Moulay Hassan (18 años) ha generado un gran revuelo mediático desde que el pasado mes de mayo alcanzó la mayoría de edad. Su historia, su posible ascenso al trono y el confrontamiento que podría tener con varios miembros de su familia, lo ha puesto en el foco de la prensa y ha despertado el interés de los usuarios de las redes sociales. Aunque no tiene cuentas propias, al menos evidentes, el Príncipe posee una intensa presencia en la web 2.0.

Noticias relacionadas

En Instagram, por ejemplo, hay varios perfiles dedicados a su figura. Aunque muchos permanecen inactivos desde el año pasado, hay un par que se mantienen actualizados con fotos suyas o de su familia. También es notorio la cantidad de publicaciones que llevan como hahstag el nombre del heredero alauí. Mientras se redacta esta noticia #moulayhassan suma más de 3.000 post en los que se desvelan los gustos y aficiones del joven, su asistencia a actos oficiales, sus encuentros con reconocidos personajes como Meghan Markle (39) y el príncipe Harry (36) o su transición de niño a adolescente.

En Twitter ocurre algo similar. Si bien la cantidad de usuarios con el nombre de Moulay Hassan es casi imperceptible, el uso de la etiqueta que lleva su denominación se ha intensificado en las últimas semanas con las noticias compartidas por los medios de comunicación.

La presencia del príncipe Moulay en Facebook es algo más diversa. Los usuarios que llevan su nombre y apellido no muestran una actualización reciente. La más novedosa compartió su última publicación el pasado mes de febrero, cuando el heredero alauí todavía no había generado gran revuelo en la prensa internacional. Su nombre, sin embargo, se lee con más periodicidad en las fanpage -canales de comunicación con los seguidores del Príncipe- que se han hecho desde diferentes partes del mundo y en distintos idiomas. 

Como no podía ser de otra forma, Moulay también tiene presencia en TikTok, la red social que desde hace poco más de un año se ha popularizado entre los jóvenes de su edad. Las cuentas que se refieren a él no solo lo hacen a través de usuarios que llevan su nombre, sino también mediante algunos que lo definen como Príncipe. Los vídeos, como ocurre en las publicaciones compartidas en otras plataformas, destacan algunos de sus momentos más importantes y reflejan la actividad que mantienen algunos miembros de su familia. 

Moulay Hassan, durante un encuentro con el príncipe Harry y Meghan Markle. Gtres

Pero el número de perfiles o páginas que se han creado en las diferentes redes para hablar de Moulay Hassan no son el único indicativo de que su figura despierta una enorme curiosidad en todo el mundo. Las cifras de 'me gusta', de etiquetas y de seguidores también son una muestra de ello. En TikTok, por ejemplo, varios usuarios que se hacen llamar con su nombre tienen entre 15.000 y 35.000 followers

Su estratégico silencio

Aunque muchos hablan de él, Moulay Hassan ha llevado con discreción todas las informaciones que, en las últimas semanas, han desvelado detalles de su vida privada. Desde el 8 de mayo, cuando celebró su 18 cumpleaños, ha mantenido un perfil bajo. A pesar de que ha tenido alguna aparición, no ha pronunciado ninguna palabra. Actualmente, todo lo que se refiere a su vida personal e institucional puede conocerse más de cerca en los medios de comunicación y las redes sociales más populares, donde el heredero se ha convertido en un personaje importante.

Moulay Hassan en un posado familiar en 2014. Gtres

El silencio de Moulay podría estar provocado por el actual ambiente de tensión que vive su país y por la enorme influencia que ejerce su madre, Lalla Salma (43), sobre él. Desde hace varios años, la complicidad entre madre e hijo se ha hecho evidente en el savoir faire del heredero en los actos oficiales que ha presidido en solitario. Aunque tienen gustos similares con su padre, lo que el Príncipe no comparte con Mohamed VI (57) es la guía, el consejo y el dictamen de su progenitora, quien se ha convertido en su gran referente.

[Más información: La exclusiva y costosa pasión que Moulay Hassan de Marruecos ha heredado de su padre y su abuelo]