La fecha del 1 de julio lleva marcada en el calendario desde hace tiempo para la familia real británica. Este año es especialmente simbólica, ya que se celebraría el 60 cumpleaños de la princesa Diana. Precisamente por esto se escogió este día para llevar a cabo el homenaje que le han preparado sus hijos, el príncipe Guillermo (38 años) y el príncipe Harry (36).

Noticias relacionadas

Este día va a ser el que se descubra la estatua que servirá como conmemoración a Lady Di en un acto en los jardines del palacio de Kensington, un evento que han preparado conjuntamente los dos hijos de la primera esposa del príncipe Carlos de Inglaterra (72). Aunque parece que esa unión no pasa por su mejor momento: ya se sabe los hijos de la trágicamente fallecida princesa Diana pronunciarán discursos por separado. Esta decisión hace patente el distanciamiento que actualmente existe entre ellos.

A pesar de las tensiones que se viven actualmente entre los miembros de la familia real británica, se esperaba que este acto sirviera como excusa para reunir al heredero de la Corona, con sus dos hijos y sus esposas. Pero esto no va a ocurrir, el reencuentro tendrá que esperar. Según una fuente cercana a los Sussex, Meghan Markle (39) ya habría decidido no acudir a este homenaje de la que hubiera sido su suegra y abuela de sus hijos.

Meghan Markle y el príncipe Harry, en 2019. Gtres

Sin duda, esta vuelta de la duquesa hubiera robado protagonismo al emotivo acto, ya que supondría su primer viaje a Reino Unido desde que junto a su marido y el pequeño Archie (2), decidieran abandonar el país natal del príncipe Harry. Esta entrañable cita sería la ocasión ideal además para que la familia conociera al nuevo miembro de la familia, la pequeña Lilibet Diana, aunque la Reina de Inglaterra (95) ya conoce a su bisnieta menor a través de una videollamada en la que los duques de Sussex se la presentaron. 

Justamente, el motivo que han alegado Harry y Meghan a través de la mencionada fuente para que la californiana no se suba en un avión de vuelta a Reino Unido es el nacimiento de Lilibet Diana. El día del homenaje, la benjamina de la familia no habría cumplido el mes de vida -a falta de tres días-. Se puede entender más aún, sabiendo que este argumento está en línea con las recomendaciones médicas, ya que los facultativos aconsejan que los recién nacidos no vuelen hasta que hayan rebasado la barrera del primer mes, por lo que la hermana de Archie se encontraría al límite de esta fecha, pero no la cumpliría.

Los duques de Sussex, con su hijo mayor, Archie. Gtres

[Más información: La reina Isabel, harta de Meghan y Harry: la decisión que rompería con uno de sus principios]