La cuarta temporada de The Crown, la mejor serie de la historia de Netflix según voces expertas, ha visto la luz este domingo 15 de noviembre. Con el estreno de estos diez esperadísimos capítulos, que arrancan en el final de la década de los 70 con la elección de Margaret Thatcher como primera ministra del Reino Unido y el atentado del IRA que acabó con la vida de Lord Mountbatten, emerge la figura de un personaje desconocido hasta ahora.

Noticias relacionadas

Ella es Lady Sarah Spencer (65 años), la hermana mayor de Diana Spencer, y cuyo protagonismo en el primer episodio es clave para conocer el origen de la -terrorífica- historia de amor entre el príncipe Carlos de Inglaterra (72) y Diana de Gales. Fue en 1977 cuando Carlos, un joven guapo, galán y heredero de la monarquía más antigua del mundo, empezaba a salir con una mujer de familia aristocrática llamada Sarah Spencer. La reina Isabell II (94) aprobaba aquella relación, especialmente porque Lady Spencer era una mujer soltera y no como "la señora Parker Bowles", ya amante del príncipe de Gales, aunque por entonces casada con Andrew Parker Bowles (80), su primer marido. 

Lady Sara y el príncipe Carlos en un partido de polo a finales de los años 70.

Elizabeth Sarah Lavinia Spencer adquirió el título de cortesía Lady en el año 1975 cuando su abuelo murió y su padre se convirtió en el VIII conde de Spencer. Asistió como alumna a Riddlesworth Hall School en Norfolk y, a continuación, estudió en el internado de West Heath, cerca de Sevenoaks en Kent. Cuando aprobó los exámenes de O Level, abandonó West Heath para trabajar en Londres. 

Con 22 años, Sarah Spencer empieza una relación sentimental con Carlos de Inglaterra. A pesar de su vínculo amoroso, Lady Spencer hacía la reverencia a su pareja, a quien llamaba se refería "Your Highness" (Su Alteza) siempre que se saludaban. La serie de Netflix revela que el primer encuentro entre Carlos y Diana tiene lugar, precisamente, en una de las citas privadas del príncipe y la aristócrata Sarah. En aquel momento, el hijo de la reina de Inglaterra tenía 29 años y Diana tan sólo 16. En realidad ese supuesto primer encuentro no existió tal cual: ella no iba vestida de ninfa ni estaba ensayando su papel en la obra de teatro El sueño de una noche de verano de William Shakespeare. 

Carlos asistió como invitado de su pareja, Lady Sarah Spencer, hermana mayor de Diana, a una fiesta de caza en Althorp en casa de la familia Spencer. Ahí tuvo lugar el primer encuentro entre el que sería el futuro matrimonio más famoso del Reino Unido. Sarah Spencer cometió un gravísimo error durante su romance con Carlos de Inglaterra.

Según publicaron medios locales de la época, Spencer conoció a dos periodistas, James Whittaker y Nigel Nelson, con los que se sinceró y les concedió unas declaraciones que aún resuenan con fuerza. Lady Sarah admitió ante estos reporteros haber tenido problemas alimenticios, haber tenido cientos de novios, problemas con el alcohol y haber empezado a guardar un álbum personal de recortes de prensa sobre su romance con el príncipe Carlos. Además, declaró: "No me voy a casar con él, así sea un reciclador o el rey de Inglaterra". Su historia de amor llegó a su fin en cuanto Carlos de Inglaterra vio publicado ese artículo y la reacción del royal fue tajante: "Acabas de hacer algo increíblemente estúpido", le espetó. 

El príncipe Carlos de Inglaterra junto a su prometida, Diana Spencer, en Balmoral en 1981. Gtres

Tres años tardaron en verse Carlos y Diana tras el encuentro provocado involuntariamente por Sarah Spencer. En julio de 1980, aún siendo dos personas libres, independientes y solteras, ambos fueron invitados a una barbacoa de fin de semana en la casa Philip, un amigo común, en Sussex. El amor entre Carlos y Diana empezaba a ser real y al ser preguntada por los periodistas, Sarah Spencer respondía con cierta sorna: "Lo sé. Yo los presenté. Soy Cupido"

Si bien en la serie de Netflix se aprecia cierto resentimiento al principio por parte de Sarah por el hecho de que Carlos finalmente eligiera a Diana como esposa y no a ella, Andrew Morton, el biógrafo oficial de la malograda Lady Di declaró que la unión entre las hermanas era muy fuerte. Incluso a menudo se las podía ver juntas en visitas oficiales donde Sarah acompañaba a Diana siendo ésta ya princesa de Gales. 

Sarah McCorquodale en la actualidad

Lady Sarah McCorquodale junto a su sobrino William en el bautizo de Archie. Gtres

Sarah Spencer contrajo matrimonio en 1980 con Neil Edmund McCorquodale (69). Fruto de sus 40 años de amor -la pareja sigue junta en la actualidad- nacieron tres hijos: Emily (37), George (35) y Celia (31), de quienes Diana era tía. Tras la fatídica muerte de Lady Di el 31 de agosto en 1997 en París, fue precisamente Sarah quien acompañó al príncipe Carlos hasta la capital francesa a recoger el cuerpo de su hermana. Sarah McCorquodale lleva años luchando por encontrar respuesta a qué pasó aquella trágica noche de verano bajo el puente de Alma. 

En estos días, Lady Sarah vive en Grantham, Lincolnshire, y sus apariciones públicas son prácticamente inexistentes. Si bien es cierto, ha asistido a las bodas de sus dos sobrinos, el príncipe William (38) con Kate Middleton (38) el 29 de abril de 2011 y el príncipe Harry de Inglaterra (36) con Meghan Markle (39) el 19 de mayo de 2018.

Junto a su otra hermana, Lady Jane Fellowes (63), Sarah acudió al bautizo de su sobrino nieto Archie Harrison Mountbatten-Windsor (1) en julio de 2019. Prueba de ello es el retrato oficial donde aparecen ambas junto al resto de la familia real británica con la que mantiene una estrecha relación a pesar de todo. 

[Más información: Un príncipe Carlos egoísta, despreciable y que machaca a Diana: así lo odiarás en 'The Crown' (4) de Netflix]