La reina Letizia, el rey Felipe y Marcelo Rebelo de Sousa.

La reina Letizia, el rey Felipe y Marcelo Rebelo de Sousa. Gtres.

Casas Reales ACTOS OFICIALES

La reina Letizia repite traje en la visita de Estado del presidente de Portugal

Los monarcas han recibido leste a lunes al presidente de Portugal, Rebelo de Sousa. 

La reina Letizia (45 años) y el rey Felipe (50) han recibido de manera oficial al presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa (69), en el Palacio Real. 

Para el acto, la reina ha repetido el outfit que ya lució en el Día de la Hispanidad de 2017. Se trata de un traje de chaqueta diseñado por Felipe Varela, con una chaqueta en gris azulado en cheviot bordado a mano en hilo, una pieza ceñida a la cintura. En cuanto a la falda, ha optado por un modelo midi y tablas adornada con bordados florales. 

El presidente junto a los reyes.

El presidente junto a los reyes. Gtres.

Por el contrario, en esta ocasión ha apostado por lucir la melena suelta (en octubre del año pasado optó por un recogido), no ha lucido broche y ha escogido unos pendientes discretos. Asimismo, ha rematado el conjunto con un clutch negro y unos tacones de piel en negro y azul. 

Por su parte, el rey Felipe ha coincidido en conjunto con el presidente de Portugal: traje de dos piezas en color negro con una corbata en tonalidad azul. 

Los monarcas y el presidente han mostrado una gran complicidad a lo largo del evento, y es que se les ha podido ver en una actitud distendida, compartiendo risas e incluso alguna broma. Lo cierto es que el rey Felipe tiene especial cariño por el país luso, territorio en el que su familia vivió durante un importante tiempo de su exilio. 

Tras este evento, Casa Real tiene previsto que Rebelo de Sousa se desplace hasta el Palacio de la Zarzuela donde tendrá lugar un encuentro con el monarca y un almuerzo en honor al mandatario. Un conjunto de actos que se rematarán con una cena en su nombre en el Palacio Real junto otras autoridades españoles. 

[Más información: Letizia se enfrenta a su primera visita de Estado tras el vídeo de la pelea de las reinas]