Letizia ha querido dejar atrás lo sucedido en la misa de Pascua.

Letizia ha querido dejar atrás lo sucedido en la misa de Pascua.

Casas Reales LIMPIANDO SU IMAGEN

Los 10 intentos de Letizia para que olvidemos su pelea con la reina Sofía

Hace un mes se producía uno de los 'encontronazos' reales más polémicos que ha vivido la Casa Real. Letizia estaba en el foco y por eso se ha 'encargado' estos 30 días de hacer todo lo posible por borrarlo de la mente de los españoles.

El pasado 1 de abril Letizia (45 años) se colaba en la foto de la reina Sofía (79) con sus nietas a la salida de la catedral de Palma de Mallorca tras la misa de Pascua. Los gestos de la monarca no pasaron inadvertidos y quedó captada la tensión del momento en unas imágenes que dos días después corrieron como la pólvora por las redes sociales. Un mes después, la esposa de Felipe VI (50) quiere que España deje atrás ese episodio.

Letizia ha mostrado a lo largo de este mes su faceta más cercana y empática para que los ciudadanos olviden la polémica del vídeo y vean su imagen más amable. Para ello ha aprovechado la decena de actos públicos que tenía en la agenda. Sus gestos de cariño hacia la gente, sus sonrisas, su complicidad con el rey y algún guiño hacia la reina Sofía han sido las claves de su 'puesta en escena'.

9 de abril: trabajando con discreción

De negro y queriendo pasar inadvertida.

De negro y queriendo pasar inadvertida.

Menos de 24 horas después del calculadísimo posado familiar que pretendía escenificar la reconciliación entre la reina Sofía, Letizia y la princesa Leonor a las puertas del hospital donde se recuperaba el rey Juan Carlos, la esposa del rey cumplía su agenda de compromisos con una entrega de premios de ámbito internacional. En su rostro se percibía todavía la tensión acumulada de la semana anterior, en sus gestos y su forzada sonrisa se notaba un atisbo de nerviosismo y el atuendo escogido demostraba que prefería aún pasar lo más desapercibida posible.

La Reina Letizia asiste a un congreso de enfermedades raras

10 de abril: un matrimonio del brazo

Fue la primera aparición de los reyes juntos tras 'reconciliación real' de las reinas. Los monarcas presidieron el acto de la entrega de becas La Caixa y desde que hicieron su entrada en el centro quedó claro lo que quisieron transmitir: que una semana horribilis no iba a descomponer su relación. Para escenificar tan unión, Letizia acudió agarrada del brazo de su marido y ambos se presentaron con paso firme y una sonrisa.

Poco después de la 'reconciliación real' apareció del brazo de su marido.

Poco después de la 'reconciliación real' apareció del brazo de su marido.

11 de abril: bromeando en Andalucía

Letizia recibió el cariño de Huelva.

Letizia recibió el cariño de Huelva.

Letizia visitó Huelva vestida de rojo y con volantes en las mangas acorde al estilo flamenco y al olor a Feria de Abril que reinaba en la comunidad andaluza esos días. Su presencia se debía al Campeonato Autonómico de Formación Profesional y muchos jóvenes se acercaron a ver en persona a la reina. Entre la multitud destacó una espontánea que le pidió trabajo como bailaora. Letizia frenó sus pasos y se dirigió a ella con un toque de humor: "¿Pero que te contrate dónde?", a lo que la joven respondió: "En palacio, para bailar". La monarca río y se despidió de los ciudadanos con una amplia sonrisa.

12 de abril: ensalzando la figura de la mujer

El heredero de Arabia Saudí visitó España y compartió con los reyes un almuerzo en palacio. Mohamed Bin Salman cree en la posición de poder de las mujeres y por eso Letizia ejerció de ejemplo para ello. Quiso mostrar ante el príncipe saudí la importancia de que el sector femenino tenga voz y en ese sentido se posicionó al lado del rey en todo momento e incluso pasó por delante de ellos con paso firme al traspasar las puertas que conectaban las diferentes estancias.

