La Infanta Cristina en el banquillo.

La Infanta Cristina en el banquillo. Gtres

Casas Reales SU PEOR MOMENTO

Los medios lusos aseguran que la infanta Cristina padece una "grave enfermedad"

La hermana del rey Felipe VI podría estar sumida en una profunda depresión como consecuencia del proceso judicial del caso Nóos. 

Este lunes, 15 de enero, es quizás el último cumpleaños de Iñaki Urdangarin (50 años) antes de ingresar en prisión. El exduque de Palma cumple 50 años el mismo día que sale a la luz la posible enfermedad de su mujer, la infanta Cristina (52). 

La revista portuguesa VIP adelanta una información que podría revelar el porqué de los últimos comportamientos de la hija de Juan Carlos. En la publicación afirman que la hermana del rey  Felipe VI (49) está cada día peor. Hablan de una profunda depresión en la que habría caído tras el escándalo en el que ha estado sumergida durante los últimos años por el caso Nóos. 

Portada de la revista portuguesa VIP.

Portada de la revista portuguesa VIP.

Esta podría ser la razón por la que la infanta no acudió al ochenta cumpleaños de su padre el pasado 5 de enero, tal como lo asegura el medio del país vecino. El aniversario de Iñaki Urdangarín llega en el peor momento para la familia, meses antes de que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre el recurso que interpuso en su momento. Pero el horizonte se vislumbra pesimista, la Fiscalía solicita aumentar la pena de seis a diez años de cárcel.

La situación judicial ha inmerso a la familia real en constantes conflictos públicos. Desde que el caso salió a la luz, a finales de 2011, la infanta Cristina ha ido desapareciendo de la vida pública. Estuvo imputada por el mismo caso que su marido pero, al final, la absolvieron de todos los cargos por los que se le investigaba. 

[Más información: Iñaki Urdangarin cumple 50 años y comienza la cuenta atrás que puede llevarle a la cárcel]

La exduquesa y el exjugador de balonmano viven uno de los momentos de mayor incertidumbre desde que se abrió el caso. Ahora, viven en Ginebra a la espera, lejos de los focos y de sus familias. Aunque la infanta Cristina este sumida en una depresión, su hermana, la infanta Elena (52), y su madre, doña Sofía (79), siguen siendo sus grandes apoyos.