¿Ha sido buena madre la reina Isabel II (94 años)? La incógnita puede despejarse en The Crown que, entre otras cosas, muestra lo emocionalmente compleja que ha sido la relación de la monarca con sus hijos. Sobre todo, con el heredero al trono, el príncipe Carlos (72).

Noticias relacionadas

En una de las escenas de la serie se muestra cómo la Reina le pide a un cortesano que convoque a sus hijos, uno a uno, a un intento de reunión privada para conocerlos mejor. Isabel II, interpretada por Olivia Colman (46), se había mantenido tan alejada de sus vidas que, antes del encuentro necesitó un breve documento informativo que incluyese sus intereses y hobbies.

La reina Isabel, junto al príncipe Carlos, un mes después de su nacimiento. Gtres

Para llevar a cabo la escena, el creador de la serie, Peter Morgan (51), se ha basado en la teoría, propuesta por una historiadora anónima, que suscribe que la reina Isabel ha sido mejor madre para sus dos hijos menores, Andrés (60) y Eduardo (56). "Pensé que era una observación realmente inteligente y tomé la decisión de llevarla a cabo", dijo el también escritor de The Crown en unas declaraciones que recoge el periódico británico The Times.

El príncipe Carlos nació el 14 de noviembre de 1948, un año después del matrimonio de Isabel II y Felipe de Edimburgo (99) y cuatro antes de que su madre se convirtiera en la Reina de Inglaterra. Mientras que su hermana, la princesa Ana (70), llegó al mundo en 1950. Según la teoría de Peter Morgan, entonces, la monarca "estaba preocupada por estabilizarse y hacer su trabajo". De acuerdo con el escritor, una década después, cuando nacieron Andrés y Eduardo, "estaba mucho más preparada y relajada para ser mamá".

Por otro lado, en el último episodio oficial del podcast Crown, Peter Morgan sugiere que las limitaciones de Isabel II como madre novata perjudicó más a Carlos que a Ana. Teniendo como base lo que ha visto de la Princesa como personaje, en su criterio ella necesitaba menos atención maternal que su hermano. A su juicio, el Príncipe heredero al trono británico necesitaba un amor mucho más fuerte del que ella pudo darle. "Su necesidad de afecto podría haber provocado que sus habilidades retrocedieran aún más", dice.

Carlos e Isabel II, durante un acto en Reino Unido. Gtres

Esta no es la primera vez que sale a luz el supuesto desapego de Isabel II con su hijo Carlos. Sobre todo, en su infancia y adolescencia. Según la biografía del futuro monarca, escrita por Jonathan Dimbleby, el Príncipe recuerda a su madre como "indiferente y distante". Ingrid Seward, biógrafa real y autora de Prince Philip Revealed, también sostiene que la separación familiar marcó los primeros años del padre de Guillermo (38) y Harry (36). Su madre se convirtió en Reina cuando él era muy pequeño, sin haber tenido tiempo para prepararse para ello. Mientras que su padre fue asignado como oficial de la Marina en Malta durante dos años. La escritora, además, expone que el heredero al trono pasaba mucho tiempo con sus niñeras, quienes eran las únicas que le demostraban cariño.

Andrés, el favorito

El rumor de que el príncipe Andrés es el hijo favorito de la reina Isabel siempre ha rondado a la Casa Real británica. Cuando este nació, ella ya llevaba varios años en el trono y su intensa agenda alrededor de los países de la Commonwealth había mermado. A diferencia de sus hijos mayores, al duque de York pudo enseñarle muchas cosas durante su infancia.

Otra teoría asegura que la afinidad de la monarca con el príncipe Andrés comenzó el mismo día de su nacimiento. Y es que así ponía fin a una crisis matrimonial que mantuvo con el duque de Edimburgo.

La Familia Real británica, en una imagen de archivo. Gtres

Ahora, aunque está alejado de la vida pública por su vinculación con el caso Epstein, la buena sintonía entre el príncipe Andrés e Isabel II no se ha perdido. De hecho, en varias ocasiones se ha visto a la monarca junto al duque de York, en señal de apoyo. 

Críticas a la serie

La última temporada de The Crown ha causado cierto malestar en la Casa Real británica. Algunos amigos del príncipe Carlos, incluso, consideran que es "una ofensa con presupuesto de Hollywood". Las críticas también tienen que ver con la caracterización de la reina Isabel II, a quien muestran como una mujer fría y despiadada.

"Saca a relucir cosas que sucedieron en tiempos muy difíciles, hace 25 o 30 años, sin pensar en los sentimientos de nadie. Eso no es correcto ni justo, especialmente cuando muchas de las cosas que se representan no son verdad", dijo una fuente cercana al Daily Mail.