La reina Isabel II ya ha respondido a la decisión de Meghan y Harry.

La reina Isabel II ya ha respondido a la decisión de Meghan y Harry.

Casas Reales REUNIÓN SANGRINGHAM

Las siete incógnitas que deja el comunicado de la reina Isabel II sobre Meghan y Harry

Tras una reunión de varias horas este lunes en Sandringham House, la soberana británica emitió su respuesta pública al conflicto pero dejando aún muchas dudas.

Noticias relacionadas

Todos los ojos estaban puestos sobre el palacio de Sangringham este lunes desde primera hora del día. Sin embargo, no fue hasta muy entrada la tarde cuando se pudo conocer uno de los comunicados de la reina Isabel II (93 años) más esperados de las últimas décadas: su respuesta a los deseos del príncipe Harry (35) y su esposa, Meghan Markle (38), de dar "un paso atrás" como miembros senior de la Familia Real británica.

La longeva soberana convocó una reunión de urgencia para poner luz sobre el polémico y mediático asunto que estalló el pasado 8 de enero tras una publicación en las redes sociales de los duques de Sussex en la que informaban de su decisión y demandaban un nuevo estatus lejos de la Corona.

Comunicado emitido por Buckingham y firmado por la reina Isabel II.

Comunicado emitido por Buckingham y firmado por la reina Isabel II.

Tras horas de reunión este lunes para abordar el asunto, en el comunicado emitido por Buckingham este lunes y rubricado por la Reina británica, asegura que: "Mi familia y yo apoyamos por completo el deseo de Harry y Meghan de crear una nueva vida como una familia joven. Aunque hubiéramos preferido que permanecieran trabajando a tiempo completo como miembros de la Familia Real, respetamos y entendemos su deseo".

No obstante, en las siguientes líneas puntualiza que las decisiones no están del todo tomadas porque requieren de más tiempo y diversas gestiones que no finalizarán hasta pasados unos días: "Harry y Meghan han dejado claro que no quieren depender de fondos públicos en sus nuevas vidas. Por lo tanto, se ha acordado que habrá un período de transición en el que los duques de Sussex pasarán tiempo entre Reino Unido y Canadá. Estos son asuntos familiares complejos de resolver y aún queda trabajo por hacer, pero he pedido que se tomen decisiones en los próximos días".

Estas dos caras, la de apoyo a los duques de Sussex pero con muchos matices y límites aún por resolver, han dejado varias incógnitas que tanto el pueblo británico o como el resto de planeta -pues se ha convertido en un asunto internacional, histórico y mediático- se preguntan:

1. De qué van a vivir a partir de ahora

La pareja ha explicado que "el próximo capítulo" incluiría "el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa" que, según explica Forbes, podría potencialmente proporcionarle a ambos un salario. Sin embargo, recientemente se ha conocido que la exactriz pondrá voz a uno de los nuevos personajes de Disney, un proyecto cinematográfico cuyos beneficios se destinarán a la conservación y ayuda para los elefantes.

Harry tiene una fortuna estimada de 54 millones de euros, gracias a los fondos que heredó de su madre, la princesa Diana; una herencia de la Reina Madre y su antiguo salario como capitán en el ejército británico.

Meghan también ha acumulado una fortuna que asciende a más de 4,5 millones de euros, gracias a los 68.000 euros que cobrara por episodio en la serie Suits, a sus varias apariciones en películas y a sus ingresos de 102.000 euros que cobraba anualmente por escribir su blog de estilo de vida, The tig.

2. Dónde van a vivir

Tras varias especulaciones que les ubicaban en Estados Unidos, finalmente el lugar escogido para vivir en familia será Canadá -donde ambos tienen lazos, él institucionales, y ella, personales-, aunque a tiempo parcial que compaginarán con estancias en Reino Unido. 

No se conoce por el momento la vivienda exacta en la que se instalarán en Canadá, aunque resuenan varios nombres de empresarios y multimillonarios que cederían su residencias a la pareja y su hijo. Por el momento suena con fuerza la figura de Frank Giustra, un magnate del cine que posee una lujosa mansión en Vancouver y asegura que la pone a disposición del príncipe, su esposa y el pequeño Archie sin coste alguno.

La primera aparición pública de Harry y Meghan fue en Canadá hace dos años.

