Poco o nada se sabe de la vida personal del príncipe Moulay Hassan de Marruecos (18 años), hijo del rey Mohamed VI (58) y la princesa Lalla Salma (43), desde que cumpliera la mayoría de edad el pasado 8 de mayo. El hermetismo en torno a la figura del heredero al trono alauí es una máxima en su país. 

Noticias relacionadas

Sus fotografías están contadas, analizadas y seleccionadas de manera minuciosa. Sus apariciones son escasas y el control férreo de los medios de comunicación en Marruecos es una realidad que choca frontalmente con los derechos de sus ciudadanos. Pero si hay algo que ni siquiera la Casa Real marroquí puede controlar son las redes sociales, al menos las que funcionan fuera de sus fronteras. 

El fanatismo por el príncipe Moulay Hassan de Marruecos es tan masivo que, a pesar de que él no tiene redes sociales propias oficiales -que se sepa-, el futuro Rey ya es una estrella en internet. Y no sólo en Instagram, donde atesora decenas de clubs de fans que vuelcan imágenes suyas de pequeño o junto a su familia, sino también en TikTok, la red social china favorita de los americanos y que ahora también triunfa en España gracias a los jóvenes -y no tan jóvenes-.

@marwa.jenner

Just let me be your woman!🥺🤤##marocaine🇲🇦 ##morocco ##foryou ##moulayhassan ##ولي_العهد ##explorepage

♬ оригинальный звук - horny 24/7

Es precisamente en esta última herramienta donde el príncipe heredero se ha vuelto a viralizar. En la secuencia de imágenes, extraídas de algún acto oficial del pasado -se entiende ya que va sin la mascarilla reglamentaria-, Moulay Hassan aparece a cámara lenta, mirando al objetivo real en un momento determinado y acariciándose el labio.

Un comentadísimo e inesperado gesto que ha desatado pasiones entre sus millones de seguidores hasta elevar las cifras del clip a las 800.000 interacciones: un hito que coloca al vídeo de Moulay entre los más populares dentro de su categoría. Tanto es así que el título del documento audiovisual es el siguiente: "Just let me be your woman", ("Déjame ser tu mujer") escribe la autora de este pequeño montaje de apenas 15 segundos cuyo usuario en TikTok es Marwan.Jenner.

El otro gesto de Moulay

@marwa.jenner

He stole my heart🤤😍##marocaine🇲🇦 ##moulayhassan ##foryou ##explorepage ##morocco

♬ original sound - Marwa z-h

No es la primera vez que el príncipe Moulay Hassan de Marruecos se viraliza en TikTok por un gesto natural, quizá fuera del estricto protocolo que le exige el linaje, la sangre azul, el apellido. En esta ocasión, Hassan también es protagonista durante un acto oficial al que fue vestido de príncipe árabe. Durante el evento, en un momento en el que parece que no se da cuenta de que nadie lo graba, no puede evitar que le sobrevenga una carcajada.

Al principio, consciente de su posición institucional y de que una salida de tono así podría levantar cierta polémica, el príncipe intenta guardar las formas y con su mano trata de taparse la boca. Sin embargo, las carcajadas van a más y en cierto instante, Moulay Hassan de Marruecos se ve obligado a retirarse las lágrimas que se le saltan, provocadas por las risas. 

Los 18 de Moulay Hassan

Moulay Hassan, durante un acto en Rabat en 2019.

El 8 de mayo de 2021, el hijo del soberano marroquí y la princesa Lalla Salma, separados desde hace tres años, cumplió 18 años. Desde entonces, apenas se ha conocido información sobre su vida, ni siquiera sobre su vida institucional -activa desde que tiene siete años-. 

Moulay Hassan de Marruecos llegó a la edad adulta en mitad de la pandemia de coronavirus, lo que le impidió celebrar sus 18 años como suelen hacer en las altas esferas de Rabat, con los fastos propios del rey Mohamed VI y su familia. Hassan, a su edad, ya va a la Universidad y no se trata de un centro cualquiera. 

El príncipe continúa con sus estudios superiores en la Universidad Politécnica Mohamed VI, conocida popularmente como la UM6P. A la vez, de manera paralela, se prepara para ser el jefe del Estado de todos los ciudadanos de Marruecos.

[Más información: El príncipe Moulay Hassan, como nunca lo habíamos visto: descamisado en su verano más salvaje]