La reina Letizia (48 años) obtuvo un sobresaliente unánime por parte de los medios y los expertos en moda nada más pisar territorio vasco este martes. Los Reyes se trasladaron hasta la ciudad de Vitoria para inaugurar el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo y la esposa de Felipe VI (53) no dudó en hacer un guiño a la tierra que visitaba.

Noticias relacionadas

En ese instante, la emoción de Leyre Doueil comenzó a brotar. Se levantó un martes como otro cualquiera para ir a trabajar y cuidar de sus hijos cuando, de repente, los primeros mensajes, llamadas y felicitaciones empezaron a llegar. La Reina había escogido una de sus piezas para su último acto y además, todas las críticas mediáticas fueron positivas en referencia a la elección del estilismo. La diseñadora bilbaína no daba crédito a lo que veían sus ojos. En conversación con JALEOS, la creativa solo tiene muestras de agradecimiento ante tal imparable repercusión.

Letizia escogió un vestido de Leyre Doueil para su visita a Vitoria este martes. Gtres

¿Cómo le llegó la noticia?

Yo me levanté como un día normal, al mediodía tenía que darle de comer a mis hijos y me encontré con todo esto. Pero, vamos, todo son buenas noticias al final. Esto es un aporte de energía y todo lo que estoy recibiendo es buenísimo. Encima es como que todo el esfuerzo, por todo el trabajo que hay por detrás, es como que te dan una palmadita en la espalda y un empujón para seguir; y eso es lo que realmente saco de bueno de todo esto; independientemente de que sea la Reina, que sí que es un puntazo, por supuesto. Pero es como que me hace respirar.

Está emocionada...

De verdad que sí. Yo hacía mucho tiempo que no me estremecía así. Ha sido muy buena sensación. 

¿Cómo surgió la idea de hacerle llegar a la Reina una de sus prendas?

Todo ha sido a través de ES Fascinante la plataforma multimarca. Tienen un gabinete de comunicación superbueno y sí que barajamos la posibilidad de enviarle algo a la Reina, pero hasta hoy no he sido consciente. Eso quedó ahí, hicimos el trabajo, pero hasta hoy no sabía si se lo iba a poner, si no se lo iba a poner, si le gustó, si no le gustó... 

Y al final se lo puso y en su tierra.

En Vitoria, en un evento donde se lucha por la libertad y por los derechos humanos, me encanta que haya sido así, ¡es que no puedo pedir más! Es un guiño que me ha hecho muchísima ilusión.

¿Eligió usted el vestido concreto para la Reina?

No, fue entre todas las del equipo. Conociendo un poco los gustos de la Reina, lo teníamos claro, fue consensuado, pero teníamos claro que Letizia es una gran defensora del camisero. Es un diseño que estaba en la campaña, no es que sea hecho exclusivamente para ella, pero es verdad que de los modelos que estaban ahí yo no dudé en que sería un camisero, y la verdad es que le gustó.

¿Sabe si se le enviaron más?

No lo sé, pero es que al final son gustos tan personales, y es complicado para alguien como la Reina. Además, ya está rodeada de un equipo de estilistas que la asesoran y ahí yo creo que filtran ellos.

La diseñadora se muestra emocionada al ver cómo lució la Reina su pieza. Gtres

Ya ha entrado en el vestidor de la Reina.

No me lo creo eh, a día de hoy para mí es impensable, y que es de una colección, que no es que sea una marca consolidada. Pero ha surgido así y yo a nivel personal me siento superorgullosa.

¿Ya ha notado la repercusión? En las redes, en el interés por el vestido...

Sí, por supuesto. Lo que pasa es que la parte de las redes yo no la llevo, pero sí. Yo lo único que tengo es agradecimiento, me están llegando un montón de mensajes, de allegados, de representantes de unas marcas y de otras, gente del mundo de la moda, y yo quiero contestar y agradecer a todos. No sé ni cuántos seguidores han subido, si han bajado, claro que ha habido repercusión porque lo noto en el teléfono, en los mails, pero me toca vivir esto hoy, mañana me tocará otra cosa y mañana enfocaré el día de otra manera, pero hoy lo quiero vivir.

