Letizia (48 años) se ha posicionado como una referente de moda dentro y fuera de España. Independientemente del motivo de su aparición, lo que más advierten los medios y los seguidores de la Reina son los estilos que elige para cumplir con su agenda oficial y personal. Así, han podido comprobar que este año, la mujer del rey Felipe VI (53) se mantiene en la misma línea de austeridad que adoptó en 2020 con el inicio de la pandemia. Sin embargo, no todos sus looks han sido repetidos. En los primeros seis meses de 2021, la experiodista también se ha decantado por prendas nuevas, al menos ante los ojos públicos.

Noticias relacionadas

Según ha contabilizado JALEOS, en lo que va de año Letizia ha estrenado 20 piezas que, en total, suman algo más de 4.000 euros -teniendo en cuenta que se desconoce el precio y la procedencia de algunas prendas-. La primera la llevó el 6 de enero, durante la celebración de la Pascua Militar, cuando combinó una falda negra de Felipe Varela con una blusa blanca, firmada por Maksu, la marca de lujo asequible que ya había conquistado a la princesa Leonor (15). Esta prenda, confeccionada en seda, estaba valorada en 154 euros y destacaba por su cuello redondo, detalles asimétricos y botones decorativos en el lado izquierdo.

El segundo estreno del año llegó varias semanas después y en forma de calzado. El 2 de febrero, para su reunión con la Fundación de Ayuda a la Drogadicción llevó unos mocasines de ante negro de la firma alemana Hugo Boss. Se trataba de un modelo que también tiene en color azul navy y en piel negra.

En febrero, Letizia estrenó unos pendientes Rod Almayate, una de sus novedades más llamativas.

Nueve días más tarde, Letizia mostró otra novedad: una chaqueta de cuadros, con doble botón, bolsillos y detalle de solapa, de la diseñadora Carolina Herrera y valorada en 690 euros. Poco después, también se decantó por un vestido que eligió para visitar la exposición 'Concepción Arenal. La Pasión Humanista 1820-1893', organizada por la Biblioteca Nacional de Madrid. La pieza en cuestión era un diseño edición limitada de Massimo Dutti, cuyo precio -170 euros- era algo más elevado de lo habitual en las etiquetas de esta firma de Inditex. El modelo estaba realizado en un tejido de algodón, en color rojo oscuro, con el cuello alto, unas marcadas hombreras, manga larga y con falda en evasé.

Tal y como hizo en febrero, Letizia comenzó marzo con un nuevo accesorio que se ha convertido en uno de los más llamativos del año. En los Premios Nacionales del Deporte, la Reina estrenó su primera joya en meses: unos pendientes en forma de cordones anudados en color azul verdoso. La pieza, valorada en 220 euros, formaba parte de la colección de Rod Almayate, anteriormente conocida como Shield.

Tres días después, en el acto oficial por el Día Mundial de las Enfermedades Raras, en la sede de la Fundación Mutua Madrileña, Letizia eligió una nueva falda de cuero negra de Hugo Boss y valorada en 399 euros, que combinó con una blusa blanca de Uterqüe, unos salones bicolores de Magrit y una cartera negra de piel en relieve de Felipe Varela. A este estreno le siguió una espectacular blusa negra con mangas abullonadas que pertenecía a la anterior temporada de Pertegaz. Aunque en su momento su precio no trascendió a los medios de comunicación, este periódico pudo saber que rondaba los 200 euros y que, en términos de venta, fue un éxito.

Letizia ha mostrado su apoyo a las pequeñas empresas, estrenando, por ejemplo, unos salones de Isabel Adbó. Gtres

Antes de pausar su agenda por la celebración de la Semana Santa, Letizia cerró el primer trimestre del año luciendo unos nuevos salones destalonados en Zaragoza. El modelo, denominado Carrie y valorado en 180 euros, estaba firmado por una pequeña empresa española, Isabel Abdó.

Los siguientes tres meses, Letizia aumentó la cantidad de estrenos. A comienzos de abril, en la inauguración del Centro de Innovación y Formación de Iberdrola, llevó un espectacular traje entero gris, firmado por Hugo Boss y compuesto por un pantalón cropped y una chaqueta oversize. A esta novedad le siguió una falda blanca de Adolfo Domínguez, de corte midi y estilo plisado, que en su momento combinó con un sencillo top. Pocas semanas después, apostó por una blazer de Mirto, de 375 euros y estampada en cuadros vichy, unos de los elementos en tendencia esta temporada. Entonces la mezcló con otra prenda nunca antes vista: una blusa blanca con volante y cuello redondo.

Antes de poner fin al mes de abril, en un encuentro organizado por la Federación Española de Enfermedades Raras en Totana, estrenó un top blanco de Naf Naf, valorado en 78 euros, para combinarla con un pantalón reciclado en color rojo. 

Con un vestido de Moisés Nieto, Letizia confirmó su nueva predilección por el rosa. Gtres

Varias semanas después, ya estando a mediados de mayo, la consorte lució una de sus mejores apuestas del año. En la inauguración de FITUR 2021 estrenó un impresionante mono blanco de The IQ Collection, la firma de Inés Domecq, que acaparó todas las miradas por su tejido vaquero y sus llamativos volantes en las mangas. Su precio era de 135 euros

En mayo, Letizia también apostó por una nueva prenda para presidir un acto en la Plaza de la Lealtad de Madrid, donde se llevó a cabo un homenaje a los que dieron su vida por España. Entonces, la mujer del Rey de España apostó por un vestido-blazer, cuya procedencia se desconoce. En su momento llamó la atención por su color rosa, el que se ha convertido en uno de sus favoritos esta temporada. 

Para dar inicio a junio, la consorte se decantó por un estilo sobresaliente en la inauguración del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo en Vitoria, marcado por el estreno de un vestido camisero de 295 euros. La pieza, de cuello en forma de solapa y manga francesa que terminaba con un gracioso volante, estaba firmada por Leyre Doueil, una diseñadora local. 

Letizia con unos salones Magrit de estreno. Gtres

Pocos días después, Letizia confirmó su gusto por el color rosa al momento de vestir, con un estreno muy veraniego de Hugo Boss que, si bien lució por primera vez ese día, formaba parte de la colección de 2020, cuando tenía un coste de 400 euros. Su siguiente novedad estilística fue en la misma tonalidad. Para la entrega de las Medallas del Mérito Civil, la Reina se decantó por un vestido en punto frío, con manga francesa y escote caja, firmado por Moisés Nieto y valorado en 400 euros

Uno de sus recientes adquisiciones la llevó en la gala de la 101 edición de los Premios Mariano de Cavia, Luca de Tena y Mingote en Madrid, cuando combinó un vestido blanco con unos nuevos salones destalonados plateados de Magrit, uno de sus diseñadores preferidos. Su más reciente novedad, con la que cerró los estrenos de la primera mitad del año, la mostró el pasado 25 de junio en una reunión con el patronato de la Residencia de Estudiantes en Madrid. Se trataba de una blusa con volantes en las mangas y estampado en unas grandes flores en tonos blancos, azules y marrones, de la firma española Psophia y valorada en 176 euros.

[Más información: Letizia y las cenas de gala en palacio: del arañazo en la espalda por un corsé a las críticas por no beber alcohol]