Desde que alcanzó la mayoría de edad el pasado mes de mayo, Moulay Hassan (18 años) ha generado un gran revuelo mediático dentro y fuera de su país. Al principio llamaba la atención de la prensa y las redes sociales por su historia, su posible ascenso al trono y el confrontamiento que podría tener con varios miembros de su familia. Pero ahora, además, genera interés por su particular estilo.

Noticias relacionadas

JALEOS ha descubierto que el hijo de Mohamed VI (57) y Lalla Salma (43) se ha consolidado como un referente de moda para los más jóvenes. Este periódico ha advertido que su particular corte cabello, una característica que se ha convertido en su seña de identidad, está siendo imitado por hombres de su edad. 

Según ha reflejado en su perfil de Instagram un barbero de Marruecos, uno de sus clientes ha optado por la "marca Moulay Hassan". Se trata de un estilo que se caracteriza por llevar el pelo rapado a los lados y en la parte baja de la cabeza mientras que deja mechones más largos en el centro. Para destacar aún más que este look ha estado inspirado en el heredero al trono alauí, el estilista ha hecho uso de un par de hashtags que llevan el nombre del Príncipe. 

En lo que a moda y estilo se refiere, Moulay Hassan también ha llamado la atención en redes sociales por lucir relojes sumamente costosos, si se compara con los tradicionales accesorios que llevaría un joven de su edad, vinculado con alguna monarquía. Suele mostrarlos en sus apariciones públicas y los ha convertido en el complemento perfecto de sus outfits -en su mayoría clásicos, marcados por elegantes trajes y la vestimenta típica de su país-. Es, al igual que su pelo, otra de sus señas de identidad. Esta, sin embargo, se trata de un gusto adquirido y no de un estilo propio.

Al lucir estas lujosas piezas Moulay ha dejado claro que ha heredado una pasión patentada entre los reyes alauitas. Tanto su padre, Mohamed VI, como su fallecido abuelo, Hassan II, han lucido exclusivos y costosos relojes que los han puesto en el foco de la polémica. Uno de los más recordados es el Patek Phillipe Nautilus que llevó el actual monarca durante un viaje a Dubái, formado por una serie de diamantes y valorado en 1,2 millones de euros.

Mulay Hassan ha convertido su corte de pelo en su seña de identidad. Gtres

En el caso del príncipe Moulay, su gusto por la relojería fina también ha sido objeto de debate desde que era menor de edad. Siendo todavía un adolescente, el heredero se mostró en varias ocasiones con exclusivos relojes que forman parte de las casas relojeras más costosas y cuyas cifras, dependiendo del punto de venta, podrían rondar los 40.000 euros.

Una de las piezas por la que se ha decantado en algún acto relacionado con la monarquía es el Rolex Yacht-Master II. Se trata de una joya en oro amarillo de 18 quilates con el clásico brazalete oyster, valorado en 41.400 euros, que llama la atención por su especifica funcionalidad. La marca lo describe como "la herramienta esencial de los patrones para calibrar el rumbo" que, por sus elementos, sirve para "sincronizarlo con las secuencias de salida de las regatas". De la misma firma, Moulay Hassan ha lucido el modelo GMT-Master II en oro Everose de 18 quilates, diseñado para mostrar la hora en dos husos horarios simultáneamente y a la venta por un precio 36.400 euros.

Moulay Hassan junto a Meghan y Harry, en una imagen de archivo. Gtres

Para celebraciones de carácter más formal, en las que ha llevado un outfit de traje y corbata, el heredero al trono alauí ha apostado por el diseño Elysée -en oro, esfera blanca, brazalete negro con una cadena y valorado en alrededor de 1.000 euros en el mercado de segunda mano- de Chaumet, una firma que guarda un especial vínculo con su familia. La casa francesa no solo ha conquistado a Moulay, sino también a su padre, Mohamed VI, y a su fallecido abuelo, Hassan II. Además, ha sido la responsable de piezas importantes para la Corona, como el sello real y los adornos nupciales de una de las hermanas del Rey, Lalla Meryem (58).

Aunque esta seña de identidad también ha generado cientos de comentarios en las redes sociales, no es un estilo que sus seguidores podrían imitar fácilmente por el gran coste que supone. De momento, prefieren copiar su corte de pelo, la nueva "marca Moulay Hassan". 

[Más información: La discreta reaparición del príncipe Moulay Hassan de Marruecos tras dos meses de silencio]