Máxima junto a su hija Amalia en la nieve este mismo lunes.

Máxima junto a su hija Amalia en la nieve este mismo lunes. Gtres

Casas Reales 'TRENDING TOPIC' OFENSIVO

Polémica en Holanda: critican a la hija de los reyes por sobrepeso

Tanto las redes sociales como la prensa internacional se han hecho eco de la evolución física de Amalia de los Países Bajos, llegando incluso hasta el insulto.

Lara Fernández

El aspecto físico de los miembros de la realeza no sólo interesa en España, sino también en el seno del resto de familias reales. Prueba de ello son los últimos comentarios que se han vertido sobre la primogénita de los reyes de los Países Bajos. En plena adolescencia, Catalina Amalia (13 años) de Orange ha tenido que soportar en los últimos días todo tipo de ataques sobre su peso, y eso que la constitución de la hija de Máxima (45) ha sido prácticamente la misma desde que era bien pequeña.

Amalia, en el bautizo de Carlos de Borbón y Parma, en septiembre del año pasado.

Amalia, en el bautizo de Carlos de Borbón y Parma, en septiembre del año pasado. Gtres

Tanto la prensa extranjera como las redes sociales han sido implacables con el aspecto físico de la joven, llegando incluso a descalificar a la heredera hablando de "la princesa con sobrepeso" y convirtiéndola en Trending Topic (términos más utilizados en la red social Twitter) y provocando que más de un periodista holandés tuviera que salir en defensa de la primogénita del rey Guillermo (49).

Las últimas imágenes de la Familia Real de los Países Bajos no han ayudado. Su posado en la nieve mostraba a una Amalia que lucía la misma cazadora negra que vistió su madre durante uno de sus embarazos, lo que ha contribuido a acrecentar las críticas acerca del volumen adquirido por la adolescente, cuya belleza y constitución física son equiparables a las de su alegre progenitora.

Madre (izda) e hija (dcha) lucen la misma cazadora en momentos (y años) diferentes.

Madre (izda) e hija (dcha) lucen la misma cazadora en momentos (y años) diferentes. Gtres

No ha sido la única royal europea que ha tenido que aguantar críticas sobre su aspecto físico. Una de las princesas que peor lo pasó por esta cuestión fue Victoria de Suecia (39), tanto que su problema derivó en un trastorno alimenticio. Su obsesión con perder peso haciendo caso a´si a los comentarios ofensivos llegó al punto de rozar la anorexia.