La reina Isabel II (95 años) ha celebrado este sábado su cumpleaños "oficial" con una ceremonia militar reducida pero vistosa, en el castillo de Windsor, su residencia a las afueras de Londres. El festejo ha sido íntimo y sin mayores detalles que resaltar, debido a las restricciones impuestas por la crisis del coronavirus.

Noticias relacionadas

Aunque no contó con la presencia de sus familiares más cercanos, la soberana británica, que cumplió 95 años el pasado 21 de abril, asistió junto a su primo Eduardo (85), duque de Kent, a este tradicional desfile militar conocido como 'Trooping de Colour', en el cuadrilátero enfrente del castillo, en el que participaron la compañía de Guardas escoceses, caballería y músicos.

Pese a ser una celebración triste, la Reina se ha mostrado sonriente en algún momento. Gtres

A la llegada de la Reina sonó el himno nacional e inmediatamente después, Isabel II presenció la ceremonia en la que se mantuvo la distancia personal impuesta por la pandemia, desde una carpa instalada para la ocasión. Para finalizar, hubo una salva de 41 cañonazos y los aviones acrobáticos 'Red Arrow' de la Real Fuerza Aérea (RAF) británica efectuaron su tradicional vuelo dejando un rastro de humo rojo, blanco y azul.

La reina Isabel llevó a cabo su celebración un día después de recibir en un evento formal en la región de Cornualles a los dirigentes del G7, las siete economías más desarrolladas, que celebran una cumbre en Carbis Bay. Una de las presencias más destacadas fue la del presidente de Estados Unidos, Joe Biden (78), quien ha realizado su primer viaje internacional. Este domingo, de hecho, el mandatario y su esposa, Jill Biden (70), serán recibidos por la soberana en una ceremonia oficial que tendrá lugar en Windsor. El político presenciará otro desfile y tomarán el té con la monarca. 

Triste celebración

Este es el primer cumpleaños oficial que Isabel II celebra tras la muerte de su esposo, el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, quien falleció el pasado 9 de abril debido a su avanzada edad. La Reina británica perdió a su marido 12 días antes de su cumpleaños.

Isabel II ha presenciado la celebración desde una carpa. Gtres

Los monarcas británicos tienen la tradición de festejar dos cumpleaños desde hace cientos de años. Por un lado, el día de su nacimiento. Por otro, el día de la celebración oficial que tiene lugar normalmente en Londres, el segundo sábado de junio. La tradición fue instaurada en 1748 para tener una ceremonia pública con mejor clima.

En 2020, esta fiesta conocida como 'Trooping the colour' fue también un evento reducido y celebrado, de forma inusual, en el castillo de Windsor, donde la monarca ha residido durante la epidemia sanitaria. En esta ocasión, además de las restricciones impuestas por el coronavirus, Isabel II también ha tenido que hacer frente a las ausencias familiares.

[Más información: Meghan y Harry no le consultaron a Isabel II el nombre de su hija: última polémica en Buckingham]