Letizia (48 años) ha dado un giro a su vestimenta. En sus últimas apariciones ha apostado por un complemento que se ha convertido en su obsesión de la temporada. Desde que comenzaron a subir las temperaturas el pasado mes de marzo, la mujer del rey Felipe VI (53) ha lucido un tipo de calzado que se ha convertido en uno de sus imprescindibles.

Noticias relacionadas

Se trata de los salones slingback o destalonados, uno de los zapatos tendencia del momento. La experiodista cuenta en su vestidor con una amplia gama de modelos que, si bien guardan muchas similitudes, difieren en sus colores y algunos detalles como la altura o ciertos elementos decorativos. La mayoría son de sus marcas favoritas, Carolina Herrera y Magrit. Sin embargo, Letizia también cuenta con un diseño que forma parte de la colección de una pequeña empresa de moda made in Spain. De hecho, estos fueros los primeros que lució en el año.

Durante la confirmación de Leonor, la Reina apostó por unos slingbak de Isabel Abdo. Gtres

El modelo, denominado Carrie, es de Isabel Adbo, una nueva marca que española que Letizia sumó a su impresionante arsenal. Los escogió el pasado mes de marzo, en plena Semana Santa, cuando viajó hasta Fuendetodos, en Zaragoza, para presidir la reunión de los patronatos de la Fundación Goya en Aragón y del Consorcio Cultural Goya. Entonces combinó este diseño de ante, 5,5 centímetros, broche en la punta y valorados en 180 euros, con un atuendo de corte marinero. La Reina también llevó estos salones recientemente, en la confirmación de su hija Leonor (15). El pasado 28 de mayo, en una fecha especial para la Princesa de Asturias, la mujer de Felipe VI desfiló en las inmediaciones de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Aravaca con estos zapatos que completaban un clásico look black and white

Antes de que la heredera al trono cumpliera con su sacramento, Letizia se había decantado por el modelo slingback para cumplir con sus compromisos oficiales. El 12 de mayo, en una reunión con el poeta Francisco Brines para hacerle entrega del Premio Cervantes, la Reina combinó un conjunto de Zara en color rojo con unos salones destalonados de Carolina Herrera que tiene hasta en seis colores diferentes. Entonces escogió los nude que también lució el pasado miércoles con un vestido de Maje, en su paseo por la Alhambra, Granada. 

Sus 'slingback' más atrevidos han sido unos rosas de Carolina Herrera. Gtres

Precisamente de la diseñadora venezolana, Letizia también lució recientemente unos slingback en color negro que completó con un aplaudido vestido camisero de estreno que llevó en Vitoria para presidir la inauguración del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo el 1 de junio. Ocho días después apostó por el mismo modelo y la misma firma, pero en su versión más 'arriesgada': el rosa. La Reina se decantó por este tono que combinaba a la perfección con su look más trendy de las últimas semanas: un vestido satinado fucsia, que forma parte de la colección primavera-verano 2020 de Hugo Boss. 

De Magrit, Letizia se decantó por unos slingback azul marino para una cita en Casa América con motivo del debate 'Conmemoración del Décimo Aniversario del Convenio de Estambul', que se llevó a cabo el pasado 19 de mayo. El diseño combinaba a la perfección con su atuendo elegido para la ocasión, formado por una falda lápiz y una blusa a tono con el calzado. 

Aunque todos estos slingbacks, a excepción de los firmados por Isabel Abdo, forman parte del armario de Letizia desde hace varias temporadas, la Reina los ha convertido en un complemento imprescindible en sus compromisos oficiales de la temporada. Es esta su nueva obsesión.

[Más información: La historia del nuevo vestido de Letizia: un año guardado y ya solo está a la venta en un 'outlet' de Alemania]