Meghan y Harry han aprovecha una especial fecha británica para mostrar un nueva foto de su bebé.

Meghan y Harry han aprovecha una especial fecha británica para mostrar un nueva foto de su bebé.

Casas Reales UNA FELICITACIÓN ESPECIAL

Harry y Meghan comparten el primer plano más esperado de su hijo Archie por una simbólica razón

Este domingo se ha celebrado el Día del Padre en Reino Unido y los duques de Sussex han compartido una bonita fotografía de su primogénito.

Noticias relacionadas

Meghan Markle (37 años) y el príncipe Harry (34) están viviendo este domingo una especial jornada. Este 16 de junio se celebra el Día del Padre en Reino Unido, el primero que han podido festejar debido a la llegada de su primogénito el pasado 6 de mayo.

"Feliz Día del Padre! Y le deseamos un especial primer Día del Padre al duque de Sussex", ha publicado desde la cuenta de Sussex Royal, el perfil oficial de Harry y Meghan en Instagram y que según los mentideros británicos está gestionado por la propia actriz.

Pero lo más importante y especial de esta felicitación es la fotografía que acompaña al mensaje: un primer plano del rostro de su hijo Archie Harrison pero que tapa con su pequeña mano derecha con la que agarra el dedo corazón de su padre, el príncipe Harry.

Ver esta publicación en Instagram

Happy Father’s Day! And wishing a very special first Father’s Day to The Duke of Sussex © SussexRoyal

Una publicación compartida de The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el 16 Jun, 2019 a las 5:01 PDT

Con este nuevo gesto los duques de Sussex han demostrado su pasión por las fotos de estilo antiguo. La primera imagen del bebé que mostraron al mundo, fue en una instantánea en familia junto a la reina Isabel II (93), Felipe de Edimburgo (98) y Doria Ragland (62), madre de Meghan, que se presentaba en blanco y negro -pero que minutos después republicaron en color- y esta segunda foto del retoño se muestra en tono sepia.

Esta es una prueba más de que Harry y Meghan estudian siempre muy bien la forma en la que van a mostrar a su pequeño. Y es que el matrimonio royal desea que su primogénito crezca en la misma normalidad que el resto de niños del mundo. Por eso, al nacer Archie decidieron que prescindiría de titulo nobiliario, para que no recibe un trato diferente a pesar de ser el séptimo sucesor al trono de la Corona británica.

Quieren criar a su hijo exento de las obligaciones que conlleva ser un príncipe. Eso sí, su título puede cambiar cuando el príncipe Carlos (70) ascienda al trono, y podría pasar a designarse príncipe Archie. De hecho, cuando se conoció la llegada al mundo del bebé se esperaba que al haber nacido varón su padre le cediese uno de los títulos subsidiarios con los que le obsequió la reina Isabel II tras su boda con Meghan, concretamente el de conde de Dumbarton, pero el niño será conocido solamente como Master Archie.

[Más información: Meghan Markle dio a luz en un lujoso hospital privado: 22.000 euros la estancia, champán y langosta]