El aperitivo en España es uno de los momentos más deseados por muchas personas ya que se asocia a tomar una bebida tipo cerveza, vino o refresco junto con alguna tapa, como puede ser un delicioso queso de cabra frito.

Son muchas las recetas con queso de cabra que puedes elaborar, y lo puedes acompañar con diferentes ingredientes. Si quieres preparar un estupendo aperitivo, sencillo, económico y de calidad, el queso de cabra frito con miel o mermelada es una alternativa ideal. ¡Toma nota!

Receta queso de cabra frito

El sabor del queso de cabra frito con miel o mermelada es tan delicioso que no dejará indiferente a nadie. Además, es muy rápido y fácil de elaborar si dispones de algo de tiempo y los ingredientes necesarios.

Para descubrir cómo elaborar recetas con queso de cabra frito, no te pierdas el siguiente artículo. Te ofrecemos con detalle todos los pasos para su elaboración, así como los beneficios nutricionales que aporta esta tapa.

Por último, antes de comenzar debes saber que puedes preparar esta receta de queso de cabra frito con un queso fresco de cabra normal o con los rulos de queso de cabra tan característicos y unos cuantos ingredientes más.

Duración: 30 minutos
Dificultad: baja

Ingredientes para 4 comensales:

  • 500 g de queso de cabra
  • 2 huevos
  • 100 g de harina de trigo
  • 50 g de pan rallado
  • Miel, mermelada de fresa, melocotón u otra que te guste
  • Aceite de oliva
  • 30 g de nueces picadas
  • 50 g de uvas pasas

Beneficios del queso de cabra frito:

Antes de ponernos a explicar cómo hacer queso de cabra frito sin que se desmigue y de ofrecerte unos secretos más sobre las recetas con queso de cabra, consideramos importante que conozcas los beneficios que nos aporta este queso.

A grandes rasgos, el queso de cabra es un alimento extraordinario no solo por su sabor, sino por el gran aporte nutricional que supone para el organismo. El único inconveniente es que se trata de un lácteo, por lo que estará contraindicado para los intolerantes o alérgicos a estos alimentos.

No obstante, cuando elabores recetas con queso de cabra estarás aportando a tu organismo calcio, vitaminas A, D y K, proteínas, hierro, sodio, fósforo y potasio. Además, contiene unos índices bajos de grasas y colesterol.

Lo menos saludable de esta receta es el frito, pues como todos sabemos los alimentos fritos son poco saludables. Sin embargo, puedes freírlo con aceite de oliva que es el más sano, con el fuego medio y sin quemarlo en exceso.

Ahora sí, una vez expuestas las propiedades de este alimento y unos importantes consejos, pasamos a explicarte paso a paso cómo elaborar queso de cabra frito con miel o mermelada. Además, podrás incorporarlo a otras recetas con queso de cabra como ensaladas. ¡Vamos allá!

Cómo elaborar queso de cabra frito

  1. Para empezar, coge el rulo de cabra u otra variedad de queso de cabra que tengas reservado en la nevera, pues tendrá que estar frío. A continuación, retira su envoltorio con cuidado para romper el queso lo menos posible.

  2. Una vez tengas el queso libre del envoltorio, córtalo en rodajas de un grosor aproximado de dos centímetros y colócalas en un plato.

  3. Aparte, dispón la harina de trigo, los huevos y el pan rallado en diferentes platos para disponer de ellos de forma cómoda.

  4. A continuación, pon aceite de oliva en la sartén donde vayas a cocinar el queso de cabra frito y enciende el fuego a potencia media. Mientras, ve pasando cada rodaja de queso por cada uno de los platos en los que has preparado la harina, los huevos y el pan rallado en este orden. Cuando el aceite esté caliente, ve poniendo el queso para asegurarte de que no se desmigaja.

  5. Mantén el fuego a potencia media y dale la vuelta al queso cuando compruebes que la base de la rodaja está tostada. Retíralo de la sartén una vez que esté tostado por ambos lados, pues si te descuidas y lo dejas que se cocine más tiempo del recomendado, el queso se fundirá y puede llegar a quemarse.

  6. Colócalo sobre un plato con papel absorbente para eliminar el aceite sobrante y ya tienes el queso de cabra frito para utilizarlo a tu gusto. Ahora es el momento de preparar el acompañamiento en caso de que vayas a consumirlo como tapa en lugar de añadirlo a otras recetas con queso de cabra.

  7. Para ello, pon mermelada de albaricoque, fresa o tu sabor preferido en un bol en pequeñas cantidades y añade un poco de agua. Mezcla muy bien, pica unas nueces y unas uvas pasas y añádelas a la mermelada. Otra opción si no eres muy amante de la mermelada es preparar el queso de cabra frito con miel, también está delicioso y te podrás beneficiar al mismo tiempo de todas las bondades de este súper alimento.

  8. Tanto si utilizas mermelada como si optas por la miel para acompañar el queso de cabra frito, para conseguir una textura perfecta puedes calentarla ligeramente antes de servirla. Mezcla muy bien todos los ingredientes hasta que queden integrados, así no estará tan espesa la miel o la mermelada, según lo que utilices.

  9. Por último, sirve la mermelada o miel por encima de las rodajas de queso de cabra frito y estará listo para degustar junto a tus comensales. Y recuerda, también puedes utilizarlo en un sinfín de recetas con queso de cabra. ¡Buen apetito!

También te puede interesar...