Pablo Iglesias e Irene Montero.

Pablo Iglesias e Irene Montero. Efe

Corazón

Los 90 días de cuidados intensivos de Leo y Manuel Iglesias Montero

La noticia más esperada por Pablo Iglesias (39 años) e Irene Montero (30) se ha producido este lunes. Leo y Manuel, sus mellizos, han recibido el alta hospitalaria tras nacer el pasado 3 de julio de forma prematura, con seis meses de gestación, en el Hospital Materno Infantil del Gregorio Marañón. Una noticia que sus padres esperaban con impaciencia después de 90 días de incertidumbre. Desde este lunes, el secretario general de Podemos y la portavoz parlamentaria de la formación morada en el Congreso de los Diputados ya tienen en su nuevo hogar de Galapagar a sus pequeños.

Han sido tres meses de lucha en la que los mellizos se han aferrado a la vida. Tres meses en los que sus padres no se han separado de sus incubadoras y han repetido una y otra vez, como un mantra, "vamos hijos, vamos". "Hemos estado con nuestros pequeños cada día, pero con nosotros estuvieron nuestras familias y nuestros amigos y compañeros que no han dejado de cuidarnos en ningún momento. Sin los abrazos de nuestra tribu todo habría sido mucho más difícil", explicaron sus progenitores en una emotiva carta abierta.

Pablo Iglesias e Irene Montero.

Pablo Iglesias e Irene Montero.

Su vida y su salud también han sido el resultado de los grandes avances médicos como el método canguro, una técnica, que como adelantó JALEOS, se utiliza en el caso de los prematuros para que los niños sientan el contacto directo con sus padres. Piel con piel.

Iglesias ha vuelto a la escena política mientras que Montero, aún de baja por maternidad, sigue muy de cerca la actualidad y está totalmente activa en las redes sociales.

De vuelta a una relativa normalidad el consuelo es saber que sus hijos mañana no se acordarán del sufrimiento de estos tres meses. "Dicen que la amnesia infantil hace que olvidemos todo lo que vivimos en nuestros primeros años. Nos alegra que Leo y Manuel nunca recuerden los tubos o los electrodos que les acompañaron en la unidad de cuidados intensivos, que olviden los sonidos de los monitores que medían su ritmo cardíaco y su respiración. Nos gusta pensar que un día mirarán con extrañeza las fotos que les hicimos cuando eran tan pequeños. Pero hay cosas que les contaremos y de las que no queremos olvidarnos nunca", explicó Iglesias en sus redes sociales cuando los pequeños cumplieron dos meses de vida.

[Más información: Irene Montero enseña su rostro tras la maternidad: "Sigo de baja pero atenta"]