La ausencia de Meghan Markle y la tía Kate fueron algunos detalles de la boda de Pippa y James.

La ausencia de Meghan Markle y la tía Kate fueron algunos detalles de la boda de Pippa y James.

Casas Reales ENLACE CASI 'REAL'

Las anécdotas y los protagonistas de la boda de Pippa Middleton y James Matthews

A pesar de no ser de la realeza, su enlace ha estado plagado de prensa. Y mientras Meghan Markle no ha querido robar la atención a los novios, ha habido quien sí ha captado la curiosidad de las cámaras.

Ane Olabarrieta

La iglesia de San Marcos, en Englefield, amanecía rodeada de la típica bruma inglesa y de un gran despliegue de medios de comunicación y de dispositivos de seguridad. Sobre las 11 de la mañana, hora inglesa, el sol mostraba sus primeros rayos y con él llegaban también los primeros invitados al enlace. El hermano del novio, Spencer Matthews (27), saludaba a los fotógrafos desde la puerta de la iglesia, mientras esperaba la llegada de su cuñado y hermano de la novia, James Middleton (30), pues los dos eran los 'caballeros de honor' de los contrayentes.

Minutos después el tenista Roger Federer (35) caminaba de la mano con su esposa hacia la iglesia, seguido de familiares y amigos de los novios con vestimentas de lo más variopintas. Pero los falshes de los periodistas congregados comenzaron a sonar sin cesar con la llegada del príncipe Guillermo (34) y Harry de Inglaterra (32).

Sin embargo, ningún royal era el auténtico protagonista de la cita, sino la hermana de la duquesa de Cambridge, Pippa Middleton (33). La novia llegaba unos minutos antes de las 12 del mediodía en Reino Unido, en un precioso coche antiguo acompañada de su padre, Michael (67). Tras ella aparecía una Kate Middleton (35) vestida de color melocotón suave y un grupo de niños entre los que estaban sus hijos, el príncipe George (3) y la princesa Charlotte (2). 

Además, en esta ocasión se cambiaban las tornas y esta vez era Kate la que colocaba la cola del vestido de novia de su hermana a la entrada de la iglesia, un gesto que hizo famosa a Pippa hace seis años precisamente en la boda real de los duques de Cambridge. 

FANS DE LOS NOVIOS

Además de una gran presencia de la prensa -que según medios locales era de un número mayor a la de los invitados-, a las puertas de la iglesia había una notable cantidad de fans de los royal británicos. Decenas de personas se congregaron frente al templo donde Pippa Middleton y James Matthews (41) se daban el 'sí, quiero' con carteles y pancartas de apoyo a la Casa Real inglesa.

A la llegada de la novia al recinto, los gritos de los seguidores de la monarquía y de los curiosos retumbaban por el lugar. Algo que sorprendió gratamente a la protagonista vestida de blanco que no dejó de sonreír hacia la gente allí reunida y de saludar a los medios que la fotografiaban.

NI RASTRO DE MEGHAN MARKLE

A las 11:25, hora inglesa, saltaban las alarmas a la llegada de Guillermo y Harry de Inglaterra a la iglesia de San Marcos. Y es que junto al hijo menor de Lady Di no iba la actriz Meghan Markle (35). Los medios ingleses aseguraban que la americana tenía invitación tanto para la ceremonia en el templo religioso como para la posterior fiesta pese a la premisa que quería imponer la novia de "no ring, no bring", o lo que es lo mismo, que no podrían ser testigos del 'sí, quiero' aquellas parejas que no estuvieran casadas o comprometidas.

Parecía que Meghan iba a ser la excepción a esa regla, pero, finalmente, la intérprete no ha estado en la iglesia, quizá por no querer robar el protagonismo a la novia. Sin embargo, sí se la esperaba para la celebración en casa de la familia Middleton minutos después. Y es que solo un centenar de invitados eran los que cabían en el templo San Marcos, y ha sido en la fiesta posterior donde se han sumado el resto de las 300 personas.

UN 'PRINCIPITO' REBELDE

La 'tía Kate' era la encargada de cuidar de los niños durante la ceremonia religiosa -ya que después se quedarían a cargo de la nanny que no faltó al enlace-. A pesar de que en un primer momento la duquesa de Cambridge parecía tener a los pequeños bajo control, lo cierto es que con el paso del tiempo los menores comenzaron a hacer de las suyas.

Mientras las niñas, entre ellas Charlotte, se mostraban felices y emocionadas por la boda de Pippa, los chicos se distrajeron con mayor facilidad. Uno de los niños, no hizo caso a Kate cuando le mandó callar a la entrada de la iglesia y ese mismo fue el que posó con el símbolo de la 'V' para los fotógrafos e incluso se acercó hasta los periodistas. El primogénito de Guillermo de Gales, George, tampoco se quedó atrás y cuando los novios hicieron la salida de la iglesia convertidos en marido y mujer, el niño quiso pactar la atención de los medios y quitar protagonismo a los recién casados. Esa rebeldía le sirvió para llevarse una regañina de su madre Kate delante de las cámaras.

Kate Middleton dando directrices a los pequeños.

Kate Middleton dando directrices a los pequeños. GTRES

EL CUÑADO 'DESCARRIADO'

Fiestero, mujeriego, drogadicto, fanfarrón y carne de reality. Esos son algunos de los adjetivos que los medios ingleses emplean para definir al hermano del novio. Spencer Matthews es toda una celebridad en Reino Unido y es que es un hombre al que le gusta la fama a cualquier precio.

Por ese motivo, no sería de extrañar que sea el protagonista indiscutible de la fiesta posterior al enlace, ya sea por su afición a los festejos o por su irremediable atracción por las mujeres. Y es que el ya cuñado oficial de Pippa Middleton afirma que se ha acostado con mil féminas, muchas de ellas debido al programa en el que participó hace un tiempo que era parecido al formato español de Mujeres y Hombres y Viceversa. También estuvo en un programa tipo Supervivientes del que fue expulsado al tercer día por consumir esteroides. Esta 'joyita' ha sido hoy el best man -caballero de honor- del novio y seguro que no nos equivocamos al afirman que también ha sido el alma de la fiesta.

Spencer Matthews ha sido el caballero de honor de su hermano en la boda.

Spencer Matthews ha sido el caballero de honor de su hermano en la boda. GTRES

[Más información: Les presentamos al cuñado de Pippa Middleton, el hombre que se acostó con 1.000 mujeres]