Sandringham es conocido por ser el retiro campestre de la reina Isabel (95 años) y los demás miembros de su familia. Sin embargo, es mucho más que eso. Se trata de un enorme espacio lleno de un sinfín de ofertas, que también sirve a la Corona como fuente de ingreso

Noticias relacionadas

Esta semana, de hecho, este negocio conocido como Sandringham Estate fue noticia por anunciar en sus redes sociales el lanzamiento de su propia marca de cervezas. Se trata de un nuevo proyecto que lleva el mismo nombre de esta localidad campestre y que incluye dos variedades, elaboradas con hierbas que crecen en los aledaños a esta residencia de la Corona, donde tradicionalmente la reina Isabel celebra las Fiestas navideñas. La primera destaca por ser tradicional, amarga y filtrada en frío. Mientras que la segunda es una clásica Golden IPA. En sus etiquetas incluyen dos especies de animales que abundan en los campos reales: la liebre y el faisán.

La Corona ha emprendido este proyecto después de que el pasado verano arrasaran con dos ginebras, elaboradas con ingredientes de los jardines de Buckingham y Gloucestershire. Sus beneficios son destinados a proyectos propios de la Casa Real, como la conservación de su colección de arte. 

Además de este negocio de bebidas, desde Sandringham Estate se gestionan un sinfín de actividades culturales y vacacionales que, a día de hoy, cuentan con todas las medidas de seguridad impuestas por las autoridades sanitarias para hacer frente a la Covid-19.

Nada más entrar en su página web se lee que las entradas a este complejo campestre están disponibles, de forma online, para los meses de primavera, verano y otoño. La plataforma invita a aquellos que estén interesados a explorar sus espacios, andando o en bicicleta. Según explican, los jardines ya están abiertos, pero la casa y la iglesia Santa María Magdalena reabrirán sus puertas el próximo 29 de mayo. La entrada tiene un valor de 23 euros para los mayores de 17 años. Los menores de esta edad no deben efectuar ningún pago.

Vista aérea de los terrenos de Sandirngham. Sandringham Estate

Sandringham Estate también ofrece la posibilidad de adquirir una membresía de 51 euros, que brinda la posibilidad de acceder y disfrutar del retiro campestre de la reina Isabel en cualquier momento del año. Según explica en su página, es una manera de "apoyar la protección y el mantenimiento continuo, la sostenibilidad y el desarrollo de la experiencia del visitante".

Pero más allá de conocer sus jardines y edificaciones emblemáticas, en Sandringham se pueden hacer otras actividades al aire libre e incluso, talleres para aprender nuevas disciplinas. Destacan sus recorridos por los bosques, ideales para los niños, teatro al aire libre, clases de artesanía o jardinería y hasta eventos de running. Durante el verano, para aprovechar el buen tiempo, también se podrá vivir la experiencia de ver películas en sus espacios exteriores, gracias a la instalación de una gran pantalla. 

Sandringham Estate cuenta con dos casas que se pueden alquilar por un período de 12 meses. Sandringham Estate

En los terrenos de Sandringham también se encuentra una tienda de souvenirs, que abre a diario desde las 9:30 hasta las 17:30 horas. Allí se ofrece una amplia colección de artículos artesanales, desde artículos para el hogar y el jardín hasta ropa de campo. También, productos gastronómicos y bebidas, elaborados con ingredientes de la finca, como las dos nuevas cervezas.

Quienes quieran vivir la experiencia de estar en los terrenos de Sandringham de una forma más intensa, podrán alquilar alguna vivienda por un período mínimo de 12 meses. La primera, llamada Flitcham, cuenta con tres dormitorios y tiene un precio de mil euros. La segunda, de nombre Babingley, tiene un valor inferior: 950 euros.

[Más información: Isabel II no puede con sus nietos (pero sí con su hijo): la petición ciudadana que ha llegado hasta Buckingham]