Felipe de Edimburgo (99 años) acaba de abandonar el hospital King Edward VII en Londres. El marido de la reina Isabel II (94) ingresó por una "leve infección", según comunicó la Casa Real. Son 13 los días que ha estado en el centro médico siendo ésta su estancia hospitalaria más larga de su longeva vida. Tan solo una vez ha superado tanto tiempo ingresado. Fue en el año 2013 cuando los médicos tuvieron que intervenirle para realizar una operación en su abdomen.

Noticias relacionadas

Según algunos medios británicos, el duque ha sido trasladado al hospital de San Bartolomé para seguir tratándole de su dolencia.

La información sobre cómo se encuentra ha ido llegando a cuenta gotas por lo que la preocupación fuera de las puertas del palacio de Buckingham ha sido máxima estos días. Su hijo, el príncipe Eduardo, o su nieto, Guillermo de Inglaterra (38) , son los dos únicos miembros de la familia real que han hablado públicamente del ingreso de Felipe de Edimburgo. Las versiones de ambos coincideron afirmando que se "encuentraba mejor" y que tenía "buen ánimo".

Felipe de Edimburgo abandona el hospital en ambulancia. Gtres

Carlos de Inglaterra (72), por su parte, ha sido el único que ha visitado a su progenitor en el hospital pero a su salida no quiso hacer declaraciones a la prensa. También ha extrañado la ausencia de la reina Isabel que no ha aparecido por el centro médico, quizá como medida de preocupación por la Covid-19. La monarca continúa recluida en su castillo de Windsor. Tampoco ha hecho alusión alguna a su esposo durante los 13 días que ha estado hospitalizado. Tan solo el pasado viernes 26 de febrero Isabel II hizo un guiño a su marido apareciendo en una llamada virtual con el broche que escogió cuando era princesa para anunciar su compromiso con el entonces teniente Mountbatten. 

Salud de hierro

El duque de Edimburgo ha sido trasladado de hospital.

El pasado 16 de febrero Felipe de Edimburgo fue trasladado al hospital King Edward VII en un vehículo privado. De acuerdo con la prensa local, entró al edificio caminando sin ayuda. Entonces, aseguraban que su estancia era puramente preventiva. El marido de la reina Isabel se había sentido mal durante un breve periodo y el médico fue llamado al castillo de Windsor, donde él y la monarca se habían estado protegiendo de la pandemia.

Parece que la situación se ha complicado y ahora los médicos quieren hacerle pruebas para detectar una afección cardíaca.

Aunque en los últimos años ha necesitado de asistencia sanitaria lo cierto es que el duque de Edimburgo ha gozado siempre de una salud de hierro. Cumplirá 100 años el próximo mes de junio si consigue superar esta última dolencia.

[Más información: El duque de Edimburgo, hospitalizado "como medida de precaución" después de "sentirse mal"]