La primera aparición pública de Harry y Meghan fue en Canadá hace dos años.

Por otro lado, han informado que el tiempo que estén en Inglaterra se hospedarán en su casa de Frogmore Cottage, regalo de la reina Isabel II por su boda. La residencia se sometió a seis meses de trabajos de renovación que costaron 2,6 millones de euros a los fondos públicos.

3. De quién depende su seguridad

Aunque los duques de Sussex han decidido dar un paso atrás para dejar de ser miembros de la Familia Real, la seguridad que los acompañe en este nuevo camino estará sufragada por los contribuyentes británicos, según informan medios ingleses como Mirror. Esto se debe a que el Ministerio de Interior clasifica a Harry y Meghan como "personas protegidas internacionalmente".

Sin embargo, existen voces que aseguran que si ciertamente van a desligarse de la Corona e incluso habían planteado dejarse ver por ciudades como Los Ángeles, deberían llevar a cabo los mismos protocolos que siguen los famosos actores de Hollywood y pagar de su bolsillo su seguridad con miembros militares, de la Armada americana o agentes especiales.

4. Miedo a una exclusiva de Meghan en los medios

Desde que Meghan llegó a la Casa Real británica no ha dejado de tener en foco encima. Ya en su primera aparición pública, cuando tuvo que enfrentarse a la entrevista de los medios por su pedida de mano se mostró muy natural ante las cámaras.

Markle es actriz, de Los Ángeles, Hollywood. Desde hace años ha vivido rodeada del glamour de los flashes, los eventos de la jet set norteamericana y era llamada a posar en los photocalls de renombre. A la esposa de Harry no le dan miedo los medios, pero todo este tiempo los ha evitado debido a las polémicas que no han parado de perseguirla desde que puso un pie en Buckingham. Quizá crea que ha llegado el momento de hablar, de dar su versión, y más aún si ya está fuera de la sobreprotección de la Corona británica... tiempo al tiempo...

5. La ruptura entre los hermanos

"He abrazado a mi hermano toda la vida y ya no puedo hacerlo más. Somos dos entidades separadas". Con este titular amanecían este lunes medios británicos como The Times. Son unas palabras del propio príncipe Guillermo, filtradas por su entorno al citado periódico.

Según ese mismo medio, la crisis que existe entre Harry y el resto de la familia es innegable, pero su hermano "no pierde la esperanza en reconciliarse con su hermano pequeño, pues aunque ya no están "en el mismo equipo" cree que lo único que puede hacer es "un esfuerzo y apoyarles".

6. ¿Planea la sombra de Lady Di sobre la decisión?

El príncipe Harry siempre tiene muy presente a su madre, y cómo la perdió para siempre. De hecho, en un gesto insólito dentro de la Familia Real británica, el nieto pequeño de la reina Isabel II salió a defender a su esposa en una etapa en la que los medios ingleses inundaban sus portadas y páginas con constante información -negativa- de Meghan. Ya en esas primeras palabras públicas de Harry se vio el miedo que tenía por que a su mujer pudiera ocurrirle algo parecido a lo que sucedió con su madre: "Perdí a mi madre y ahora veo a mi esposa ser víctima de las mismas fuerzas poderosas".

Parece que con este "paso atrás" para alejarse de la monarquía británica, el matrimonio busca mayor privacidad y desligarse de su exposición continua a los medios, para "protegerse".

Harry y Meghan, junto a su hijo Archie.

Harry y Meghan, junto a su hijo Archie.

7. La Reina decidirá las próximas semanas, ¿por qué?

"Estos son asuntos familiares complejos de resolver y aún queda trabajo por hacer, pero he pedido que se tomen decisiones en los próximos días". Esta frase final en el comunicado de la reina Isabel II no está al azar cerrando el texto. Quiere remarcar que ella tiene la última palabra y que nada si da por finalizado si ella misma no da el visto bueno. Es una manera de dejar claro su poder ante el pueblo. Haya la polémica que ella, sea cual sea el asunto que concierne a la Casa Real británica, nada pasa por encima de ella. Sigue siendo la Reina de todos los británicos, y sobre todo en su palacio y ante los problemas de su familia.

Isabel II "respeta y comprende" el deseo de Harry y Meghan

[Más información: Isabel II apaga el primer 'incendio' de Harry y Meghan: vivirán entre Reino Unido y Canadá]