ha especificado la causa de la muerte. Sí ha trascendido que, debido a la crisis sanitaria por la Covid-19, el funeral va a ser estrictamente privado y familiar. Entre los invitados, eso sí, se espera ver al propio monarca, así como a su hijo y futuro heredero, el príncipe Moulay Hassan de Marruecos (18). En realidad, hasta la fecha son las dos únicas asistencias que se han confirmado

Mohamed VI junto a su hijo, el príncipe Moulay Hassan, en una imagen tomada en febrero de 2019. Gtres

Según se ha informado en algunos medios marroquíes, Lalla Malika se caracterizó en vida por su gran discreción. Vivió una vida plácida y discreta en la corte, lejos de los escándalos, y siempre en un segundo plano, detrás de su padre, su hermano y, en los últimos años, su sobrino. Era la última de las hermanas de Hassan II que quedaba viva, después de que Lalla Nouzha perdiera la vida a los 37 años de forma repentina en un accidente de coche. No fue la única desgracia que azotó a la familia y a la propia Lalla. 

La princesa tuvo que hacer frente al fallecimiento, además, de tres hermanas. En 2011, vivió la muerte de su hermana Lalla Aisha, y meses más tarde perdía la vida Lalla Amina. La última hermana, Lalla Fatima, lo hacía en 2014. Las hermanas estaban muy unidas, y junto a dos de ellas protagonizó Lalla Malika una de las bodas más estrambóticas y comentadas. A sus 28 años, Malika contrajo matrimonio con un teniente general, Sharif Moulay Muhammad Cherkaoui. Una boda que habría sido del todo 'normal', si no fuera porque el teniente aprovechó para casarse, además, con Lalla Fatima y Lalla Aicha

Verano atípico y Moulay Hassan 

Este triste fallecimiento llega semanas después de que se hiciera público el 'extraño' verano del Rey. Por primera vez desde que accedió al trono en 1999, trascendió que el rey Mohamed VI no quiso disfrutar de sus vacaciones de verano. ¿La razón? Uno de los grandes misterios que sobrevuela a la monarquía de Marruecos en estos momentos. Todos los años, el Rey congelaba su agenda e iniciaba sus días de asueto y desconexión en la costa norte del país. 

El monarca alauí pasaba semanas en la residencia real de Rincón, que los marroquíes llaman M’diq, una ciudad de 57.000 habitantes ubicada al este de Ceuta. No obstante, este año ha dicho un no rotundo a descansar. Sin razón o motivo aparente. El rey está desde el 26 de diciembre de 2020 en Dar al Majzén, el palacio real de Fez, y de ahí prácticamente no se ha movido. Este verano, pues, no ha habido mar ni navegación para él, pasatiempo que siempre le gustó. Cuentan los entendidos, y los que no se explican por qué Mohamed no ha querido veranear, que en Fez las temperaturas alcanzan los 38 grados de máxima. 

En otro orden de cosas, Moulay Hassan siente un gran respeto hacia su padre y así se lo demuestra cada vez que puede. En 2020 el monarca tuvo que ser sometido a una delicada operación del corazón, una circunstancia en la que su hijo estuvo a su lado, tal y como se pudo ver en redes sociales. De la misma forma ocurrió dos años antes cuando el monarca se sometió a otra intervención en París, tras sufrir una arritmia. En la fotografía distribuida por la Casa Real se observa un detalle muy significativo y es que aunque toda la familia se encuentra alrededor del Rey, es su hijo mayor quien le sostiene la mano con firmeza

A esto se le añaden pequeños detalles que se aprecian en sus apariciones públicas. Moulay es uno de los herederos reales que antes se inició en su labor institucional, ya que desde que era muy pequeño, de la mano de su padre, comenzó a comprender paulatinamente la función que, por nacimiento, le tocaba desempeñar.

[Más información: El vídeo del príncipe Moulay Hassan de Marruecos que desata pasiones por su inesperado gesto]