El castillo de Tregenna, conocido también bajo el apodo de castillo de Cornualles, ha sido elegido para albergar a algunos de los líderes de la cumbre del G7, que está teniendo lugar hasta el 13 de junio. Entre los hospedados destaca el nombre del actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden (78 años) acompañado de su mujer, Jill (70), en el que está siendo el primer viaje internacional del líder estadounidense desde que juró su cargo el 20 de enero de 2021.

Noticias relacionadas

El castillo fue mandada construir por Samuel Stephens en el siglo XVIII con el objetivo de ser una vivienda familiar, sin embargo, años después fue remodelada adquiriendo la etiqueta de un hotel amplio, cuya fachada está cubierta de hiedras. En la actualidad, este espacio cuenta con más de 90 habitaciones y 55 apartamentos individuales. De hecho, según apuntan, Biden y su mujer, permanecerían alojados en uno de ellos con vistas a la bahía de St. Ives o en una de las habitaciones del ala oeste. La proximidad a esta bahía es la responsable del apodo que recibe el hotel, pues está construido en las altos de la colina llamada Tregenna, con vistas a las calles adoquinadas y a la bahía.

El edificio, asimismo, descrito como viviendas privadas posee sendos jardines y una amplia pista de golf conformada 18 hoyos, que facilitan el aterrizaje de los helicópteros de los distintos líderes en este terreno. Por otro lado, este espacio también ha sido elegido por su proximidad a la costa, que facilita la vigilancia y seguridad del hotel. No obstante, durante la celebración y la estancia de los distintos líderes, se ha construido una inmensa valla perimetrando la zona que impide la vista y el paso. 

Los apartamentos, según la propia información del hotel, cuentan con pequeños lujos y están conformados, además de por las correspondientes habitaciones y baños, por cocinas, salas de estar, jardines, balcones y terrazas con asientos al aire libre. Eso sí, cuentan con una capacidad máxima de seis personas. Y su precio varía entre las características de uno u otro apartamento, pero la estancia ronda los 1200 euros la semana. 

Mientras, las habitaciones cuentan con un espacio más amplio y, también, poseen con rincones especiales. Todas las estancias tienen con un rasgo distintivo, variando las formas y tamaños, pero todas incluyen lo básico para dormir tranquilo.

Unas pocas, también, poseen vistas al mar como la habitación Castle Sea View, que cuenta con hermosas vistas de la había de St. Ives e, incluye, un sofá cama doble. El precio de esta habitación mantiene el coste de los apartamentos, unos 1.200 euros, según la página del hotel. 

Más allá de su estancia con motivo del G7, el matrimonio Biden ha sido invitado para acudir al Castillo de Windsor el 13 de junio, en el que será su primer encuentro personal con la actual reina de Inglaterra, Isabel II (95), aunque ambos mantienen correspondencia desde su nombramiento.

[Más información: Jill Biden, la 'profe' que ha conquistado EE. UU., cumple 70: su intensa agenda y su trabajo con las 'celebridades']