En la visita de Mohamed bin Salman a palacio.

En la visita de Mohamed bin Salman a palacio.

16 de abril: el guiño a la reina Sofía

Letizia se vistió de gala para la cena en el Palacio Real que ofrecieron en honor al presidente de Portugal. Todo su estilismo fue muy comentado, ya que optó por un atrevido vestido de la diseñadora Ana Locking, famosa por vestir a actrices y artistas con muchos seguidores. Con ese sorprendente estreno en su armario quiso conseguir la aceptación de la ciudadanía más millenial, pero sin duda lo más destacado de su look fue la elección de la corona. Lució una tiara de Cartier, compuesta por diamantes y perlas, que es la preferida de la reina Sofía. De este modo, Letizia quiso volver a mandar un guiño de reconciliación a su suegra.

Hizo un guiño a la reina Sofía con su corona favorita.

Hizo un guiño a la reina Sofía con su corona favorita.

18 de abril: distanciada de los escándalos

Del mismo modo que lo del vídeo de la pelea con la reina Sofía quiere que sea agua pasada, Letizia tampoco quiere 'juntarse' con figuras que representen en estos momentos la polémica. En la 40ª edición de los Premios SM coincidió con Cristina Cifuentes y en todo momento mantuvo la distancia con ella. Tanto en el escenario como en las butacas, la reina no quiso aparecer en la foto pegada a la ya ex presidenta de la Comunidad de Madrid.

Letizia quiso mantenerse distante con Cifuentes.

Letizia quiso mantenerse distante con Cifuentes.

20 de abril: cómplice de su marido

Los reyes se dedicaron miradas cómplices.

Los reyes se dedicaron miradas cómplices.

La recepción previa a los Premios Cervantes fue la ocasión en la que Letizia quiso demostrar que su marido y ella son los perfectos anfitriones y un tándem idílico. Durante todo el acto, la reina cedió y respetó el sitio estelar del rey y ella se mostraba inseparable a su lado atenta a todas y cada una de sus miradas. La monarca parecía querer mostrar que había trabajado duro en cuestiones de protocolo para merecer ese lugar en el Palacio Real, y los gestos cómplices de su esposo supieron ser el mejor guiño de confirmación de que estaba haciendo las cosas bien.

23 de abril: la amiga de los niños

En la entrega de los Premios Cervantes en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares se pudo ver a una Letizia muy risueña y dulce, tanto como su conjunto en rosa pastel. La tuna fue testigo de su ternura cuando un niño de unos cuatro años quiso saludar a la reina y esta se deshizo en caricias y besos con él. El resto de los hombres que conformaban el grupo no pudieron evitar sonreír ante los gestos de Letizia.

Letizia se deshace en caricias con un niño.

Letizia se deshace en caricias con un niño.

25 de abril: orgullosa de 'su' rey

Felipe y Letizia se mostraron muy cómplices.

Felipe y Letizia se mostraron muy cómplices.

El primer ministro mexicano y su esposa visitaron a los reyes en Zarzuela y los monarcas les recibieron unidos de la mano. Letizia y Felipe se dedicaron sonrisas y miradas mutuas y ella lucía el misterioso anillo verde, que respondería a las siglas "Viva el rey de España". Pero no solo se mostraron atentos el uno del otro ante los flashes de las cámaras, sino que en un determinado momento, tras saludar a los invitados y volver a subir las escaleras, Letizia buscó la mano de su marido, ese instante fue captado por los medios. La imagen refleja ternura y complicidad entre el matrimonio.

26 de abril: cercana con los estudiantes

Este pasado jueves volvió a querer demostrar su empatía con los sectores más jóvenes. Además lo hizo dando visibilidad a una de las causas que más le conmueven en el quinto Congreso Educativo de Enfermedades Raras. En el acto pudo acercarse a los estudiantes adolescentes que no quisieron perder la oportunidad de conocerla y la monarca respondió dándoles la mano y escuchando sus saludos.

Letizia, muy cercana con los estudiantes.

Letizia, muy cercana con los estudiantes.