Enseguida notarán el 'fenómeno Letizia'...

Sí, pero lo que más me importa es que la he visto guapa. Me siento, sobre todo, muy bien porque la he visto guapa, que le sentaba impoluto, estaba perfecto todo, la lazada, la largura, el entallado... ha sido como '¡guau! me encanta'. Con el viento se veía el movimiento perfecto, me ha gustado vérselo así de bien. Superacertado todo, es que no tiene ninguna pega, y eso que yo soy muy crítica para eso, me da igual que sea la Reina, pero esta vez me cuadra todo. Que sé que tiene millones de ojos encima y que haya sido todo tan acertado, me encanta.

¿En qué se inspiró para crear este diseño?

Esta es la tercera colección y cada colección va muy ligada a mi situación personal de cada momento. Entonces la primera está más relacionada con India, pero también tiene un punto de ilusión; luego vino la colección Maemuki, que significa 'mirar hacia adelante', porque había sufrido en la familia una situación difícil; y ahora estaba en una etapa en la que quería echar raíces y de ahí el nombre de esta última colección a la que pertenece el vestido. Cada colección y cada nombre de las prendas está ligado a mi situación personal. Y en concreto sobre el vestido de la Reina es que yo siempre tengo un camisero en mi armario, y soy una enamorada de las pasamanerías, y crear desde un vestido que puede parecer muy sobrio sacar las opciones más sorprendentes. Pero no es que esté inspirado en la Reina.

El vestido camisero de la Reina está aún disponible en la web por 295 euros. Leyre Doueil

Lleva décadas trabajando en la moda. Cuénteme un poco su historia.

Mi familia ha estado ligada siempre al mundo de la confección, de la moda. Mis abuelos y luego mis padres han tenido siempre un comercio local que aparte de sastrería era como de multimarcas. Yo me he criado entre mostradores. Entonces cuando hice una carrera, ya decidí que quería seguir con ello; pero la gente me decía que lo que el comercio tiene es que es muy sacrificado en horarios y demás y mi familia me pidió que no me quedase con la tienda, pero te toca elegir y es lo que yo sentía que quería hacer. Me quedé con la tienda, abrí otro punto de venta, más la venta online. Y al morir mi padre me fui a la India con la Fundación Vicente Ferrer y a partir de ahí la vida te hace parar a pensar y decidí que necesitaba más tiempo para mí y mis hijos. Y como la ropa siempre me gustó y creé una marca de prendas atemporales, hechas en España, con gente de confianza y haciendo colecciones pequeñas.

"Apostamos por una mujer independiente, fuerte y segura de sí misma", esto es lo que se puede leer en su tienda online. ¿Cree que la Reina es así?

Sí, yo sí la veo en ese perfil. Lo digo porque hay veces que no todo el mundo sabe llevar un pompón o un mono de espejos... Sí que creo en una mujer independiente, que haga lo que quiera, que se compre lo que le dé la gana, sin que le diga el marido ni nadie nada. Y segura porque ninguna de mis prendas es sencilla, aunque tenga corte sencillo siempre tiene mucha tela o de patronajes más distintos, entonces siempre hay algo que lo hace especial, que es de lo que se trata.

¿Ha vestido a más rostros conocidos?

Sí, recientemente a Sofía Palazuelo (29), se ha puesto en contacto con nosotros la presentadora Cristina Pampín también... Ahí vamos. Y es que a mí me encanta colaborar con los que tengo cerca, todo lo que sea colaborar con editoriales del País Vasco me encanta, me gustan esas sinergias y al final crear un grupo de amigos y así tienes ese apoyo que te levanta cuando estás baja.

[Más información: El sobresaliente de Letizia en su último estreno con guiño incluido al País Vasco]